domingo, 16 de junio de 2019

MAYO... ¡DE UN VISTAZO! (#05/2019)

La próxima semana entrará el verano y yo voy con un retraso que no es normal. El mes de mayo ha sido muy activo. Suele ser así cada año con motivo de la Feria del Libro de Sevilla, a la que ahora uno la Feria del Libro de Madrid. Eso me genera tal cantidad de actos, encuentros y presentaciones que, cuando me doy cuenta, tengo tanto material que podría estar publicando de aquí a otoño. Por ese motivo, en las últimas semanas no he publicado ni una sola reseña literaria. Han quedado un poco aparcadas hasta que termine de sacar todo el contenido pendiente. Y por el mismo motivo, he estado algo alejada de vuestros espacios. Os pido disculpas infinitas pero no encuentro el modo de encajarlo todo. En cuanto me libere un poco, regresaré a vuestros rincones con más asiduidad. 

Pero ahora toca hablar del mes de mayo, de los libros que fueron pasando por mis manos. La inmensa mayoría llegaron a casa para preparar las entrevistas oportunas o para acudir a las presentaciones. Muchos de ellos están a medio leer y tengo que ir retomando uno a uno para concluirlos y reseñarlos posteriormente. Todo a su debido tiempo. Y sé que me va a quedar un post algo largo, pero os los enseño todos.

[Para conocer la sinopsis de los libros expuestos 
solo tienes que clicar en cada título o en los enlaces a las reseñas]



Los comprados



Temiendo que la avalancha fuera inconmensurable, me propuse ser muy comedida durante la Feria del Libro de Sevilla. Tenía claro qué títulos me apetecían y entre todos ellos tome la decisión  de comprar solo un par de títulos, uno para mí y el otro para mi marido. Durante el mes de mayo me llevé a casa Rialto,11 de Belén Rubiano (Libros del Asteroide). Belén es librera en Sevilla y regentaba una librería en esta ciudad que duró unos años. En el libro cuenta su experiencia y las vivencias con sus clientes. Lo leeré muy pronto.



Los recibidos

Desde Alianza de Novelas del grupo Anaya, llegaron a casa tres títulos que no deben pasar desapercibidos. Fijaos en las fajas. Por un lado, Milkman de Anna Burns, Premio Man Booker 2018 y Premio National Book Critics Circle 2019. Entra en el enlace y lee la sinopsis, verás qué curiosa.




A su vez, Less de Andrew Sean Greer (Premio Pulitzer 2018) 'nos muestra a un escritor en la cima de su talento que alza el telón de una comedia humana universal'.

Desde la misma editorial, os muestro De otro lugar, la novela de Óscar Montoya a quien tendré el placer de entrevistar dentro de muy poco. Novela policíaca desarrollada en los 80 con el País Vasco de fondo.



Por su parte, Algaida Editores lanza al mercado Corazón de marfil de Luis Manuel Ruiz, una novela con una cierta vinculación con Blade Runner. Échale un ojo a la sinopsis.

En la misma editorial podemos encontrar lo último de Jerónimo Tristante que esta vez ha ganado el XII Premio Logroño de Novela con Secretos, una novela de suspense que se desarrolla en una urbanización de lujo donde todos conocen los secretos de todos. 



Y el mismo premio pero en categoría joven ha recaído en Festival de Guillermo Sáez, novela que narra las peripecias de un grupo de jóvenes en el festival Primavera Sound de Barcelona, con un trasfondo real. 

Los libros de viaje son una de mis grandes pasiones. No sabemos las maravillas que hay en nuestro país ni en el mundo, así que son un aliciente estupendo para descubrir nuevos entornos. Anaya Touring ha sacado dos libros estupendos. Uno de ellos, 101 destinos de España sorprendentes hace un recorrido por esos lugares maravillosos de nuestra piel de toro que nos van a dejar alucinados.



El otro volumen, 101 destinos del mundo sorprendentes, muestra lugares por todo el mundo, con paradas en todos los continentes. Las fotos son sencillamente espectaculares y dan ganas de hacer la maleta inmediatamente.


Los que asomáis por aquí, sabéis de mi gusto por el cómic y la novela gráfica. Me parece un género que está poco valorado y que aporta mucho en la lectura. Además resulta una manera estupenda para conocer algún acontecimiento histórico, alguna corriente social o simplemente para aprender sobre la vida de un autor. Y en ese sentido, tenemos a nuestro alcance El primer hombre de Jacques Ferrandez, un volumen de gran formato que nos acerca a Albert Camus y su obra. Editada por Alianza, muy pronto os hablaré de él.



Planeta acaba de publicar lo último de Juan Eslava Galán, La conquista de América contada para escépticos. Nuevo volumen de una colección que ya cuenta con varios títulos, y que acerca la Historia a los lectores desde un ángulo muy interesante. Eslava Galán es un autor prolífico que cuenta con una bibliografía muy amplia y diversa.

Y seguimos con más títulos que han visto la luz en el último mes. 

Durante el mes de mayo han tenido lugar diversas presentaciones. Félix G. Modroño cambia de casa literaria y publica su sexta novela, La fuente de los sietes valles (Erein). Tuve la oportunidad de acudir a la presentación donde el autor vizcaíno nos contó cómo gestó esta novela y de qué manera transita su vida después de abandonar Sevilla hace unos años. 




Muy concurrida estuvo la presentación de Cuaderno de San Lorenzo de Francisco Gallardo (Algaida Editores), un volumen lleno de nostalgia y ternura en el que el autor recoge buena parte de sus recuerdos de infancia.

Manuel Aparicio es un autor novel que acaba de publicar una primera novela absolutamente espectacular. El retratista de los niños muertos (Alfar Editores). Tengo pendiente hablaros de este libro cuya lectura me dejó totalmente impresionada. El día de la presentación, tuve la oportunidad de acompañar al autor junto con el periodista de ABC Andrés González-Barba. Y estos días me sentaré a entrevistar al autor. No la dejéis pasar porque es un novelón con todas las letras.




Y la última presentación a la que acudí fue la organizada por el autor Manuel Machuca. Tres muertos (La isla de Siltolá) se presentó en un lugar singular, el mercado de abastos del Tiro de Línea en Sevilla, un espacio que se llenó de público para acompañar al autor. Tengo prevista leerla muy pronto.

