viernes, 21 de septiembre de 2018

LA MALETA DE ANA de Celia Santos

Resultado de imagen de la maleta de ana

Editorial: Ediciones B.

Fecha publicación: junio, 2018.

Precio: 20,90 €
Género:  Narrativa.
Nº Páginas: 344 
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta.
ISBN: 9788466663052
[Disponible en eBook;
puedes empezar a leer aquí]


Autora


Celia Santos (Bergara, 1972) reside en Barcelona. Durante siete años dirigió la sección de recomendaciones literarias en Tele Taxi TV, así como la web literaria Más que palabras. Tras cursar estudios de narrativa en el Ateneo de Barcelona, ha escrito numerosos relatos y cuentos, en su mayoría dirigidos a un público infantil y juvenil. La maleta de Ana es su primera novela para adultos.


Sinopsis



En los años sesenta y setenta cientos de miles de mujeres españolas emigraron a Alemania para trabajar. Eran heroínas anónimas que se enfrentaban a un mundo nuevo y a menudo hostil solo para ayudar a sus familias. Esta extraordinaria novela es la historia de una de ellas, pero podría ser la de todas.


Es el relato duro pero emocionante de Ana, desde que sale de su pueblo de Ávila con una pequeña maleta de cartón para trabajar en una gran fábrica de Colonia. Es la historia de su juventud, sus dificultades, su complicidad con las otras obreras y su lucha contra las desigualdades sociales, pero también es el relato de su gran historia de amor.

Celia Santos vuelve la vista atrás hacia un episodio clave de nuestro pasado reciente, apenas tratado en literatura, que conectará con la historia familiar y emocional de muchos lectores.


[Información tomada directamente del ejemplar]


Como bien dice la sinopsis, en los años sesenta y setenta España vivió un éxodo masivo. Fueron muchos los jóvenes españoles, hombres y mujeres, que abandonaron sus pueblos y sus ciudades en busca de un futuro mejor. En realidad es lo mismo que estamos viviendo hoy, aunque no a tan gran escala y con el agravante de que, si entonces eran jóvenes que se habían dedicado a la agricultura y la ganadería en su pueblo, simples peones de ciudad o chicas que nunca habían salido del regazo de su madre, hoy hablamos de ingenieros, médicos, enfermeros o científicos. Todos ellos optan un día por hacer la maleta y dejar un país en el que no encuentran un puesto de trabajo y no se les valora. Lo que se ha venido llamando fuga de cerebros. Eso, en cuanto a la emigración. Lo de la inmigración a través del Estrecho y las pateras  lo dejamos para otro día por ser tema para un largo debate.

Y sí, de la emigración trata La maleta de Ana, una novela que se construye a dos aguas y con la que la autora Celia Santos debuta en el panorama literario para adultos. Tendremos dos historias, una en el pasado y otra en el presente, que se irán desarrollando de forma paralela en capítulos semi-alternos, con un nexo en común que las mantendrá unidas hasta el final.

El hilo argumental del pasado se inicia en 1962, con una partida llena de tristeza. La joven Ana, hija de una familia humilde con escasos recursos decide marcharse a Alemania dejando atrás todo lo que ha sido su vida, su familia y su pueblo, Villamora de la Sierra en Ávila. El futuro que le espera es totalmente incierto. La joven jamás ha emprendido ningún viaje, y mucho menos de esas características, pero no le queda más remedio. Es la hija mayor y tiene que ayudar a sus padres en la manutención de toda la familia, pues hay muchas bocas que alimentar y muchos agujeros que tapar. El dinero que Ana mande desde Alemania servirá para que Paquita, de ocho años de edad y con la que Ana mantiene una relación muy especial, y los mellizos, César y David, tengan una vida mejor. 

En la estación de trenes conocerá a Maricarmen, una joven gaditana que también parte a Alemania. Se convertirán en uña y carne pues la distancia y la melancolía acrecienta la camaradería y en los momentos de mayor debilidad se apoyarán la una en la otra. En Alemania, concretamente en Colonia, les espera la AkSchulz, una gran empresa de automoción dirigida por Otto Schulz. Allí Ana no solo trabajará como peón, en una cadena de montaje, sino que, poco a poco, se convertirá en un personaje clave dentro del engranaje de la fábrica, demostrando su lado más reivindicativo y guerrero. Y unido a todo ello, vivirá una gran historia de amor. 

Estamos ante un hilo argumental que nos va a desvelar los entresijos de la emigración a lo largo del cual irán desfilando un importante elenco de personajes como Rainer Schulz, hijo del dueño de la fábrica, Hanno, Pere y Sofía, encargados de los trabajadores, el padre Calleja que ayudará a sus compatriotas en los momentos más complicados, la italiana Lucia y su hermano Peppino, buenos amigos de Ana y Maricarmen, así como Pilar, otra española más en busca de nuevas oportunidades y Klaus Lerman, cuñado de Rainer. Ambos -Pilar y Klaus- serán determinantes en el desarrollo de la historia. 

Y en el presente de la novela conoceremos a Cora, una joven quisquillosa que llega a Calarossa del Port, un pueblo de la Costa Brava. En una noche tormentosa y oscura, parece que la joven conduce de forma temeraria y antes de tener un accidente su coche se para junto a un acantilado. Parece nerviosa, inquieta y aturdida. Algo la ha alterado tanto que ha decidido huir de Barcelona sin pensarlo mucho. Junto al acantilado se alza el hostal La Tarongeta. Viendo la inestabilidad de la noche, decide entrar en el hostal, tomar una habitación y pernoctar en el establecimiento. Allí conocerá a Lorenzo, el dueño de la hostería y a Ana, una mujer mayor, con muy malos modos, a la que apodan 'la Alemana'. 

Si habéis leído lo anterior habréis establecido el vínculo entre un hilo argumental y otro sin ningún tipo de problemas. Efectivamente, la Ana del pasado es la misma que la del presente. La cuestión es saber cómo aquella joven abulense, a la que dejamos en las primeras páginas haciendo la maleta para marcharse a Alemania ha acabado en la Costa Brava en su edad anciana. Ese recorrido vital, Ávila-Colonia-Calarossa del Port-, constituye el argumento de la novela que Ana narrará a Cora, una historia que también servirá para transformar a esta última en otra persona, en alguien mucho más humano.

