viernes, 6 de diciembre de 2019

ACUEDUCTO

Buenos días a todos. ¿Preparados para el mega puente? Espero que hayáis organizado un bonito viaje. Yo no haré nada especial y todo lo que haré será especial, al mismo tiempo. Ya sabéis, sacarle partido a las pequeñas cosas. Y por eso, para centrarme en otras cosas, estos días el blog permanecerá inactivo. Nos vemos el martes. Pasadlo muy muy bien.



jueves, 5 de diciembre de 2019

CÉSAR BRANDON: 'Para mí, la poesía significa paz'

La magia existe. A veces, uno va por la vida enredado en sus cuitas y, de repente, conoce a una persona que es todo luz. Basta con prestarle un poco de atención para descubrir que hay riqueza en su interior, para entender que son capaces de transmitir las emociones más intensas jamás imaginadas. Brilla su mirada. Acarician sus palabras. Y uno sale reconfortado de un encuentro en el que se hubiera quedado a vivir. Así es César Brandon, un joven de veintisiete años, original de Malabo, que llegó a España hace casi una década, y decidió que quería regalar al mundo la poesía que nacía en su alma. Y fue como Julio César, que vino, vio y venció. Lo hizo en un programa de televisión, en Got Talent. Lo que otros intentaban alcanzar con artes malabares, canciones y bailes, él lo consiguió con la poesía. Tres poemas le bastaron para llevarse el premio gordo, y no me refiero al coche o al dinero, sino al reconocimiento, a ese aplauso que le confirmó que lo que él hacía era maravilloso.

César Brandon estuvo en Sevilla hace unos días para presentar su último libro. Akeva es una fábula, es un cuento, es un diario, es pura emoción. 

Marisa G.- César, antes de hablar de los libros, me gusta hablar de las personas. Sé que eres de Malabo, que llevas varios años viviendo aquí, que has ganado un programa de la tele y has escrito tres libros. Pero quiero que me cuentes algo más de ti. ¿Quién es César Brandon?

César B.- ¡Uy, eso es muy complicado! 

M.G.- Seguro que no. Tú te conoces.

C.B.- No tanto como me gustaría. ¿Qué te puedo contar de mí? Soy una persona bastante común y corriente, muy pero que muy familiar. No sé muy bien que más contarte de mí.

M.G.- En el libro dices que eres ingeniero de la suerte y el azar. ¿Por qué?

C.B.- Me encanta esconder gracietas personales en los libros. Son solo cosas mías, un guiño que me hago a mí mismo por todo lo que ha sucedido en mi vida. Es una especie de anti-crítica que hago a todo lo que me ha pasado. Nada de lo que ha ocurrido tiene que ver con la casualidad. Todo ha sido fruto del trabajo, de llevarme muchísimos años escribiendo, de arriesgarme ir a la televisión, aunque fuera a hacer poesía.  

M.G.-¿Por qué decidiste ir al programa? Por entonces, ya tenías publicado 'Las almas de Brandon'.

C.B.- Sí, estaba auto-publicado hacía un año. Pero el mundo de la auto-publicación es muy complicado, no tiene nada que ver con tener el respaldo de una editorial. Aquel libro lo vendía por la calle, lo regalaba, porque quería que alguien lo encontrara en algún momento y pensara que lo que ofrecía era interesante. Quería que la gente me leyese, se interesase en mis historias porque es lo que más me gusta, lo que amo. Me encanta contar historias independientemente del formato, ya sea poesía o relato. 

Y fui al programa porque estaba buscando una oportunidad. No tenía intención de ganar, para nada. Simplemente iba buscando una ventana. Como dijo una vez un autor que me encanta, Daniel Fopiani, parece que hoy día, para ser escritor, tienes que ser Youtuber primero. Son las vías que hay. Yo fui a la tele para conseguir llamar la atención de las editoriales.

M.G.- Pues lo conseguiste. ¿Y qué significa para ti la poesía?