Entre los libros que ya figuran en casa desde el mes de mayo están estos dos que os muestro a continuación. Sabéis que me encantan los relatos, así que Relatos en 70 mm (Editorial El Sendero) me dio mucha alegría. Con un prólogo de José Luis Ordóñez, veintitrés escritores se han puesto de acuerdo para escribir historias relacionadas con el cine.




Pero un género al que me estoy asomando cada vez es al teatro. El propio José Luis Ordóñez publica El síndrome de la mujer mecánica (Editorial El Sendero), libreto de una obra ya estrenada. 

Unos amigos me trajeron desde Madrid Evas Alquímicas de Mar Rey Bueno (Glyphos Publicaciones) y me han asegurado que me va a gustar mucho.




Por último, muchos conocemos quien se esconde detrás del nombre de Brenna Watson. Su anterior novela, El futuro tiene tu nombre, la primera que publicaba, me gustó bastante, así que estoy a la espera de ponerme con Viento de otoño (Vergara). Pero creo que, para hacer honor a su título, lo leeré cuando pase el verano.

Y le llega el turno ahora de las entrevistas, que a veces se producen y otras, pues no. Disfruto muchísimo con estos encuentros de los que salgo con un enriquecimiento personal muy valioso. Es lo que me pasó con Clara Obligado, uno de esos nombres que escucho y escucho pero al que, hasta hace bien poco, no le pude poner voz. Me encantó hablar con esta argentina que lleva viviendo en España muchos años. Creo que conoce este país mejor que los propios españoles. Y perfectamente bien conoce el barrio de Las Letras en Madrid, espacio en el que ubica los cuentos que recoge en su última publicación, La biblioteca del agua (Páginas de Espuma). La entrevista verá la luz en breve.



Lucía Baskarán visitó Sevilla para presentar Cuerpos malditos (Temas de Hoy). Por diversos compromisos no pude acudir a la presentación ni tampoco a la cita que habíamos concertado para entrevistarla. Por suerte, y con motivo de mi viaje a la Feria del Libro de Madrid, pudimos solventar el asunto. Su entrevista la publicaré en los próximos días.

Todo el fenómeno Triángulo de las Bermudas me ha interesado mucho desde siempre. Así que no os podéis ni imaginar lo que disfruté conversando con José Antonio Ponseti, autor de Vuelo 19 (Suma de Letras), una novela que narra la desaparición de aquellos aviones estadounidenses el 5 de diciembre de 1945, y de los que tanto se ha hablado.




Nieves Herrero lleva publicadas unas cuantas novelas. Esos días azules (Ediciones B) es su último título, una novela en la que narra la preciosa historia sobre la verdadera musa de Antonio Machado. ¿Quién era Guiomar? Es una preciosidad. La autora vino a presentar la novela a Sevilla, ni pude acudir al acto ni tampoco hubo forma de cerrar una entrevista. Por suerte, estuve conversando con ella en Madrid unos minutos.

Entre los autores que también nos visitaron durante la Feria del Libro de Sevilla figuran Clara Sánchez. La autora vino a presentar El amante silencioso (Planeta), una historia que nos traslada a Kenia para hablarnos de la manipulación y las sectas. La entrevista ya la tenéis publicada en el blog. 





Y he de confesar que me impresionaba mucho sentarme a conversar con Felipe Benítez Reyes. Su última publicación, El intruso honorífico, obra con la que ha ganado el Premio Manuel Alvar de Estudios Humanísticos 2019 y que ha sido editada por la Fundación José Manuel Lara, es un volumen singular, 'una enciclopedia personal en la que se mezclan la interpretación y el dato, la parodia y el análisis, la visión crítica y la visión irónica'.

Durante la feria también pude conocer a Emilio Calderón. El autor acudió a la ciudad hispalense a presentar Los ojos con mucha noche (Algaida Editores), una novela a la que le tengo muchas ganas tras conversar con el autor y leer las buenas críticas que ha recibido.



Igualmente recibimos la visita de Armand Balsebre y Rosario Fontova, autores de Las cartas de Elena Francis. Una educación sentimental bajo el franquismo (Cátedra). Os garantizo que el libro es muy interesante y curioso. La conversación con los autores me desveló un montón de datos sobre aquel programa radiofónico que se convirtió en todo un acontecimiento social pero que escondía algo más de lo que pensábamos. Estoy segura que, cuando leáis la entrevista que publicaré en estos días, os vais a quedar muy impresionados.

Víctor del Árbol es uno de esos autores que resuena en cada foro literario. Sus novelas no hacen más que cosechar grandes y buenas críticas y ahora puedo decir que, el trato con el autor no puede ser más agradable. Cercano y afable, no tiene ningún problema a la hora de hablar con suma sinceridad sobre sus libros. Para mí fue un placer tomar un café con él y poder hablar sobre Antes de los años terribles (Destino). La entrevista ya la tenéis publicada en el blog.

Prometo que ya va quedando poco. Pero tengo que hablaros de David Galán (Redry) y su poemario Huir de mí con el que ha ganado el II Premio Espasaespoesía. Me encontré con un chico humilde y sencillo que solo pretendía compartir su poesía con todos. Son muchos los que siguen sus emociones por redes sociales y es que Redry tiene una sensibilidad especial que conecta con el que lo escucha. La entrevista ya está publicada en el blog. 




Y Nativel Preciado también nos visitó. Tenía concertada una entrevista con la autora para hablar sobre El nobel y la corista (Espasa), pero por diversas circunstancias el encuentro tuvo que aplazarse. Luego pude verla en Madrid y conversé con ellas unos minutos.

Algunos libros que llegan a casa se apartan bastante de la novela. Es lo que ocurre con Los 88 peldaños de la gente feliz de Anxo Pérez (Alienta Editorial), un libro de auto-ayuda que te enseña tips para apartar de ti el sufrimiento y encontrar la felicidad. Pude conversar con el autor y la entrevista ya la tenéis publicada en el blog.