El argumento de la novela es el vehículo para hacer un retrato de la España de la época. Los años sesenta se caracterizaron por la miseria y el hambre que asolaba el país lo que provocó un auge de la emigración con la finalidad de buscar un futuro más próspero. Lo mismo os reís pero juro que, en algunos pasajes de la novela, no he podido dejar de pensar en una película española, de esas que se denominan peyorativamente 'casposas' pero que hace un soberbio retrato de la emigración. Me refiero a '¡Vente a Alemania, Pepe!' dirigida por Pedro Lazaga e interpretada por Alfredo Landa, José Sacristán, Tina Sainz, Antonio Ferrandis, Gemma Cuervo, Fernando Guillén y Manuel Summers. Más allá de la vis cómica que tiene este largometraje, la cinta pretende destacar el mensaje de melancolía y tristeza que invadía a los españoles fuera de su entorno. Los inmigrantes se vieron obligados a abandonar su vida, todo lo que habían conocido hasta entonces para ayudar a los que dejaban atrás. Se convirtieron en mano de obra barata y con el fin de enviar el máximo de dinero posible, aceptaban varios trabajos y de todo tipo, sin cabida para el descanso ni mucho menos para las vacaciones. 

En el caso de La maleta de Ana, la autora retrata esa vida a la que se vieron abogados muchos jóvenes que metieron sus cuatro cosas en una maleta de cartón. En este sentido, la novela nos ayuda a entender cómo se producían esas peregrinaciones, que pasos tenían que seguir hasta llegar a su destino, los reconocimientos médicos a los que eran sometidos, la fase de clasificación por las que tenían que pasar al llegar a destino, como si fueran animales. Pero la novela no solo examina  la emigración desde el punto de vista del emigrante sino que la cuestión también estará enfocada desde el punto de vista del empresario, del alemán que veía llegar trenes y trenes cargados de caras asustadas. ¿Qué sentían al verlos llegar en manadas? ¿Sentían compasión o, por el contrario, los veían como simples objetos de producción? Por eso, creo que de los dos hilos temporales el más importante es el que transcurre en el pasado. La historia de Cora no es más que un instrumento, un vehículo que nos permite retornar a los años sesenta y conocer cómo transcurrió la vida de Ana como obrera en una fábrica alemana. Es esta parte la que más me ha gustado, si bien, los hechos del presente están más vinculados una introspección por parte de Cora.

Centrándonos en los personajes, y por nombrar a algunos, reconozco que Cora me cayó muy mal al principio. Es una joven snob, orgullosa y vanidosa, que no tiene ni idea de lo que cuestan las cosas en la vida pues parece que todo le ha venido siempre rodado. No está acostumbrada a tratar con cierto tipo de personas y tiende a mirar a los demás por encima del hombro pero es un personaje que evoluciona muchísimo y creo que esa era precisamente la intención de la autora. Gracias a la historia de Ana, Cora entenderá el valor de la verdadera amistad, será más consciente de la realidad en la que vive, y sabrá apreciar lo realmente importante.

Pero Ana también evolucionará por su parte, aunque lo hará más obligada por las circunstancias que otra cosa. Cuando llega a Alemania no es más que una muchachita de pueblo, asustada y temerosa pero es inteligente y enseguida se adapta a la nueva situación. En Colonia sacará su lado más fuerte, su carácter más latino y hará uso de los buenos principios que le enseñaron sus padres. Poco a poco, la joven irá ganando confianza y seguridad en sí  misma. Le tocará vivir un episodio muy triste que sacará su parte más luchadora y terminará por ocupar, como comenté antes, un papel importante dentro de todo el engranaje laboral. 

Escrita en tercera persona, La maleta de Ana cuenta con una estructura clara. Un primer capítulo nos conducirá al pasado, con esa maleta que la protagonista está preparando para marcharse a Alemania. Será una escena que bien podemos imaginar en blanco y negro y que dará paso posteriormente a unos capítulos protagonizados por Cora hasta el momento en el que entabla conversación con 'la Alemana'. Será entonces cuando la vida de Ana en Alemania y las emociones de Cora en el presente se simultaneen en capítulos que se van alternando sin un patrón fijo. 

La maleta de Ana se lee con mucha rapidez. No solo cuenta con un argumento interesante, que aborda un total de trece años, sino que además la narración es muy fluida gracias a la abundancia del diálogo.

Estamos ante una novela que nos habla de la lucha y el sacrificio, de la supervivencia y la distancia, del dolor, la envidia y la venganza pero también del amor. Un precioso homenaje a todas esas mujeres que dejaron atrás sus familias y seres queridos para emprender una nueva vida. Por todo esto, La maleta de Ana me ha parecido una lectura entretenida sin más pretensión que hablarnos de la vida de los emigrantes y con un desenlace que encierra una sorpresa final.

Muchos de nosotros tendremos a algún emigrante en la familia o habremos oído hablar de alguien que lo dejó todo para iniciar una nueva vida en el extranjero, y creo que esa conexión con el argumento es un buen aliciente para adentrarnos en esta lectura. Pero no quiero acabar la reseña sin mencionar un documental al que Celia Santos hace referencia en la Nota de la autora. El tren de la memoria es un reportaje de TVE en el que se analiza el fenómeno de la emigración española en la década de los sesenta con testimonios reales y vivencias que recuerdan e inspiraron a algunos personajes de esta novela.












 

[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:


miércoles, 19 de septiembre de 2018

BAJO LA PIEL DE LOBO (DRAMA - 2017)

Año: 2017

Nacionalidad: Española.

Dirección: Samu Fuentes.

Reparto: Mario Casas, Irene Escobar, Ruth Díaz, Quimet Pla, Josean Bengoetxea, Kandido Uranga.

Género: Drama. 