C.B.- Para mí, la poesía significa paz. Llegué a esta conclusión después de un tiempo en el que estuve sin escribir. Quería dejarlo todo porque creía que no estaba hecho para escribir. Pero es que se me ocurren cosas constantemente. Del hecho de que estemos tú y yo aquí, se me puede ocurrir algo para escribirlo.

M.G.- Si se te ocurre me lo tienes que mandar.

C.B.- Vale. Y eso es lo que significa para mí la poesía, encontrar esa paz, esa introversión, mirar hacia adentro, analizar todo lo que ocurre, la sociedad, la política,... e intentar transmitirlo.

M.G.- De todos modos, César, tú aseguras que escribes historias más que poemas.

C.B.- Sí, siempre. Hay como una batalla entre lo que es poesía y lo que no. Lo que sabía de poesía era lo que había estudiado en el instituto. Me sé un montón de poemas clásicos porque nos obligaban a aprendérnoslo. Ese fue mi primer contacto con la poesía. El formato en el que surja lo que quiero contar no es importante. Muchas veces tienes una idea que puedes condensar en cuatro versos o en una novela de quinientas páginas. El mensaje es lo más importante, los sentimientos que quiero transmitir. El formato es lo de menos. 

M.G.- ¿Desde cuándo escribes?

C.B.- Con intención, con la idea de convertirme en escritor y vivir, de alguna forma, de los libros desde los veintidós años. No hace mucho porque ahora tengo casi veintisiete. 

M.G.- ¿Pero de pequeño sí escribías?

C.B.- Sí, muchísimo. Me presentaba a los concursos literarios del instituto. Si los perdía, sentía muchas más ganas de seguir intentándolo. Y llegó un día en que gané todos los premios de un concurso. Era algo que estaba prohibido porque solo podías presentar un relato. Sin embargo, yo presenté tres. Dos de ellos con el nombre de algún compañero. Y los gané todos. ¡Pero el que presenté con mi nombre quedó tercero! Me sentía bien porque sabía que eran míos aunque nadie lo supo.

M.G.- ¡Qué gracia! (Risas)

Bueno, centrándonos en el libro. Se titula 'Akeva' que significa gracias. ¿A qué y a quién le tienes que dar las gracias?

C.B.- A todo lo que ha sucedido, incluso mucho antes del programa. Le tengo que dar las gracias a mi madre, a mi familia, a mi paso por el programa, a lo que ha sucedido después, a los que han venido a las firmas,... Soy una persona muy agradecida con todo lo que me ocurre. Y cuando me planteé qué titulo ponerle al libro, no podía ponerle otro más que 'Akeva', más que gracias. Me salió así.

M.G.- Es un título precioso. Y antes hemos hablado del formato de tus historias. Este libro está publicado bajo el sello de poesía de Espasa, pero no es poesía propiamente.

C.B.- No, no, para nada. El libro se tenía que haber publicado bajo el sello de Espasa pero son cuestiones de marketing. Como los lectores buscan mis libros en la sección de poesías... De todos modos, no me importa bajo qué sello se publica. Son cuestiones editoriales en las que no me meto. 

El libro es un diario, totalmente desordenado. Lo hice así con la intención de simular que hay una tercera persona que lo está leyendo. Si alguien se encuentra un cuaderno, lo lee hacia adelante y hacia atrás, sin mucho orden. Por eso las fechas están desordenadas, porque lo está leyendo un desconocido.

La historia se me ocurrió porque iba a formar parte de otro libro, pero al final decidí que iba a ser un libro totalmente independiente por lo que significaba. Quería contar mis experiencias a través de la voz de una chica, que se llama Agosto. Quería contar cómo era vivir en mi país, hablar de la cultura, el trato que reciben las mujeres, la política,...

M.G.- Agosto es la chica que escribe el diario, y ella cuenta cosas de su infancia, su adolescencia, su juventud,... ¿Te sientes identificado con ella?

C.B.- Sí, ella soy yo. 

M.G.- ¿Y por qué eliges un personaje femenino?

C.B.- Me salió así. No lo busqué. Pero me vino bien porque la mujer encuentra muchísimas más dificultades que los hombres. A través de su voz, puedo meterme en muchísimos temas y abarcar más tópicos.