A Ernesto Pérez lo conozco de otro encuentro anterior. Es un policía jubilado anticipadamente que ahora se dedica a escribir libros sobre algunos temas de índole laboral y dar conferencias y charlas. Su segunda publicación, Policías. Muerte en la calle (Tecnos) está dirigido principalmente a miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado pero os garantizo que todos los lectores, sean policías o no, pueden aprender muchas cosas interesantes. Conversar con Ernesto es muy agradable y siempre tengo la sensación de conocerlo desde hace mucho. Dentro de unos días publicaré su entrevista.

Por último, dos entrevistas que no pudieron culminarse. Elisabet Benavent se ha convertido en tal fenómeno de masas que es imposible encontrar un hueco en su apretada agenda. Acudió a Sevilla para presentar Toda la verdad de mis mentiras (Suma de Letras).



No pude sentarme con María Reig para hablar de Papel y tinta (Suma de Letras) porque aquel mismo día tenía un evento familiar y me fue del todo imposible entrevistar a la autora. Me dio mucha rabia porque no hago más que escuchar buenísimas críticas sobre esta primera novela que tanto ha sorprendido.

Los ganados

Ninguno. Y casi que mejor porque mi problema de almacenamiento es espectacular. 

sábado, 15 de junio de 2019

SORTEO 'UN MATRIMONIO PERFECTO' de Paul Pen

Este espacio cumplió siete años el pasado mes de mayo. Impensable que una idea que nació una calurosa madrugada haya tenido una andadura tan larga. Buena parte de la culpa la tiene una serie de personas a las que ya di las gracias por Facebook. Pero hoy quiero aprovechar esta entrada para daros las gracias a todos vosotros, a los que estáis en silencio y a los que os atrevéis a comentar. No creo que este rincón hubiera tenido una vida tan larga sin vosotros, así que os debo un regalo. 

Para festejar estos siete años os traigo un libro. No podía ser de otro modo. Se trata de una novela que capturé durante mi estancia en la Feria del Libro de Madrid. Hablé con su autor y le pedí que estampara su firma en las primeras páginas, así que UN MATRIMONIO PERFECTO de Paul Pen, está dedicado.  ¿Quieres conseguirlo? 

[Descarga la foto aquí]
Sinopsis: Frank y Grace forman el matrimonio perfecto. Pero cuando emprenden junto a sus dos hijos un viaje en autocaravana a través de Estados Unidos, no pueden imaginar que se dirigen a un encuentro inesperado, capaz de destruir a la familia y poner sus vidas en peligro mortal.


Bases

El único requisito imprescindible es ser seguidor de este blog. Deja en comentarios la url de seguidor para que pueda comprobarlo. Por ello obtendrás un punto.

Puedes conseguir puntos extras de la siguiente manera:

- Si compartes este post y la foto por Twitter. Debes mencionar a @lecturapolis y a @_PaulPen (Deja el enlace en los comentarios)

- Si compartes este post y la foto en Instagram. Debes mencionar a @lecturapolis y a @mrpaulpen (Deja el enlace en los comentarios)

Por cada red social en la que compartas esta entrada recibirás un punto extra. Si no dejáis los enlaces oportunos en los comentarios, no tendré en cuenta vuestra participación. 

Tenéis de plazo hasta el 23 de junio. El sorteo es nacional. Seré yo misma la que envíe el libro al ganador o ganadora por correo postal. No me responsabilizo de pérdidas o extravíos.

Eso es todo. Espero que seáis muchos los que os animéis a participar porque la novela es inquietante. Feliz fin de semana.

 

viernes, 14 de junio de 2019

MARTA SANZ: 'No uso el humor como algo amable y tranquilizante sino como una sustancia vitriólica'

Retablo es uno de esos volúmenes que el lector suele mirar con ojos entusiastas en una librería. El mimo que Páginas de Espuma ha puesto a esta edición llena de matices, encandila en la primera ojeada, pero el enamoramiento se vuelve fervor cuando nos adentramos en su lectura. Bellamente ilustrado por Fernando Vicente, Retablo contiene dos cuentos de agradable, edificante y reflexiva lectura, que han salido de la pluma de Marta Sanz, una escritora de discurso luminoso, diáfano y bien estructurado. 

En Extraños en un tren (versión amarilla) y Jaboncillos Dos de Mayo, los títulos internos del volumen, vamos a encontrar dos buenas historias que nos van a hacer disfrutar de lo lindo. El primero hace un homenaje a la novela de Patricia Highsmith, presentándonos dos ancianas que se toman la justicia por su mano. El segundo, muestra la lucha de lo antiguo frente a lo más moderno, de lo más rancio frente a las nuevas tribus urbanas que nos colonizan. Sin embargo, resumir estas dos historias de una manera tan simplista me parece un grave pecado. Así que os invito a acercaros a este volumen, del que os daré más detalles en breve, para que lo descubráis vosotros mismos. Mientras tanto, y como adelanto, os dejo la entrevista con Marta Sanz.

Marisa G.- Marta, siento admiración por todos los autores que sois capaces de escribir de todo, desde novela, cuento, ensayo,... ¿Cómo se hace para manejar tantos registros con soltura?

Marta S.- Soy escritora, mi oficio es escribir, y como escritora soy consciente de que tengo a mi disposición diferentes géneros. La poesía, el relato, la novela, la columna periodística,... todo eso es la materia prima de mi oficio. En función de la pregunta, de la inquietud, del sentimiento o la emoción que quiero compartir en la conversación literaria con el espacio de recepción, elijo un género u otro. Forma parte de las habilidades que se van adquiriendo con el deseo de perfeccionarte en tu oficio. Creo que los que nos dedicamos a esto, más allá de que tengamos una serie de actitudes relacionadas con la capacidad del lenguaje, también tenemos la obligación de ir aprendiendo e ir mejorando. Ese tránsito por los distintos géneros o por los descubrimientos creativos que se producen cuando mezclas géneros distintos, forman parte de mi trabajo.

M.G.- ¿Pero te sientes más cómoda en un género u otro?

M.S.- No. Lo importante es que cada pulsión encuentre el género que necesita. Tienes que dar con el género adecuado y es la elección correcta la que otorga comodidad.  

M.G.- Ya te entiendo. Bueno, pues este 'Retablo' es un volumen ilustrado con dos cuentos. El primero, 'Extraños en un tren (versión amarilla)' es más afín al género negro. El segundo, 'Jaboncillos Dos de Mayo' está más vinculado al terror. Sin embargo, en ninguno de los dos falta el humor. ¿Qué resortes se deben tocar en literatura para arrancarle al lector una carcajada?