Sinopsis: Martinón es un trampero solitario, el último habitante de un remoto pueblo en las montañas. Su único contacto con otros seres humanos se produce en primavera, cuando desciende al valle para comerciar con las pieles de los animales que atrapa. Sin embargo, con la llegada de una mujer a su vida, empezará a experimentar nuevos sentimientos. Este singular encuentro le obligará a elegir entre descubrir su vulnerabilidad o abandonarse a su lado más salvaje.

[Fuente: Filmaffinity]


En algunos lugares recónditos de España aún quedan pueblos en estado de semi-abandono, poblaciones en las que, sus últimos habitantes se resisten a abandonar su casa, a pesar de que la altitud de sus viviendas hace casi imposible la vida en ellas. Esto es lo que le ocurre al protagonista de esta película, un joven trampero que vive en un pueblo en las cumbres de una montaña, donde pasa los duros inviernos totalmente aislado por las nevadas, cazando lobos a los que les quita la piel para luego venderlas curtidas en el valle al llegar la primavera. Su vida es extremadamente solitaria, sin más compañía que un pequeño rebaño de cabras y las viejas cruces del cementerio, testigos de otros tiempos. Desde el amanecer al anochecer, invertirá sus horas en cazar, cortar leña y curtir las pieles. Así un día tras otro.

El trampero es un individuo que se basta a sí mismo. La montaña y el entorno lo han obligado a aprender rápido y su instinto de supervivencia está al límite pero es un hombre, con unas necesidades y unos deseos que libera cada vez que baja al pueblo en época de deshielos. Allí dará rienda suelta a su naturaleza con la hija del molinero, una joven a la que, tras pensarlo mucho, decide 'comprar' a su padre, por un puñado de monedas y algunas pieles. La vida de la pareja en la montaña se verá alterada por un acontecimiento que dará pie a otro, culminando este último con un toque de thriller. 

Bajo la piel de lobo cuenta con un guion simple. Sencillamente narra la vida de un hombre solitario, poco social, que pretende normalizar su vida con la compañía de una mujer. El argumento nos hablará de la soledad, de los rigores del clima de alta montaña y de la relación entre un hombre y una mujer en un entorno hostil y austero. Trabajan, comen y copulan, sin intercambiar prácticamente palabra, apenas un par de frases mezcladas con miradas huidizas. Es una historia en la que no ocurre gran cosa pero tampoco me ha parecido aburrida. Eso sí, el largometraje es de ritmo lento y pausado. Creo que la historia lo requiere y tan solo en contadas ocasiones se verá alterada por algún acontecimiento. En cualquier caso, considero que hay algún detalle del guion poco coherente y hubiera sido más acertado compactar más la historia, omitiendo escenas que aportan poco, así como una subtrama inicial cuya eliminación no afectaría al desarrollo posterior. 

En cuanto a las interpretaciones, en esta ocasión Mario Casas me ha convencido en el papel de trampero, como hombre rudo, zafio y primitivo si bien es cierto que, en algún momento le ha sobrado algún gruñido y/o resoplidoEl actor gallego nunca ha sido de mi predilección. Más de una vez me he quejado de su incapacidad para vocalizar, haciendo casi imposible comprender en toda su extensión sus textos. Sin embargo, dado la soledad en la que el protagonista vive, el guion carece prácticamente de diálogo, una cuestión que, en esta película, favorece enormemente al actor. Con ello logramos fijar nuestra atención en el lenguaje gestual, en sus expresiones y en sus sonidos guturales para afirmar o negar. Por otra parte está muy bien caracterizado con unas profusas barbas que acompañan a su mirada oscura. 

Como compañera de reparto, tendremos en primer lugar a Ruth Díaz pero quisiera centrarme en Irene Escobar en el papel de la joven esposa, cuya delicadeza parece contraponerse con la rudeza del trampero y con la dureza del entorno al que se traslada, una vez que su padre mercadee con ella. La joven, que probablemente haya soñado con una boda por amor y un marido que la quiera, se ve de un día para otro en la cima de una montaña siendo sometida día sí y día no por un individuo mugriento y falto de cualquier tipo de delicadeza. La interpretación de Escobar se limita a alguna mirada de perplejidad y sumisión y poco más. No es precisamente un papel para lucirse, así que no me ha dicho mucho.

El escenario de la película bien podría ubicarse en la Cordillera Cantábrica o en los Pirineos. De hecho las localizaciones se sitúan en Asturias y Huesca pero nunca se mencionará en qué punto exacto estamos. Tampoco tiene mayor importancia. Y es precisamente, esos paisajes nevados, esas montañas sembradas de abetos verdes lo que cautiva de la película. Y a los escenarios se une la fotografía y la música, dos de los puntos fuertes del largometraje. La luz de los paisajes nevados, los rayos de un sol tímido que se cuela entre los turbios vidrios de una ventana, la grandiosidad de la naturaleza... Todo ello muy bien acompañado por una banda sonora interpretada por la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias, con unos temas de corte clásico que realzan el dramatismo de algunas escenas y la fastuosidad del entorno. Es como si los violines, el violonchelo, el contrabajo... entablaran un conversación sobre la comunión del hombre con la naturaleza, la esencia de la vida y el estado primitivo del ser humano.

Pero, sin duda, habría que hablar también de la dirección. Me han gustado las perspectivas, la focalización de la cámara o el alejamiento de la misma en diversas escenas para abrir el plano.

En definitiva, Bajo la piel de lobo es una apuesta interesante que requiere algún pulido, con un guion que yo acortaría y le introduciría algún acontecimiento más pero que tiene la intención de hurgar en el interior del hombre y enfrentarlo a la naturaleza, con una preciosa fotografía y una emocionante banda sonora.