M.G.- Personalizas el diario, al que llamas Eva. Es como si Agosto le estuviera escribiendo a una amiga imaginaria.

C.B.- Agosto no tiene muchos amigos. Solo tiene un amigo, como una pareja que viene y va. Así que está sola o se siente sola. No se siente identificada con su madre por algo que pasa. Con su padre, tampoco. Encuentra un cuaderno en el sótano de su casa y empieza a hablarle como si fuera una amiga.


M.G.- Dice la sinopsis: Soy los números de la inseguridad social con la que crece por crecer en un país que “coquetea continuamente con todas las formas en las que puede ir mal”. Hay una crítica rotunda.

C.B.- Básicamente todo el libro es así. Una lectora me dijo que yo no hablaba de amor, sino de política. 

M.G.- También lo he percibido.

C.B.- Le respondí que era la primera persona que había entendido lo que hago con los libros. Es muy difícil que una persona se interese por algo que no esté definido en un aspecto político. Escribir a través del amor de todos estos temas es una forma muy interesante de crear debate sin que las personas se den cuenta.

M.G.- ¿Eres más consciente de la realidad de tu país ahora, que no vives en él?

C.B.- Sí. Estando dentro uno se da cuenta de muchas cosas, pero desde fuera todo se ve distinto. Salí de mi país con dieciocho años. Mi primer año aquí, caí mal a mucha gente. Ahora caigo bien. 

M.G.- ¿Por qué?

C.B.- Porque vine con una mentalidad diferente. Hoy soy otra persona distinta. Si vives en un lugar, tan arraigado y tan encerrado en una única forma de pensar, no ves el mundo tal y como es. No puedes hacer un análisis externo de lo que te está pasando. Muchas de las cosas que me ocurrían en mi país no las entendía porque no había que entenderlas. Eran así y ya está. Cuando sales, te das cuenta de que hay otra forma de hacer las cosas. 

M.G.- ¿Ves tu futuro en tu país, de nuevo?

C.B.- Sí, quiero volver. Me gustaría vivir entre España y mi país. España se ha convertido en mi  hogar. Quiero vivir en los dos sitios e intentar aportar, si es que puedo, algo allí y aquí.

M.G.- No quiero dejar atrás una pregunta importante. Me has contado que este libro, en principio, iba a formar parte de otro pero, ¿todos estos textos los has escrito uno detrás de otro, o los has ido escribiendo de manera dispersa, a lo largo del tiempo?

C.B.- La idea de los textos existían de antes. Fueron surgiendo con el tiempo. Se me iban ocurriendo cosas, las anotaba y luego, cuando me senté a escribir, las fui desarrollando.  Es un libro muy pensando.

M.G.- En la Nota de Autor dices que escribes este libro en atención a las decisiones que tomarás en el futuro. Si pudieras dar algún consejo a tu yo del pasado, ¿qué le dirías?

C.B.- Le diría que no tenga miedo, que voy a cuidar de él. Hay una parte del prólogo y del libro que tiene mucho que ver con esta pregunta. Creo que le diría que hiciera lo que deseara hacer, que yo cuidaría de él, aunque fuera difícil. 

M.G.- Pues César, me parece que no tienes mucha confianza en ti mismo. Si miramos el final del libro hay un gráfico sobre tu habilidad poética, según tu madre, el mercado, la crítica. Tú eres el que peor concepto tienes de ti mismo.

C.B.- Pero esto es porque soy un cachondo que flipas. Creo muchísimo en mí, al menos, en este sentido. De otra forma no haría lo que hago, y mucho menos hubiera empezado como empecé, publicando mi libro y vendiéndolo a la gente. De eso estoy muy orgulloso.

M.G.- Dices que no te gusta tu voz y sin embargo yo creo que tus palabras, con otra voz, no transmitirían lo mismo.

C.B.- No me gusta escucharme. Los vídeos de los programas de televisión los vi hace un par de meses y ya hace dos años que salí. Sé que mucha gente me dice que le gusta mi voz. A mí no me gusta ni en los audios de Whatsapp.