M.S.- El humor tiene mucho que ver con el reconocimiento de una realidad que no has visto de esa manera. Se produce cuando alguien te está mostrando dicha realidad a través de ese reverso humorístico que tienen todas las cosas y que tú no habías advertido. Se trata de juntar lo familiar con lo sorprendente para ver las cosas con otra luz y provocar así esa carcajada. No uso el humor como algo amable y tranquilizante sino como una sustancia vitriólica. Reírte te reirás pero la sonrisa se te queda un tanto congelada porque lo que te están contando tiene gracia solo relativamente. El humor es la sustancia que te permite meter el dedo en la llaga hasta el final para llegar a la raíz más oscura de las cosas, así que me siento muy identificada con el humor negro y con el tipo de cine que hacía Berlanga, o Forqué en 'Atraco a las tres'. Creo que son referentes bastante reconocibles en estos relatos. 

M.G.- A grandes rasgos, ¿cómo surge la idea de escribir estas dos historias?

M.S.- Surgen de la observación. Soy una escritora que tengo mucha conexión con la calle. Escribo con las ventanas abiertas, con las puertas abiertas, estoy atenta a los ruidos de mi escalera,... Una de las cualidades fundamentales que deben tener los que nos dedicamos a escribir es la observación, que posteriormente hay que reconvertir en lenguaje. Con estos cuentos, bastaba con abrir las ventanas de mi casa y mirar la calle. Me encontraba con los personajes que aparecen en 'Retablo'. De hecho, muchos de los personajes de estos dos cuentos existen realmente, se han reconocido y me han dado su visto bueno. 

Estos cuentos surgen también de la inquietud ante un mundo que está cambiando de una manera muy vertiginosa. La globalización económica ha propiciado una serie de conflictos en el ámbito urbano que yo pretendo retratar aquí. Lo que creo que podemos hacer desde la literatura es reflejar esos conflictos a través de historias, de personajes, de tramas,... y hacerlo de una manera que al lector le permita captar toda su complejidad, porque no se trata de simplificar las cosas. Con estos temas se puede hacer mucha demagogia y  pensar que todos los hípsters son unos demonios o que las raíces patrias son maravillosas. No es eso. Yo no quiero hacer apología de un casticismo casposo ni quiero demonizar a toda la invasión extraterrestre de los hípsters como se dice en el segundo relato. Sin embargo, sí quiero que los lectores se den cuenta de que estamos viviendo un movimiento extraordinariamente complejo y pretendo conseguirlo a través de historias paródicas, agridulces y llenas de humor negro, en el que hay un sector de la población más vulnerable que otro. Por ejemplo, las ancianas del primer relato reflejan a esas mujeres que viven solas en el centro de las ciudades y a veces son expulsadas de su barrio porque su economía no les llega ahora para vivir donde han vivido toda la vida. Este fenómeno es para mí un centro de interés y de mucha empatía.

M.G.- Sabemos por nota de prensa que las historias están ubicadas en Malasaña pero, por lo que cuentas, podrían ocurrir en cualquier barrio de cualquier ciudad.

M.S.- Perfectamente y además me gusta mucho que hagas esta observación porque parece ser que ahora en literatura, si una habla de su barrio, inmediatamente quedan excluidos los lectores de otros planetas, de otros países, de otras ciudades y de otros barrios. Tenemos un concepto de lo universal que únicamente se identifica con lo estadounidense y no es así. Creo que tú puedes hacer un relato universal, y que concierna a muchos lectores de muchos lugares, hablando del centro de Sevilla, o del centro de Vallecas, o del barrio de San Lorenzo en Roma. Lo que pasa es que últimamente la idea de barrios gentrificados camina en paralelo a la idea de estilo literario gentrificado, homogéneo, igual, traducible, con los mismos referentes sentimentales, con los mismos hábitos retóricos. Creo que, por una parte, 'Retablo' es una reflexión sobre esos cambios de la sociedad pero también pretende ser una reflexión sobre lo que consideramos universal, lo que consideramos particular, típico y sobre la gentrificación de los estilos literarios, esa idea de que todos los géneros terminan siendo el mismo. Las ciudades son descoloridas y los géneros literarios cada vez más, también.

M.G.- En 'Extraños en un tren' extrapolas el argumento de la novela de Patricia Highsmith y la llevas a ese barrio madrileño que hemos mencionado. Sustituyes a los protagonistas por dos ancianitas a las que describes a través del contenido de su botiquín, de su nevera y de su buzón. Dos mujeres que a mí me han producido ternura y tristeza a la vez. 

M.S.- Claro. Son dos mujeres que por una parte producen mucha empatía, compasión y ternura, pero luego no hay que olvidar que son dos especímenes muy resistentes, que saben crear vínculos fuertes y vínculos de carne entre ellas para solucionar sus problemas como antes se solucionaban los problemas, no a través de la virtualidad sino de una asociación muy íntima y muy carnal. Son personajes que he creado, como te decía antes, abriendo mi ventana y mirando a la vecina de enfrente. No tiene más misterio. 

Por otra parte, estoy muy contenta con el ilustrador. Fernando Vicente ha sabido, no solamente interpretar muy bien el texto que he escrito, sino dar su propio punto de vista, añadir su propia sensibilidad y enriquecer la historia. Te pongo un ejemplo clarísimo. Como muy bien has dicho a Ana Mari y a Matilde, se las describe por lo que contienen su nevera, su buzón y su botiquín, pero jamás se las describe físicamente. Sin embargo, Fernando las dibuja y les da una apariencia física concreta y a mí me parece que estos personajes no podrían tener otra mejor. 

M.G.- Pues hablando de las ilustraciones, en ese primer cuento, algunas imágenes son dobles. ¿A qué se debe este propósito?




M.S.- Te lo cuento como si Fernando Vicente me hubiera abducido porque es algo que se le ocurrió a él. Mira, al igual que yo hago un homenaje a la novela de Patricia Highsmith, él decidió hacer un homenaje a la adaptación cinematográfica de Hitchcock. Decidió emular el procedimiento que el director usaba para la televisión en los años 60, donde la pantalla se dividía en dos, a través de una línea diagonal, lo que permitía presentar dos escenas diferentes. A Fernando, esto le permitió completar todos los detalles del ambiente que forman parte de este relato.