Tráiler:

                                 Puedes adquirirla aquí:






lunes, 17 de septiembre de 2018

EL QUE SUSURRA de Malenka Ramos


Resultado de imagen de el que susurra
Editorial: Ediciones B.
Fecha publicación: junio, 2018.
Precio: 19,90 €
Género: Thriller.
Nº Páginas: 512
Encuadernación: Tapa blanda con solapa.
ISBN: 9788466663885
[Disponible en eBook;
puedes empezar a leer aquí



Autora

Malenka Ramos nació en 1978 en Asturias y se enamoró de la literatura el mismo día que comenzó a leer La Iliada en la biblioteca de su padre. Escritora en foros de relatos y cuentos, su trilogía erótico-romántica Venganza suma más de un millón de lectores en la red.

Sin embargo, su verdadera pasión son los thriller, cuyos personajes combinan la ferocidad del ser humano con la humanidad que es capaz de enamorar a un lector exigente. Su primera novela de intriga, Lo que habita dentro (Ediciones B, 2017), obtuvo una calurosa acogida entre los lectores. 

Sinopsis

Penny murió a las tres de la mañana. En ese momento, el viejo reloj del pasillo se paró en casa de las hermanas Morelli, la noche se volvió más oscura y la señora Owens oyó que alguien llamaba a la puerta.

A la misma hora, el sheriff observaba con atención el viejo aserradero de Bridal Veil. Había visto una pequeña luz en uno de los cristales rotos, pero no estaba seguro. Aquella noche no era capaz de conciliar el sueño.

Y no muy lejos de allí, en una cabaña recién alquilada, el escritor Jim Allen dormía plácidamente, como casi todos los demás. Por eso no vio la figura alargada y oscura que pasó muy cerca de su ventana.

Algo había cambiado esa noche en el pueblo de Point Spirit. Algo que iba a perturbar sus vidas aunque ellos aún no lo sabían.

Sí. Penny había muerto. Justo a las tres de la mañana.
Cuando todo comenzó.


[Información tomada directamente del ejemplar]


No cabe duda que la cubierta y sobre todo la sinopsis de El que susurra, segunda novela de Malenka Ramos, tienta a cualquier lector que guste del género oscuro. Fueron estos dos elementos los que me incitaron a leer esta novela, una historia que mezcla el género de terror, con el suspense y unas gotas de romanticismo, una combinación en la que predomina lo sobrenatural.

La novela se inicia de forma inquietante y con bastante acierto. Tal y como se menciona en la sinopsis, el reloj en casa de las hermanas Morelli se detiene una noche a las tres de la madrugada, justo en el momento en el que la joven Penny expira su último aliento tras un mes de fiebres, delirios y pesadillas provocados por una leucemia. La madre de la pequeña, Mary Anne es viuda. Su marido Víctor era piloto de acrobacias y murió cuando la pequeña tan solo tenía dos meses. Desde entonces ha vivido con sus dos hijas, Elisabeth y Penny, y arropada por sus dos hermanas, Carlota y Amelia. Todas ellas sucumben de pena tras la muerte de la niña.

Lo que inicialmente debe ser un momento de máxima tristeza se torna en una situación delirante cuando Mary Anne hace referencia a una tercera persona, un ser desconocido que, al parecer, era conocedor del terrible futuro que le esperaba a Penny.


Estas frases conseguirán que el lector se pregunte con suma intriga a quién se refiere la madre y qué implicación puede tener esa persona en el fallecimiento de la niña. Si a estas imprecaciones se le añade que el capítulo primero termina con una frase llena de suspense, el lector solo sentirá profundas ganas de adentrarse en la historia que le espera.

Los sucesos que se narran en El que susurra se ubican en el pequeño pueblo de Point Spirit, una localidad donde todos los vecinos se conocen. Aparte de las hermanas Morelly, la vecindad la conforma Catherine Woods, de setenta y dos años y echadora de cartas; su amiga Lorraine, que la ayuda con las tareas administrativas de la consulta; los Coleman -Paul y Lorna-, junto a su hijo Danny; Paul Jones, un viejo maderero al que le remuerde la conciencia. A su vez, las labores policiales recaen a cargo del sheriff Lark, su ayudante Tommy Norton y la administrativa Elena. Si alguien cae enfermo, será el médico Alan Frost el encargado de curar a sus pacientes. Y las cuestiones espirituales corresponden al reverendo Robert Marcuso.

Y a esta  comunidad, aparentemente pacífica, llega Jim Allen, un escritor de cuentos infantiles que ha obtenido bastante éxito con la saga Catrina. Jim pretende aislarse del mundo para escribir su primer libro para adultos y elige Point Spirit para tal fin. Sin embargo, no sospecha que su aislado retiro se verá perturbado por extraños acontecimientos que lo colocarán en el ojo del  huracán. 

Todos estos personajes se verán sometidos a situaciones complicadas, experiencias perturbadoras que los arrancarán de su tranquila existencia. Catherine despertará una noche sobresaltada, sintiendo que una presencia la observa en la oscuridad de su habitación. Tommy vivirá con horror una persecución sin tregua. Por su parte, las Morelli aseguran haber visto en su casa familiar, la figura de un hombre alto y delgado, vistiendo un largo abrigo negro y portando un sombrero del mismo color. Alan Foster sentirá cómo sus deseos más íntimos se vuelven incontrolables y en la misma tesitura estarán Robert y Jim. Pero, la nube de misterio que cubre Point Spirit conducirá a algunos de sus vecinos a situaciones mucho más peliagudas. Suicidios, asesinatos y muertes aparentemente accidentales sacudirán a la pequeña localidad dejando a sus habitantes un tanto huérfanos y sumidos en un profundo horror. Con el agravante de que, en los escenarios de los hechos luctuosos aparecerá un mensaje, un 'Hola' en los lugares más insospechados. Incluso el clima parece estar advirtiendo a los habitantes de lo siniestro que todo resulta en el pueblo. 