M.G.- ¿Y qué te dicen los lectores de este libro?

C.B.- Todavía no he visto muchas opiniones. Habré recibido cinco o seis opiniones de chicas. Me han dicho que les encanta.  

M.G.- ¿Solo de chicas? ¿Crees que tus libros están más dirigidos a las lectoras?

C.B.- No, para nada. Están escritos para todo el mundo y para lectores de todas las edades. No escribo pensando que tengo un público femenino. 

M.G.- ¿Y tú que lees?

C.B.- Mucha investigación. Desde el pasado marzo, estoy intentando leer dos libros a la semana. Es muy complicado pero procuro leer un libro de poesía y una novela. Pero me encanta leer investigación, artículos sobre medicina, ciencia,... Me inspiran mucho. De ahí los poemas que tienen que ver con los números, o con la luna.

M.G.- En muy poco tiempo has publicado mucho. ¿Los tenías ya escritos? 

C.B.- Sí, el primero, el segundo y este. De hecho, también está ya escrito el del año que viene.

M.G.- ¡Menudo cajón!

C.B.- Están en el ordenador. Ahora lo que hago es reorganizarlos. Hay cosas que escribí hace mucho tiempo y tengo que cambiarlos. 

M.G.- César, un placer conversar contigo. 

C.B.- ¿Ya hemos acabado? (Risas) Gracias a ti. 

Sinopsis:

«Hola:
Mi nombre es Eva.
Es importante que no me abras. Lo que hay dentro de mí no es de dominio público. Soy la alegre vida privada de una niña que ve el mundo desde unos ojos tristes. Soy los datos personales que van un poco más allá del nombre, la edad o los dígitos del pasaporte. Soy los números de la inseguridad social con la que crece por crecer en un país que “coquetea continuamente con todas las formas en las que puede ir mal”. Soy su amiga imaginaria. Soy el mundo real en el que desearía vivir.


En el caso de que me hayas encontrado en un lugar en el que se supone que no he de estar, por favor, deposítame en la sección de objetos perdidos. Y no te preocupes, vendrán a por mí».

Puedes empezar a leer aquí



miércoles, 4 de diciembre de 2019

CAMARÓN: FLAMENCO Y REVOLUCIÓN (DOCUMENTAL - 2018)

 Año: 2018

Nacionalidad: España.

Director: Alexis Morante.

Reparto: --

Género: Documental.

Sinopsis: Documental sobre una de las figuras más apasionantes que ha dado la música en el siglo XX, un homenaje en el 25 aniversario de la muerte de Camarón y una retrospectiva sobre su vida y su arte. Un retrato íntimo en el que sus creadores han tenido acceso al archivo inédito de la familia y donde se muestran vídeos, fotografías y documentos del artista que nos aproximan al interior de la leyenda. Una experiencia inmersiva narrada por el actor Juan Diego. Camarón universalizó el Flamenco, un arte que no tiene fronteras y que ahora, con esta película, quiere abrirse un poco más al mundo. 


[Fuente: Filmaffinity]


El flamenco, un arte que no todo el mundo comparte o entiende. Sin embargo, a mí me estremece una soleá, unos tangos, una alegría, una bulería... bien cantá. Llevo escuchando flamenco desde que era pequeña, desde que, siendo una niña, mi padre se afanaba en sus cosas, mientras encadenaba un fandango tras otro. No lo hacía mal, el hombre. Aficionado al cante jondo desde su adolescencia, se pasaba las horas escuchando a El Cabrero y yo, a su vez, me quedaba embelesada oyéndolo a él cantar. Así fue mi infancia, entre las copillas que entonaba mi madre, con aquellos Ojos verdes entre Torres de Arena, mientras mi padre se afeitaba en el baño, o arreglaba cualquier cacharro de casa pregonando: No te vas a llevar ná, el día que tú te mueras. Mira si eres inocente que crees que te va a librar, el dinero de la muerte. Nadie se libra. Ni Camarón tampoco.