M.G.- Qué curioso. Pues Marta, fíjate que este relato lo he leído casi como si se tratara de una obra de teatro. Para mí cada capítulo era como un acto. Además que me parece muy visual.

M.S.- En general, son dos textos muy sensoriales. 'Jaboncillos Dos de Mayo' es un texto que huele. Desde un punto de vista metafórico, todo esto lo que viene a representar es esa necesidad de recuperar los vínculos fuertes en nuestra sociedad frente a la supremacía de lo lejano, de lo fantasmagórico, de lo ausente,... Quiero las cosas que huelen, que saben, que se tocan y creo que esa es la atmósfera que prevalece en estos relatos.

Luego, respecto a lo que comentas de lo teatral, seguramente es verdad porque  también hay cierto intento de que un oído fino recoja las maneras de hablar, bastante marcadas, muy idiosincráticas, que en nada tienen que ver con esa especie de lengua que nos rodea, que parece que todos hablamos inglés aunque no hablemos ni una palabra.

M.G.- Sobre el inglés te haré un apunte más tarde. Sigo ahondando en el primer cuento que finaliza con una moraleja muy divertida pero a la vez muy crítica. En ella haces referencia a los grandes baches sociales a los que nos enfrentamos.

M.S.- Tienes razón. En esa moraleja saco a la luz preocupaciones importantes en este comienzo del siglo XXI y al mismo tiempo hago una sátira del origen didáctico del cuento como género literario. Antes era muy familiar que los cuentos tuvieran moraleja, esos apólogos. De hecho se escribían relatos para transmitir enseñanzas. Últimamente tenemos una visión del cuento que se ha separado de esa idea tradicional y que deja mucho más espacio de reflexión a los lectores. Quería jugar con la parodia de esa parte didáctica para suscitar muchas preguntas.

M.G.- Pasemos ahora al segundo cuento. 'Jaboncillos Dos de Mayo' es un cuento con muchos contrastes, con muchas comparaciones. Sin embargo, no es un cuento con el que se quiera atrapar al lector en un viaje nostálgico hacia el pasado.

M.S.- No, no. Es lo que te comentaba antes. No he querido hacer una reivindicación castiza de las esencias patrias nacionales. He querido constatar cómo nuestro espacio urbano está cambiando de manera muy rápida y eso hace que haya muchas generaciones que han perdido los referentes y las posibilidades de construir nuestra memoria y de construirnos incluso a nosotros como individuos. A veces, las transformaciones de nuestro espacio urbano nos producen un desconcierto y una inquietud que es natural y creo que, de la misma manera que no quiero incidir en la belleza del pasado, también me parecería muy absurdo asumir todas las transformaciones que estamos viviendo en los últimos años desde una perspectiva acrítica. Las nuevas tecnologías son maravillosas porque permiten la comunicación y con ellas a nuestro alcance, se habla de democracia y de libertad, pero las nuevas tecnologías también tienen un lado oscuro porque nos encapsulan cada día más y se generan comportamientos de extrema vigilancia y enormemente demagógicos. 

M.G.- Retomando la cuestión de los anglicismos, que figuran muchos en este segundo cuento, con lo rico que es el castellano, ¿por qué adoptamos tanta palabra inglesa?

M.S.- Clarísimamente forma parte de una estrategia publicitaria que al mismo tiempo se ha convertido en un elemento de manipulación ideológica. No importa lo que signifiquen las palabras, lo que importa es saber quién es el que manda. Eso es todo. Creo que estamos colonizados por un imperio que tiene la prevalencia en lo comercial, en lo económico, en lo político, el que dirige muchas veces el sesgo de las noticias que leemos en los periódicos y el que nos invita a comer 'cupcakes' en lugar de magdalenas. Hay una invasión del territorio que tiene que ver con la necesidad de dominio ideológico a través del lenguaje y a través de la publicidad.

M.G.- Y con respecto a las tribus urbanas, estas han existido desde siempre, van pasando una tras otra pero parece que todo el mundo tiene que ser tal o cual. ¿Uno no puede tener su propia identidad?

M.S.- Es todo muy paradójico. Tenemos  que formar parte de un grupo que nos haga sentir calorcito pero desde el punto de vista de lo que compramos, de lo que vendemos, de lo que aparentamos, de lo que nos ponemos encima, como si nos compráramos una personalidad a cuenta de los complementos que elegimos. Y sin embargo, cada vez somos más reacios a cualquier tipo de asociación partidista y reivindicamos nuestra individualidad como si el 'yo' fuera algo que estuviera más allá del 'nosotros'. Estos temas se abordan desde una perspectiva muy simplista y tendríamos que reflexionar sobre estas paradojas tan tremendas.

M.G.- Sí que son curiosas. Pero Marta, reflexionemos también sobre otra cuestión, la gentrificación, tema que abordas en este segundo cuento. ¿Siempre tiene consecuencias tan negativas?

M.S.- No. Sin querer simplificar el asunto, el proceso de gentrificación a veces tiene consecuencias muy negativas porque expulsa del centro, de los barrios, a las capas más desfavorecidas. Todo se encarece, los alquileres de las viviendas, los locales comerciales, hacer la compra es más caro.  Eso provoca que mucha gente tenga que abandonar el espacio en el que ha vivido siempre y en ese sentido, la gentrificación es muy negativa. Ahora bien, no lo es tanto cuando nos fijamos en los lavados de cara de ciertos espacios urbanos que estaban en la ruina y en la desolación. En Madrid, el barrio de Chueca es ahora un barrio 'gayfriendly' -usemos el anglicismo ya que estamos rodeados de ellos-, lleno de boutiques maravillosas, de vermuterías y restaurantes divinos. En cambio, ese mismo barrio era el núcleo de la drogadicción y el trapicheo de Madrid en los años 80. Los vecinos agradecieron ese proceso de gentrificación pero cada caso tiene sus peculiaridades.

Y podemos seguir reflexionando sobre más cuestiones. Hay centros de grandes ciudades que se convierten en parques temáticos y pierden su valor como barrios, donde la gente vive, disfruta de un centro cultural, de un parque, o del pequeño comercio de toda la vida. Claro, también tenemos que ser muy conscientes de lo que nos da de comer.