El que susurra es una novela de venganzas que proceden del más allá y de un pasado no muy remoto, que tiene como centro neurológico el aserradero de Bridal Veil, un lugar al que actualmente acuden los jóvenes de la comarca para fumar y emborracharse pero que antaño fue origen de una desgracia familiar, una tragedia que arruinó la vida de toda una estirpe. La clave estará en una vieja fotografía, en una carta datada en 1923, donde se desvela parte del misterio y en la religión vuduista. Así, la misión de las hermanas Morelli, de Jim, de Robert y de Alan, con la ayuda de la policía y algunos vecinos, es desentrañar lo que está ocurriendo en el pueblo, conocer el motivo que ha originado todo ese aluvión de desdichas y restaurar el orden. Y cuando parece que todo ha vuelto a su ser, nos espera alguna que otra sorpresa en el desenlace, un final que parece dejar una puerta abierta.

Con un argumento de este tipo, es fácil pensar que El que susurra es una novela más apropiada para leer en pleno otoño-invierno, cuando el frío se apodera de nuestro espacio y los días son cortos, grises y lluviosos. Efectivamente creo que funciona mucho mejor en esa época del año por aquello de crear una atmósfera acorde con la narración. Estamos ante una historia que aúna a sus personajes, movidos por el terror y el miedo que los invade ante una serie de acontecimientos de difícil explicación. Dicen que la unión hace la fuerza pero el roce también hace el cariño y fruto de esta comunión saldrán a la luz los sentimientos más íntimos de cada uno de los personajes. Entre ellos se irán forjando relaciones, que irán saliendo a la luz, después de que, cada uno de ellos, por unos motivos u otros, lleven años refrenando sus emociones. De ahí que, en los inicios de esta reseña, haya comentado que esta novela tiene cierto toque romántico, una dosis de romanticismo que tiene sentido en el contexto de la historia pero que a mí, personalmente, siempre me suele sobrar en este género.

El que susurra cuenta con un buen sustento narrativo que, en ocasiones te incita a recordar distintas películas de terror. Algunos sucesos me hacían rememorar algunas escenas de La habitación del niño, o resulta inevitable pensar en el reverendo Kane de Poltergeist, o la propia It de Stephen King. De hecho, me he pasado toda la lectura intentando recordar otra película, un largometraje en el que también se narraba una venganza de este tipo sin poder precisar el título. Sin embargo, estas similitudes no le han restado frescura al argumento, no ha sido un handicap para disfrutar de la lectura, aunque bien es cierto que a mí la historia no me ha producido ningún tipo de pavor.

En cualquier caso, la novela cuenta con buena ambientación. El dibujo de Point Spirit, con sus calles, sus diversos establecimientos, su supuesta vida tranquila y sosegada está muy bien perfilado. Es muy fácil imaginarse dentro de esta localidad, cuya paz se ve de repente perturbada por la sucesión de una serie de hechos paranormales. En este sentido, la novela es muy gráfica, muy cinematográfica, hasta el punto de llegar a imaginarte con total nitidez ciertas escenas en tu mente.



Escrita en tercera persona y estructurada en tres bloques, El que susurra cuenta con un total de cincuenta y seis capítulos de corta-media extensión, en los que la narración y el diálogo están equilibrados. No obstante, sobre estos últimos he de confesar que algunas interactuaciones entre personajes, concretamente entre la parte sobrenatural y la parte 'natural' me han parecido que chirriaban un tanto. Hay ciertos diálogos que, a mi juicio, no tienen credibilidad si los analizas desde el punto de vista del contexto, pero esta apreciación es muy personal, por supuesto. Por lo demás, la autora hace uso de una prosa sencilla y descriptiva en lo justo.

En definitiva, El que susurra ha sido una lectura entretenida que si bien me ha recordado a algunas películas no es algo que me haya repercutido. Misterio, suspense, intriga, elementos sobrenaturales y romanticismo son los pilares de esta nueva novela de Malenka Ramos, cuyo argumento hurga en nuestras peores pesadillas y en nuestros pecados del pasado. 



 

[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:


domingo, 16 de septiembre de 2018

AGOSTO... ¡DE UN VISTAZO! (#08/2018)

Antes de avance más el mes de septiembre vengo a contaros cómo me fue durante el mes de agosto, un mes mucho más productivo que en años anteriores pues en esta ocasión las vacaciones han sido única y exclusivamente playeras con lo que he podido leer más de lo que esperaba. Y bien que lo he disfrutado. Os cuento.

[Para conocer la sinopsis de los libros expuestos 
solo tienes que clicar en cada título o en los enlaces a las reseñas]

Los recibidos

A pesar de ser un mes en el que las editoriales dan prácticamente el cerrojazo, a casa han seguido llegando publicaciones aunque en menor medida.

Por sorpresa y de Ediciones Carena me llegó Identidad de José Acevedo. Le echaré un ojo en cuanto pueda.



La línea editorial de Erein me llama mucho la atención. Muchos de sus títulos me resultan muy interesante así que, cuando me llegó Corazones negros de Noelia Lorenzo Pino me alegré mucho. Espero poder leerla muy pronto.




Y el mes acabó con un regalo precioso de manos de dos chicas maravillosas. Junto con Muerte de una heroína roja de Qiu Xiaolong, en una versión mini de Tusquets, venía un título que me servirá para el reto Autores de la A a la Z, una novela de esas con la que nos hacen los ojos chiribitas, Tras la máscara de Louisa May Alcott (Editorial D'Època). Creo que esta última me la leeré mucho antes que la otra.






Los ganados

Este mes me lo he tomado de asueto en cuestión de sorteos. 

viernes, 14 de septiembre de 2018

VIENTOS DE TRAICIÓN de Christine Mangan

Resultado de imagen de vientos de traición

Editorial: Planeta.


Fecha publicación: abril, 2018.
Precio: 19,90 €
Género: Thriller.
Nº Páginas: 360 
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta.
ISBN: 978-84-08-18341-9
[Disponible en eBook; 

puedes empezar a leer aquí]


Autora

Christine Mangan es doctora en Filología por el University College de Dublín y graduada en escritura creativa por la prestigiosa University of Southern Maine. Su tesis doctoral giraba en torno a la literatura gótica del siglo XVIII.

Vientos de traición, su primera novela, se ha convertido en uno de los fenómenos editoriales del año y está a punto de ser publicada en más de 25 países. George Clooney producirá su adaptación al cine con Scarlett Johansson en el papel protagonista.