Camarón: Flamenco y Revolución es una obra de arte que quita el sentío. El director Alexis Morante, responsable del guion de esta preciosa historia, junto con Raúl Santos, desgrana la vida del que fue la estrella más brillante del flamenco. Con una narración circular, que se inicia con la llegada del féretro de Camarón al aeropuerto de Sevilla el día 2 de julio de 1992, y se cierra con las mismas imágenes, a las que se añade todo un pueblo, el de San Fernando, volcado en el sepelio de este cantaor.

José Monje Cruz nace un 5 de diciembre de 1950 en San Fernando (Cádiz), conocida coloquialmente como La isla, una tierra marinera, de astilleros y barcos hasta la que el mismísimo Generalísimo se trasladó para ver a su España más naviera. Pero San Fernando tenía dos caras, la de las avenidas coloniales y la de la miseria. Allí, entre la pobreza, huérfano de padre en la adolescencia y con siete hermanos más, en una vecindad en la que la vida y la muerte era de todos y afectaba a todos por igual, creció y vivió Camarón. 

El flamenco siempre fue el arte de la calle, un arte que mamó Camarón de los senos de su madre Juana, que también se arrancaba a cantar en las reuniones familiares y lo hacía como los ángeles porque 'algunos cantaban pa' matarlos y otros cantaban pa' morirse'. Ya desde pequeño, el niño apuntaba maneras. El documental recorrerá su vida desde sus inicios en la Venta de Vargas, a la que acudía gente de toda España largando 'propinas que eran sueldos'. Y allí lo escuchó Manolo Caracol, que mostró indiferencia ante el quejío del chaval. Pero este gitanito no cejó en su empeño. Llegarían más tarde los festivales, las actuaciones en la Feria de Abril de Sevilla. Antonio Mairena tampoco pareció impresionado pero Camarón siguió su camino, no sé si trazado por las estrellas o por alguno de esos conjuros de su gente. No fueron inicios fáciles. Recibió abucheos antes de ganar confianza en sí mismo. en 1968, lo esperaba Madrid y el tablao Torres Bermejas, donde conoció a un padre y a un hijo, a Antonio Sánchez Pecino y a Paco de Lucía. Se formó el tangai.

De ahí a los discos un paso. Camarón: Flamenco y Revolución mostrará al Camarón artista pero también al hijo, al esposo, al amigo y al padre de familia. Todos sabemos que las drogas y el alcohol estuvieron presentes, pero no es necesario meter el dedo en la llaga. Sin obviar su lado más oscuro, este documental nos muestra al hombre enamorado de su Chispa, al genio acompañado a la guitarra por Tomatito, al cantaor que quiso remover los cimientos del flamenco, con un disco que no caló entre el público pero claro, es que había que escucharlo más de una vez para entender La leyenda del tiempo. Y llegaron las actuaciones de París y Londres, donde cantó aquello de 'Soy gitano y vengo a tu casamiento', según dicen, uno de los discos más vendidos de la historia del flamenco. La lío tan gorda que hasta Elton John y Mick Jagger se fijaron en él, que hasta el mismo Quincy Jones se arrimó a aquel gitano de rizos rubio, piel clara y tan menuillo que su tío se preguntaba que qué clase de gitano era este, si más que gitano parecía un camarón. Y ahí se le quedó el nombre.  Pero la vida gira y gira, y llega el dolor, la enfermedad y la muerte. El flamenco se viste de luto un 2 de julio de 1992 mientras todo San Fernando grita '¡Camarón!, ¡Camarón!' 

Más de una vez dijo que su cante no era comprendido. Eran fandangos, alegrías, bulerías, martinetes y soleá que retrataban su vida, su amor por la tierra, por su madre, por los suyos. Parecía como si ni él mismo se creyera lo que le estaba pasando, respondiendo a los elogios con la mirada gacha, azorado, tímido y apocado. No conocía la arrogancia. Así lo vemos en este documental, que muestra imágenes inéditas, fotografías, vídeos familiares, intervenciones en programas, actuaciones y declaraciones de los que lo conocieron. No vamos a encontrar a la Chispa hablando de su marido, ni  a Luis, Gema, Rocío, José o María José, sus hijos, hablando de su padre. No hace falta. 