M.G.- Es verdad. Todo es según cómo se mire. 

Marta, 'Retablo' coincide en el tiempo con la publicación de un ensayo sobre el feminismo, titulado 'Monstruas y centauras'. ¿Qué opinión te merece lo que se ha hecho hasta ahora?

M.S.- Quiero mirar esto con mucho optimismo. Creo que nos quedan muchos espacios que conquistar desde el punto de vista de la igualdad. Siempre, siempre hay que aclarar que el machismo no es lo contrario del feminismo ni el feminismo lo contrario del machismo. El machismo es una enfermedad y el feminismo es un discurso corrector de esa lacra histórica, económica y social que llevamos padeciendo hace muchísimos años. Si lo miro con esa perspectiva tan optimista es porque creo que ha calado muy fuerte en la sociedad. Lo veo en las chicas jóvenes, lo veo en las chicas de mi generación que están ahora revisando las vidas de sus madres y abuelas, con unos ojos muy diferentes, y lo veo en que se están 'resignificando' el sentido de ciertas palabras como abuso, agresión, precariedad, discriminación laboral, techos de cristal.... . También soy optimista porque creo que ha calado hasta el punto de hacer mucho daño en personas que consideran que el feminismo y el discurso de la memoria son las dos bestias negras de este país. Eso significa que vamos por buen camino.

M.G.- Hay que seguir avanzando, sí. Marta, un placer conversar contigo. Muchas gracias por este retablo que tan buen rato me ha hecho pasar.

M.S.- Muchas gracias a ti. Un placer. 

Un volumen ilustrado y con dos historias maravillosas, nada simples sino más bien llenas de aristas, esto es lo que vais a encontrar en Retablo de Marta Sanz.



Ficha volumen

Editorial: Páginas de Espuma.
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
Ilustrado.
Nº Páginas: 96
Publicación:  Mayo, 2019
Precio: 17,00 €
ISBN: 978-84-8393-260-5
Disponible en e-Book
Puedes empezar a leer aquí.





jueves, 13 de junio de 2019

Presentación LOS COMETAS DE MIRIAM de Miriam Fernández

Durante la pasada Feria del Libro de Sevilla tuve la oportunidad de acompañar a Miriam Fernández en la presentación de su libro Los cometas de Miriam. La importancia de creer en ti, editada por Oberon Libros. Miriam es una joven a la que se le diagnosticó parálisis cerebral cuando era un bebé pero que ha conseguido cumplir muchos sueños como ser campeona de natación, cantar, grabar un disco, ganar algunos talent shows, impartir conferencias y charlas motivacionales y convertirse en actriz en la compañía de teatro de Blanca Marsillach. 

El acto se inició con su preciosa voz, entonando a capella un tema de Zahara y que lleva por título Con las ganas, canción que ya interpretó en las audiciones a ciegas de La Voz (edición 2019) y con la que consiguió ser seleccionada. Podéis ver y escuchar un fragmento de la canción en el siguiente vídeo.



Conocer a Miriam fue uno de los momentos más bonitos que viví durante la celebración de la feria porque me encontré cara a cara con una mujer joven, llena de vitalidad y de ganas de vivir, que jamás admite un 'no' por respuesta.  A pesar de que el diagnóstico médico no pudo ser más funesto, - 'Los médicos me dijeron que jamás podría caminar y que lo máximo que conseguiría sería arrastrarme por el suelo usando los codos para poder desplazarse'-, esta joven es el vivo ejemplo de la superación y el esfuerzo, luchando siempre por conseguir sus metas a pesar de los obstáculos que ha encontrado en el camino. Miriam nunca tira la toalla y asegura que los reveses del destino hay que afrontarlos con una sonrisa. No cabe duda que el mundo está plagado de personas con una fortaleza impresionante y que nos dan grandes lecciones de vida. Así es Miriam Fernández, a la que podemos conocer a través de este libro que acaba de publicar y cuyo título esconde una metáfora. 'Los cometas están compuestos de polvo, roca e hielo pero cuando todo eso se junta surgen las luces más bonitas del universo', manifestó esta joven que se desplaza acompañada de un andador al que ella llama cariñosamente 'mi descapotable'. 'Creo que la vida es un aprendizaje, una enseñanza diaria. He querido compartir mi historia con todos los lectores por si a alguien le sirve de motivación o le ilumina de alguna manera' - señaló ante una carpa en la que el público se quedó primero embelesado por su voz y después por su historia personal. Estamos ante un libro para todo tipo de público pero quiere hacer especial hincapié en la juventud a los que pretende enseñar que se debe valorar lo que se tiene hoy sin que tengan que ocurrir situaciones trágicas que nos abran los ojos.

cuando digo que Miriam no ha tenido una vida fácil, lo digo con fundamento. Desde el minuto cero todo se puso en su contra y aún así ha sabido salir victoriosa. Miriam nace del amor entre una pareja muy joven - 19 años ella y 21 años él-, sin apenas recursos pero que decidieron salir adelante con aquella vida que tenían entre las manos. Sin embargo, tras el parto se encontraron con la dura realidad. No tenían medios para hacer frente a la crianza del bebé y enseguida aparecieron los servicios sociales para hacerse cargo de la pequeña. No obstante, sus padres optaron por esquivar la burocracia y entregar su bebé a otra familia consolidada, los Fernández, un matrimonio que ya tenía siete hijos más, siendo el más pequeño un adolescente, y que no dudaron a la hora de acogerla y proporcionarle una vida. Ellos se han encargado de cuidarla, de educarla, y de apoyarla. 'Mi familia adoptiva se esforzó por estimularme, por motivarme para que luchara contra mi propio cuerpo. Con cuatro años rompí aquel diagnóstico porque di mi primer paso y a partir de ese momento todo empezó a ir hacia arriba'. Tras aquel logro vino la rehabilitación. 'Tenía una fisioterapeuta que me enseñó a caer con mucho estilo pero con la que aprendí también que la única forma de avanzar en la vida es levantándote cada vez que te caes'. Y si la fisioterapeuta le enseñó a caer sin hacerse daño su madre le enseñó a levantarse sola del suelo. 'Cada vez que me caía en casa, mi madre impedía que mis hermanos me ayudaran. Me obligaba a buscar la manera de levantarme yo sola sin ayuda de nadie'. Un declaración de este tipo obligaba a hablar sobre super protección, una actitud que no beneficia en nada al protegido. 'Hay que enseñar a las personas a valerse por sí mismas, independientemente de tener una discapacidad o no. La parálisis cerebral más terrible no es la que yo tengo sino el miedo y eso nos afecta a todos', afirmó. 