Sinopsis

En el bullicioso Tánger de los años cincuenta, solo la muerte puede acabar con una poderosa amistad.

Alice Shipley y Lucy Mason eran inseparables: aunque con pasados totalmente opuestos, sus días en la universidad tuvieron lugar entre risas, aventuras y libros. Hasta que algo sucede que las aleja para siempre. Alice pronto se casa y, en un arrebato de amor, se traslada a vivir a la agitada Tánger de 1956, en un Marruecos que se acerca peligrosamente a su fin colonial y bulle repleto de conspiraciones. 

Sin embargo, la ciudad blanca no es lo que Alice esperaba. Con John, su marido, siempre ausente, ni el exotismo de sus calles ni la fragancia de sus aromas logran despertar su interés. Pero un buen día Lucy llamará a su puerta; su aparición será un maravilloso soplo de aire fresco y juntas descubrirán un Tánger muy diferente, más misterioso, mucho más peligroso.

Cuando el pasado vuelve a acecharlas y la sombra de un asesinato se cierne sobre sus vidas, Alice y Lucy se darán cuenta de que sus días felices en Tánger se han acabado para siempre.

[Información tomada directamente del ejemplar]

Así suena Vientos de traición:

[Lectura de las páginas 17,18 y 19;
música: sonido ambiental Zoco árabe]

Justo antes del verano Vientos de traición sopló con fuerza. Fueron muchos los lectores que leyeron esta novela que supone el debut literario de Christine Mangan y compartieron sus impresiones. Como tónica general, la novela ha gustado mucho y aunque yo tenía mis recelos, al final me he animado a leerla, primero movida por esa preciosa cubierta que está muy unida a un recuerdo personal, y segundo porque, según parece esta historia va a ser llevada al cine en un proyecto tras el que se encuentra George Clooney y Scarlett Johannson. Sentí curiosidad y me dispuse a leerla. 

Alice y Lucy son dos jóvenes que compartieron habitación en el Bennington College de Vermont durante su época estudiantil. Allí, ambas chicas forjaron una amistad intensa, casi de dependencia y protección, a pesar de pertenecer a estratos sociales distintos. Alice procede de familia adinerada mientras que Lucy ha accedido al centro educativo por medio de una beca. De esos años iremos sabiendo fragmentos a través de los recuerdos de las dos jóvenes y a modo de flashbacks, porque, he decir que el presente de la novela se sitúa unos años después, en 1956, una vez que Alice y Lucy han acabado sus estudios y han seguido su propio camino. En la actualidad, Alice reside en Tánger junto a su marido John McAllister y Lucy viaja desde Nueva York para visitar a su amiga. 

A través de una estructura en la que se alternan capítulos narrados por una joven u otra en primera persona, asistiremos al reencuentro de Alice y Lucy, una nueva toma de contacto que despertará los recuerdos del pasado, la rememoración de unos hechos inquietantes que esconden un profundo secreto y que supuso la ruptura de la amistad de las chicas. Lo que ocurrió durante los años de Vermont quedará oculto por un sutil velo que se irá descorriendo poco a poco, a medida que una protagonista y otra vayan desvelando los años de amistad en el Bennington College.

Pero mientras el pasado regresa como un potente detonante de todo lo que va a acontecer, sus vidas continúan en Tánger. Alice optó por casarse con John y trasladarse con él a la ciudad marroquí. Huérfana de padres desde muy pequeña, el lector intuye que es una mujer frágil y dependiente, primero de su tía Maude, con la que vivió tras el fallecimiento de sus padres, gestora de un fideicomiso que la joven recibirá al cumplir los 21 años de edad, y ahora de John. Su marido parece ser para ella una tabla a la que aferrarse pues tampoco parece existir entre ellos un enamoramiento real. En realidad, es un matrimonio en el que el interés, de un miembro y otro, de una clase y otra, es el principal sustento de la relación conyugal, a lo que hay que unir una serie de diferencias y rencillas que ya se han convertido en reproches y que solo acrecientan una enorme grieta en la relación.

Con la llegada de Lucy a Tánger, se introduce un nuevo elemento en el matrimonio que acarreará importantes consecuencias. Y es que Lucy contempla a Alice como si fuera un ángel, un ser divino del que no se quiere separar, al que debe proteger y cuidar. Así que se inmiscuye en su vida sin ningún tipo de contemplaciones, considerando a John un intruso en su relación de amistad con Alice y tomará ciertas decisiones que, a todas luces, parecen la de una mente enferma. 



Mientras Lucy hace y deshace, Alice también recordará la veneración que sentía por su amiga en los años de universidad pero la actitud de Lucy comienza a inquietarla. Ella intentará averiguar cuáles son las verdaderas intenciones de su amiga, qué motivos la empujan a actuar de un modo tan asfixiante y cuál es la verdadera explicación a esos hechos horribles que ocurrieron en el pasado. Sus pesquisas despertarán todo tipo de recelos en la joven que comenzará a mirar a su amiga con otros ojos. Todo esto genera mucha intriga y tensión en el lector pues nos imaginamos que nada es lo que parece y que tras una realidad fingida se esconde la auténtica verdad.

Y en este cóctel de suposiciones e indagaciones aún falta un personaje más, Youssef, un marroquí del que nadie habla bien, cuya presencia permitirá llegar a una resolución llena de intensidad y suspense, con algún giro que nos sorprenderá.   

El argumento de Vientos de traición me ha parecido enjundioso, en el que se mezclan hechos truculentos del pasado que no son lo que parecen, personajes mezquinos que interactúan con otros más bondadosos y débiles, traiciones, venganzas y personalidades enfermizas y obsesivas. Con unos mimbres como estos se podría pensar que la novela es redonda y, sin embargo, a mí me ha faltado algo más de emoción.  Una historia como la que encierra Vientos de traición podría haber sido más intensa, podría atrapar más al lector pero, en mi caso, y a pesar de las muchas incógnitas por despejar y de las muchas preguntas que el lector se va haciendo, no he conseguido conectar totalmente con Alice y Lucy. A su vez, y a pesar de que son dos mujeres muy distintas, y no solo a nivel social sino también en personalidad y carácter -cualidades que quedan muy bien descritas y perfiladas-, me ha costado mucho trabajo distinguir sus voces. Tanto en unos capítulos como en otros, en los que las protagonistas a veces describen el mismo acontecimiento pero desde su propio ángulo, he sentido que era la misma persona la que me hablaba.