Y todo ello contado a través de una voz tan potente como la del propio Camarón. El actor Juan Diego pone palabras a las imágenes, relata con un lenguaje de la calle y acertado los grandes momentos en la vida del cantaor, los buenos, los malos y los regulares. Uno puede imaginarse al actor, sobre un escenario, 'cantando' la vida del gitano.

Camarón: Flamenco y Revolución me ha parecido un documental espectacular, hecho con respeto y cariño. Una historia con garra, bien dirigida, bien montada y excepcionalmente bien declamada. Y un desenlace, ese que te imaginas, conmovedor y emotivo.

Tanto si eres payo como gitano, tanto si eres un erudito o un aficionado, tanto si te gusta el flamenco como si no, Camarón: Flamenco y Revolución es un documental que no te debes perder, porque narra la vida de un hombre. Solo eso. La vida de un hombre que nunca supo lo importante que fue.




Tráiler:


[Sólo disponible en Netflix]





martes, 3 de diciembre de 2019

RUT NIEVES: 'Hay mucha represión sexual, mucha censura, vergüenza y sentimiento de culpa'.

No conocía a Rut Nieves. Después de abandonar su carrera como arquitecta, esta joven publicó su primer libro, Cree en ti, en 2017. Se trataba de un volumen en el que Rut explicaba las claves para que cada uno de nosotros podamos alcanzar nuestros sueños. A aquel primer título le siguió  El amor de tu vida y Haz tu sueños realidad, conformando una trilogía que fue todo un éxito entre los lectores. No acostumbro a leer libros de autoayuda, aunque a Rut le gusta llamarlos de auto-conocimiento, y sin embargo, reconozco que a veces he encontrado importantes lecciones en muchos de ellos. Es por eso que no me cierro a nada, que me voy dando oportunidades de aprender a través de otras personas que se han hecho las mismas preguntas que yo.

Rut visitó Sevilla hace unas semanas para presentar su nueva publicación. Naciste para disfrutar, un nuevo título que viene con la intención de ayudarnos a liberar nuestra mente y nuestro cuerpo, para poder disfrutar de todo lo que siempre nos ha estado vetado.

Marisa G.- Rut, me sorprende mucho que una arquitecta en Alemania deje su trabajo para escribir libros con la intención de ayudar a otras personas y para, como tú dices, convertirse en arquitecta de emociones. A mí me parece una apuesta muy arriesgada.

Rut N.- Tal y como lo has contado, parece algo que surgió de repente y, en la vida, nada sucede así. Siempre hay un tiempo de gestación del cambio. 

Antes de irme a Alemania, estuve trabajando en Madrid durante varios años. Ya por entonces empecé a sentirme cansada de la arquitectura. De hecho, cuando me fui a Alemania, mi intención no era trabajar como arquitecta, sino vivir la experiencia de residir fuera de España. Pero claro, llega un momento en el que se me acaba el dinero, y como seguía sin saber qué hacer con mi vida, volví a trabajar como arquitecta. Sin embargo, era un trabajo en el que no conectaba con mi jefe, vivía en constante estrés, y fue en ese momento cuando me leí el primer libro de 'coaching' y crecimiento personal, 'Trabajo y felicidad' de Ricardo Gómez. Quería saber qué hacer con mi vida y como no se me ocurría nada, me dio por buscar la respuesta en los libros. Aquel libro me ayudó a entender que lo que quería era escribir sobre el potencial humano, dedicarme a organizar eventos e impartir conferencias. Y antes de todo eso, lo primero que tenía que hacer era formarme yo. Así que se unió todo, el descubrimiento de que quería y podía vivir de escribir y un trabajo como arquitecta del que ya estaba cansada. Siempre digo que, cuando queremos un cambio, la vida nos ayuda.

M.G.- Eres la autora de la trilogía 'Cree en ti', un fenómeno editorial. ¿Qué tienen esos libros para haber llegado a tantos lectores?