[Imagen cedida por Javier Mata]

Más allá de todo esto, Miriam nos cuenta en su libro muchos otros episodios, momentos complicados y difíciles de los que se puede siempre extraer algo positivo. Sufrió acoso escolar de pequeña, llegó a reencontrarse con su madre biológica pero aseguró que el momento más duro que le ha tocado narrar fue el fallecimiento de su padre adoptivo. 'Mi padre murió cuando yo tenía dieciocho años y para mí fue un golpe tremendo', confesó. Comentó también que aquella pérdida le enseñó otra gran lección, a valorar lo que tiene hoy y no acostarse nunca sin decirle a su madre que la quiere o sin intentar hacer lo posible para hacerla feliz a sus ochenta años.

Compartió también con los asistentes un secreto a voces, su pasión por la música, en la que se ha refugiado en los momentos más grises. Recordó sin rencor que, cuando llegaba del colegio después de un día en el que se habían burlado de ella, se encerraba en su habitación, ponía todos los peluches encima de la cama como si fueran el público y se ponía cantar. 'La música ha sido mi motivo para sonreír, mi manera de expresarme, mi lenguaje ante el mundo', confesó esta joven de voz dulce que ya publicó un trabajo discográfico titulado Bailando bajo la lluvia, un disco que nació fruto de su paso por el programa Tú sí que vales del que resultó ganadora en la edición de 2008. Ahora está en plena preparación de su segundo disco del que ya podemos disfrutar de algún tema en Youtube.




A pesar de contener algunos capítulos algo tristes, Los cometas de Miriam es un libro lleno de optimismo y esperanza que nos enseña a mirar la realidad desde un ángulo mucho más positivo. 'Lo primero que hay que hacer es quererse mucho. Y quiero que cada persona que se asome al libro sienta que le estoy hablando como si fuera mi gran amigo, esa persona a la que se le cuenta todo, mis amores, mis circunstancias más personales'. Para ello utiliza un lenguaje cercano y sencillo y también el humor como arma para quitarle hierro a lo más complicado. 'En el libro también os cuento las ventajas que tiene ser coja, que las hay, o lo práctico que es mi andador porque tiene muchos más usos que los que uno puede pensar. Me sirve hasta de porta-cubatas', aseguró entre risas esta joven que tiene luz propia.

En cuanto al teatro, confesó que siempre ha querido ser actriz y que todo el mundo le decía que solo conseguiría papeles de 'chica de hospital'. De hecho, hace un cameo en la serie Vergüenza con Javier Gutiérrez, interpretando el papel de chica discapacitada. Pero por suerte se topó con Blanca Marsillach. 'Me becaron para hacer un curso de interpretación. A la representación de final de curso acudió Blanca y se fijó en mí. Tras un periodo de prueba en el que representamos la obra de su padre "Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?", me quedé fija en la compañía y ahora represento dos obras por año'. 

Y esta es Miriam Fernández, así es ella, una joven que asegura que en su diagnóstico médico solo se tuvo en cuenta la parte científica, 'la manchita negra de mi cerebro que detectó el escáner, mi capacidad física y la forma de mis pies', pero en el que obviaron todo lo que se podía conseguir con esfuerzo, entrega y sobre todo amor. 'Me produce mucha tristeza encontrarme con chicos o chicas con discapacidad, cuyos padres se sienten vencidos por una opinión médica y no hacen nada por cambiar la realidad', confesó.

Los cometas de Miriam puede considerarse una prolongación de las conferencias y charlas que ella ofrece. En este enlace podéis ver la que impartió en Sevilla dentro del marco de las charlas TEXd. Ya veis que es una mujer que no se frena con nada, un ejemplo a seguir y una fuente de valiosas enseñanzas. Así que, desde aquí, os invito a conocerla, a aprender de sus experiencias y a leer su libro lleno de cometas, tan brillantes como las propias estrellas.




Ficha libro

Editorial: Oberon.
Colección: Libros singulares
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
Nº Páginas: 232
Publicación: Marzo, 2019
Precio: 17,95 €
ISBN: 978-84-415-4123-8
Ficha completa aquí.








miércoles, 12 de junio de 2019

OLA DE CRÍMENES (COMEDIA - 2018)

Año: 2018

Nacionalidad: Española.

Director: Gracia Querejeta.

Reparto: Maribel Verdú, Juana Acosta, Paula Echevarría, Antonio Resines, Asier Rikarte, Miguel Bernardeu, Raúl Peña, Nora Navas, Teresa Lozano, Montse Pla, Roberto Bonacini, Luis Tosar, Javier Perdiguero, Mikel Tello, Jon Bermúdez, Ignacio Herráez, Francisca Horcajo, Jazmín Abuín, Javier Cámara, Txema Blasco.

Género: Comedia

Sinopsis: El hijo adolescente de Leyre, un ama de casa acomodadamente divorciada, mata a su padre en un arrebato. Ella decide hacer lo imposible por ocultarlo, desatando a su pesar una caótica ola de crímenes en la ciudad de Bilbao. Mientras, la nueva esposa del difunto y su implacable abogada tratan de ocultar la jugosa trama de corrupción en la que se movían. Pero no habían contado con la perseverancia de la pareja de inspectores de la Ertzaintza encargados del caso.

[Fuente: Filmaffinity]



Me sorprende lo poco que me sonaba esta película y más teniendo en cuenta que Mediaset está detrás y ya sabemos lo que eso significa, campañas de publicidad bastante invasivas pero sinceramente no recuerdo ningún anuncio. Aunque, por otra parte, esa falta de información también puede venir a demostrar que veo poca televisión y mucho menos, Tele 5. Sin embargo, me resisto mucho menos a las plataformas donde elijo lo que quiero y cuando quiero y fue así, mirando en Movistar+, como me topé con Ola de crímenes. La verdad es que, a primera vista, no me pareció una cinta española. Al ver la cartelera pensé por un momento que se trataba de una comedia americana, tontorrona e infumable, que solo sirve para tenerla de música de fondo mientras miras el móvil, pero al darle a información me llevé una sorpresa. Comedia española, dirigida por Gracia Querejeta y protagonizada por Maribel Verdú acompañada de un montón de nombres bien conocidos en nuestro cine. 'Venga, vamos a verla', pensé. Y a ello me puse hace unos días.