Aún así, y como he comentado, el lector se va haciendo preguntas (¿Por qué Lucy visita a Alice en Tánger?; ¿por qué tanto empeño y sacrificio en ese viaje?; y la más importante, ¿qué ocurrió en Vermont?) y la necesidad de obtener respuesta consigue que avancemos en la lectura pero sin que en ningún momento la novela se convierta en una page-turner, no al menos para mí. No he sentido esa necesidad de llegar a casa y ponerme rápidamente a leer con ansia y avidez, lo cual no quiere decir que no haya disfrutado con la lectura. Quizá me ha faltado algo de más ritmo en el primer tercio pues los sucesos se van produciendo con cadencia.

En cuanto a la ambientación, creo que la autora hace un gran trabajo. Marruecos está a punto de liberarse de la colonización y el ambiente de crispación y nervios que se respira en la ciudad se traslada a la novela, sin que entre en demasiadas tesituras políticas y sociales. Por otra parte, siendo un lugar exótico, y a través de descripciones certeras, el lector puede llegar a oler ese aire tan especiado que posee la ciudad, sentir el calor de sus calles y el bullicio de su mercado y medinas. Sin duda, Tánger es una ciudad viva dentro de la novela.



Y si bien es cierto que la novela no me ha parecido redonda, su estructura, en cambio, sí es circular. Vientos de traición cuenta con un ensamblaje nítido que nos permite posicionarnos dentro de la historia. Un prólogo inicial, cuya acción se desarrolla en España, nos abre las puertas a un misterio. Una narradora hablará de un cadáver que flota en el agua y fabula sobre el modo de recuperarlo. Alega tener mucho tiempo libre para imaginar. Estas primeras páginas del libro funcionan como un resorte. Desconocemos quién nos habla y en qué circunstancias lo hace pero la mención a un cadáver ya despierta nuestra curiosidad.

Posteriormente vendrá todo el cuerpo principal de la novela que se estructura en tres bloques, a lo largo de los cuales se distribuyen .. xx capítulos en los que se alternan la voz de Alice y la de Lucy. Es la tercera parte la más intensa, la que más interés despierta en el lector pues los hechos se precipitan inexorablemente hasta llegar a un final en forma de epílogo, también ubicado en España, en el que nos aguarda más de una sorpresa. El final está bien pensado pero en mi  opinión está poco definido, n cualquier caso, me parece un desenlace poco compensando. 

Eso sí, toda la narración es suave y aterciopela, con fragmentos en los que predomina el diálogo por lo que la lectura es ágil y dinámica.

En definitiva, Vientos de traición ha sido una lectura agradable, un thriller psicológico al que para mi gusto, le ha faltado algo de más vibratto, con dos personajes muy distintos, resaltando el papel de Lucy por su personalidad potente y poderosa. Para mí no ha sido una lectura perfecta pero, aún así, he disfrutado de esta historia con su toque de suspense, misterio y exotismo.








 

[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:



jueves, 13 de septiembre de 2018

SORTEO 'EL BOSQUE SABE TU NOMBRE' de Alaitz Leceaga

Cuando una novela gusta a tantos lectores por algo será. El bosque sabe tu nombre de Alaitz Leceaga no ha hecho más que ir cosechando buenas críticas y opiniones. Así que, aprovechando que tengo dos ejemplares en casa, he decidido regalaros uno de ellos.


megustaleer - El bosque sabe tu nombre - Alaitz LeceagaSinopsis

Un secreto oculto en lo más profundo del bosque.
Una mansión azotada por las olas.
Dos hermanas enfrentadas.
Un linaje de mujeres con un don extraordinario.

A finales de los años veinte del siglo pasado, Estrella y su hermana gemela, Alma, llevan una vida privilegiada como hijas de los marqueses de Zuloaga, propietarios de una casa solariega y una mina de hierro en un pequeño pueblo suspendido sobre el Cantábrico. Crecen rodeadas de fiestas y lujos, pero también marcadas por un poderoso misterio.

Porque Estrella y Alma no son como las otras niñas: herederas de un extraño don que pasa de generación en generación entre las mujeres de su familia, viven a la sombra de una maldición según la cual una de las dos morirá antes de cumplir los quince años.

Así arranca esta historia llena de magia y pasión, que nos lleva por medio mundo tras los pasos de su protagonista, una mujer inolvidable que no dudará en hacer todo lo necesario, sin miedo al peligro ni a las convenciones sociales, por defender su tierra y el legado que lleva escrito en la sangre.


Para participar tan solo tenéis que seguir las bases:

Obligatorio

Ser seguidor del blog. Si lo eres a través de Blogger, deja la url en comentarios. Si lo eres a través de Google+, envíame una captura de pantalla a lecturapolis@gmail.com. 5 puntos


Opcional

1.- Comparte el anuncio del sorteo, enlazando con esta entrada (y no con mi propio anuncio en rrss) y etiquetándome en Facebook, Twitter, Instagram, o cualquier otra red social. Por cada anuncio obtendrás 1 punto y puedes anunciar el sorteo tantas veces como quieras en diferentes días, acumulando puntos, hasta la fecha tope de participación.

2.- Suscribirse al canal de Youtube. 1 punto

El sorteo es nacional. Solo pueden participar los que residan en España o bien tengan una dirección a la que enviar el premio dentro de nuestro país. 

Tenéis de plazo para participar hasta el próximo día 23 de septiembre.

El envío lo haré yo misma vía correo ordinario por lo que no me hago responsable de extravíos o pérdidas. Ni que decir tiene que, para haceros el envío, debéis facilitarme libremente vuestros datos postales.

Advertencia: En el pasado he pasado por alto muchas irregularidades por no dejar a nadie fuera de los sorteos. En esta ocasión, tenéis que comprobad vosotros mismos que cumplís las bases y que los enlaces funcionan. De otro modo, ni aviso ni  tendré en cuenta vuestra participación. 

¡¡Mucha suerte a los participantes!!

miércoles, 12 de septiembre de 2018

NO DORMIRAS (TERROR - 2018)

Resultado de imagen de no dormirás películaAño: 2018

Nacionalidad: Uruguay.

Director: Gustavo Hernández.

Reparto: Eva De Dominici, Belén Rueda, Natalia de Molina, Germán Palacios, Eugenia Tobal, Susana Hornos, Juan Manuel Guilera, Joche Rubio, María Zabay, Miguel Ángel Maciel. 

Género: Terror.

Sinopsis: En un hospital psiquiátrico abandonado, un grupo de teatro vanguardista experimenta con el insomnio para la preparación del montaje de una obra creada veinte años atrás por un grupo de pacientes. Con el paso de los días sin dormir, alcanzan nuevos umbrales de percepción, que los enfrentan a energías e historias ocultas del lugar. Cuando Bianca, una joven promesa del teatro, se incorpora al elenco, en competencia por el papel principal, debe sobrevivir no solo a la intensidad del trabajo y sus compañeros, sino a una fuerza desconocida que la empuja, como a los demás, al trágico desenlace de la puesta en escena original.

[Fuente: Filmaffinity]


Primer acercamiento al cine uruguayo con una película que me llamaba bastante la atención, en primer lugar por la temática -el terror es uno de mis géneros favoritos - y en segundo lugar por la presencia de Belén Rueda. El resultado no ha sido totalmente satisfactorio.

No dormirás se estructura en dos partes. Una primera parte de la acción se desarrolla en 1975 cuando la dramaturga Alma Böhm lleva a cabo un experimento con una de sus actrices fetiches. Marlene Bennet lleva casi 108 horas sin dormir. El cansancio provocado por el insomnio afecta a los niveles de conciencia, perdiendo la percepción de la realidad y haciendo que el individuo se adentre en un limbo, en un universo paralelo. Con ello se pretende que los actores se conviertan en esponjas, capaces de absorber los estímulos más sutiles. El insomnio es una puerta a los sentidos, aumenta la sensibilidad y convierte a los actores en más creativos, consiguiendo una interpretación estelar. Pero el experimento no llega a culminarse y Böhm, que ya ha llevado a cabo experimentos similares con la asfixia, el hambre o la hipnosis, vuelve a repetir con el insomnio casi una década posterior. Para ello contratará a Bianca (Eva De Dominici) y a Cecilia (Natalia de Molina) dos jóvenes amigas y actrices que intentan abrirse camino en el mundo del teatro y no pueden desaprovechar la oportunidad que se les presenta de trabajar con la famosa Alma por muy duro que sea el trabajo. 

A través del insomnio, pondrán en pie una obra de teatro anónima titulada 'Osa Menor' en la que se narra la historia de Dora, una mujer que, tras ser madre, se vuelve loca, mata al marido e intentará matar también a su bebé para acallar su llanto. La obra se representará en un lugar acorde con la temática, en la clínica psiquiátrica Santa Regina, ya abandonada y en completo desuso. Mientras se llevan a cabo los ensayos, los actores residirán en la misma clínica y entre ensayo y ensayo, Bianca irá haciendo descubrimientos inquietantes sobre la clínica mientras los efectos del insomnio comienzan a pasarle factura.

No dormirás cuenta con un guion que se inicia por buen camino. La historia comienza a tomar forma tras un flashback inicial pero poco a poco se va diluyendo, quedando muy en el aire algunas cuestiones. Secuencia a secuencia, el guion se tambalea, pierde consistencia y el espectador se desorienta. No obstante, acercándonos al desenlace, un buen giro recolocará las piezas, para volver a desbaratar el montaje de nuevo, y así la película es como una noria, un sube y baja que la convierte en un producto inconstante. Creo que se ha querido construir una historia compleja y ambiciosa, con revueltas y entuertos, pero es ley que, a veces, lo sencillo funciona mucho mejor y es mucho más satisfactorio. El desenlace de No dormirás se retuerce tanto que llega un momento que no entiendes muy bien qué es lo que nos están contando.

Y estando ante una película de terror es habitual el uso de golpes de efecto (jumpscares). Unos cuantos sustos nos aguardan, algunos con más acierto que otros, pero todos ellos siguen el patrón normalizado. Ante una escena de tensión, la música va in crescendo, el espectador se encoge sobre sí mismo, entrecierra los ojos, está a punto de suceder algo y se prepara pero... ¡falsa alarma!. Sin embargo, en el microsegundo en el que nuestro cuerpo comienza a relajarse, ¡zas! Aún así pocas son las escenas que nos harán dar un salto en nuestro asiento.

En cuanto a la interpretación, Eva De Dominici era una completa desconocida para mí. Su interpretación no ha sido como para no olvidar pero sí me quedo con su candor, su dulzura y su cara bonita. Su papel viene aderezado por una subtrama a la que no se le saca ningún partido y que funciona como un simple objeto decorativo que, a mi juicio, sobraba totalmente. En el caso de Natalia de Molina, me ha sorprendido mucho su capacidad de adaptación. Me parece que este papel demuestra su faceta más camaleónica, solventando con bastante soltura el escollo del idioma y el acento del cono Sur. 

Sobre Belén Rueda, en un papel casi de madrastra, perversa, egoísta y maquiavélica, no me ha decepcionado pero se ve a leguas que su aparición en esta cinta es más un reclamo que otra cosa.

Dicho lo cual, No dormirás es una película que promete pero no cumple. Si te gusta el género, es una película para pasar el rato pero no llega ni a reseñable y mucho menos a memorable. Una pena porque las clínicas psiquiátricas abandonadas dan mucho juego y aquí el guion no está a la altura.




Tráiler:







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...