Ola de crímenes narra la historia de Leyre (Maribel Verdú), una mujer divorciada de Cosme (Luis Tosar) y madre de Asier, un hijo un tanto especial. Cosme está casado actualmente con Vanesa (Paula Echevarría) pero mantiene alguna relación esporádica con Leyre, lo que le viene bien porque ella vive en una suntuosa casa de una zona residencial, no tiene trabajo y la pensión que le pasa Cosme es escasa para mantener su nivel de vida. Así que, entre revolcón y revolcón, pueden caer un par de zapatos bonitos o el abono de alguna factura. Sin embargo, todo se complica cuando su ex marido se aburre de ese plan extramarital, opta por romper definitivamente con ella y vender la casa en la que Leyre vive con su hijo, al que por cierto su padre no soporta. La decisión acaba con el asesinato de Cosme en manos de Asier y a partir de ahí se inicia una particular bajada a los infiernos.

Leyre intentará encubrir a su hijo en todo momento, buscando la manera de salir del entuerto y endosarle el muerto a otro, nunca mejor dicho. A todo ello hay que sumarle que Cosme no era trigo limpio sino un promotor inmobiliario con negocios más negros que el carbón en el que están involucrados Vanesa y Susana (Juana Acosta), su abogada. La investigación por asesinato puede levantar la liebre y destapar toda una red de desfalco y para que eso no ocurra, es fundamental controlar el móvil de Cosme, dispositivo que está desaparecido desde el momento de la muerte. 

Y por si Leyre no tuviera suficientes problemas, Julen, el único amigo de su hijo, está locamente enamorado de ella, lo que lo complica todo aún más. 

La investigación correrá a cargo del inspector Andoni Galarza (Antonio Resines) y su compañero Juantxu. El primero es un policía a punto de jubilarse que no tiene más vida que el trabajo y cuidar de un padre enfermo y muy anciano. Divorciado, sin dinero y con una vida gris, la tentación llamará a su puerta. El segundo es un policía de la nueva escuela, fiel a los principios de su profesión pero poco dado al protocolo.

Pues bien, si mezclamos todo esto en una coctelera nos sale un largometraje que nos habla de los celos, la venganza, el amor por los hijos, la corrupción y el sexo. Una cinta que intenta pasar por comedia pero que difícilmente arranca una ligera sonrisa. Más allá de alguna escena algo simpática y de la histriónica interpretación de Maribel Verdú, no hay mucho que se pueda salvar en esta película. Es más, hay algunas partes que me sobran como la recreación de la mente calenturienta de Julen o las escenas de cama con Leye. Tengo la impresión que Ola de crímenes aspiraba a más de lo que al final ha conseguido porque no convence en ningún momento y el único punto fuerte de la cinta es su reparto.  

Los papeles principales están interpretados por nombres más que conocidos y que poseen bastante solvencia, algunos más que otros. Paula Echevarría no termina de encajar en un papel que no resulta convincente. Maribel Verdú está bastante correcta. Sobre ella se sustenta prácticamente toda la película mostrando una actitud de nerviosismo y torpeza extrema. Frente a ella, y en esta ocasión, me quedo con el trabajo de Juana Acosta. Su personaje pisa con fuerza, se mueve con soltura y le otorga mucha vivacidad a su texto. Ahora bien, tengo que decirlo porque si no reviento. Los tres personajes representan a tres mujeres con carácter pero se ve que para ello, es necesario estar todo el día subidas a unos vertiginosos zapatos de tacón de aguja y mostrar un escote generoso al que asoman senos voluptuosos. Me ha resultado llamativo que las tres compartan tales características como si solo por ello una se convirtiera en femme fatale, cuando resulta que, para hacer lo que estas mujeres hacen, hay que echar mano de la inteligencia y la astucia y no es necesario recurrir a los 18 cm de tacón ni a un balconette. Lo que digo, se percibe incluso desde la cartelería.

Pero sigamos con el reparto. A los nombres femeninos se unen otros tantos masculinos. Raúl Arévalo interpreta a un taxista implicado en un asunto del que él no sabe nada y al que todo le coge por sorpresa. Me gusta mucho este actor en sus papeles cómicos. Tengo la sensación de que un actor, para sentirse verdaderamente como tal, cree necesario interpretar papeles dramáticos pero a mí no me lo parece. Si pienso en los trabajos de Arévalo, me vienen a la mente con más potencia aquellos en los que ha sacado su vis más cómica. 

En paralelo tenemos a Antonio Resines en su papel de Andoni, un ertzaintza que no pasa un buen momento y que aportará la parte más dramática de la película. A él le pasa justo lo contrario que a Arévalo, que en esta ocasión su papel se envuelve de una seriedad tremenda. Su interpretación es tan correcta como la de Verdú.

Por otra parte, tenemos unos cuantos cameos. Luis Tosar ostenta un papel diminuto, una lástima porque es un grandísimo actor. Y lo mismo le ocurre a Javier Cámara, el responsable de que podamos lanzar alguna que otra sonrisa en el visionado.

En cuanto a la estructura, la historia comienza cuando el crimen y todos los acontecimientos posteriores han tenido lugar. Leyre quiere confesar sus crímenes y para ello acude a una iglesia para retroceder en el tiempo una vez está dentro del confesionario, con alguna vuelta al presente justo a mediados de la película, toda la historia está narrada en flashback.

En definitiva, Ola de crímenes es un largometraje que se deja ver (simplemente). Funciona muy bien para un viernes o un sábado por la noche cuando el resto de la programación resulta aún más infumable. Es una película que entretiene sin más, con buenos actores y unas interpretaciones que bueno, tampoco van a dejar un gran recuerdo. Poco más puedo deciros de esta cinta que se ve tan rápido como se olvida.






Tráiler:

Puedes adquirirla aquí:

                                    


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...