R.N.- La trilogía contiene información acerca de quiénes somos. Son libros que ayudan a conocerte, a comprenderte y a entender por qué te pasan algunas cosas. Esa comprensión es muy sanadora y estos libros te ayudan a descubrir el poder que se nos ha dado a través de la mente y de las emociones. Están basados en mi propia experiencia, en mis aprendizajes. Todo lo que he aplicado en mi vida lo he compartido en mis libros. Son cosas que nos deberían enseñar en el colegio. Debería existir una asignatura troncal sobre educación emocional y sexual. La gente tiene problemas en sus vidas porque les falta información, porque tienen unas necesidades emocionales básicas que deben ser saciadas. 

M.G.- Es decir, que tú facilitas las claves para sentirnos mejor.

R.N.- Sí, las claves para conocerte, sentirte mejor, poder disfrutar y hacer realidad los sueños que tienes en tu corazón. Se nos ha dado mucho poder a través de la mente y de las emociones pero, si nadie nos explica en qué consiste ese poder y cómo podemos gestionarlo, ¿de qué nos sirve? Cuando empezamos a comprender cómo funciona la mente consciente, la subconsciente, cómo afectan las emociones, qué papel juega el corazón, cómo afecta lo que vivimos en la infancia, cómo podemos crear experiencias positivas transmutando lo malo, todo cambia. Es entonces cuando podemos conectar con el bienestar, con la salud física, emocional,... con un bienestar generalizado.

M.G.- ¿Y qué diferencia la trilogía de este último que has publicado, de 'Naciste para disfrutar'?

R.N.- En este libro me centro y entro de lleno en el tema de la sexualidad, algo que antes no había tocado. Profundizo mucho en las relaciones de pareja y por primera vez me atrevo a decir lo que pienso y siento, sin filtros. Es un libro que, en primer lugar, escribí para recuperar mi libertad. Había cosas que todavía no me atrevía a contar por miedo al qué dirán, a que me dejaran de hablar y de querer. Es un libro en el que cuento mi camino personal, el camino hacia mi libertad, cómo conseguí ser yo misma, cómo me atreví a decir 'no' y a contar lo que de pequeña no pude contar. 

Cuando era una niña sufrí abusos y en este libro me atrevo a contarlo por primera vez. Es una realidad que sufre una de cada cuatro personas, durante su infancia o su adolescencia, y eso es una barbaridad. Y el que no ha sufrido abusos sexuales, los ha sufrido de tipo psicológicos o ha estado sometido a manipulación. Vivimos en una cultura patriarcal, en la cultura del abuso del poder, y hay mucho miedo a ser uno mismo. Hay mucha represión sexual, mucha censura, vergüenza y sentimiento de culpa. Con este libro, primero quería liberarme yo, y luego ayudar a otras personas a tomar consciencia de qué ideas, creencias o prejuicios morales o culturales han condicionado su vida, su felicidad y su derecho a disfrutar. He intentado dar claves para ayudar a sanar las heridas emocionales de la infancia. Por otra parte, profundizo en las relaciones conscientes y hablo de todos los problemas que tenemos en  nuestras relaciones de pareja que, generalmente, no son más que un reflejo o una consecuencia de las heridas emocionales de la infancia.

M.G.- Pues hablando de la infancia, en el dossier de prensa hay una frase que me ha impactado mucho. Dice así: 'Todos vivimos en consecuencia de lo que albergamos en nuestro subconsciente, de la experiencia vivida y de las decisiones tomadas en la infancia'. Esto último me hizo preguntarme si tenemos que responsabilizar a nuestro yo niño de lo que somos hoy. 

R.N.- No es así. Durante la infancia no somos responsables de nada de lo que nos sucede. Lo que sí ocurre es que cuando de niños vivimos una experiencia que nos dolió, nos protegemos. Cuando somos niños nos falta la capacidad de comprender porque nuestro cerebro no se ha terminado de desarrollar y las decisiones que tomamos para protegernos a menudo limitan nuestra felicidad en la vida de adultos. El que tiene que hacerse responsable es el adulto y no el niño. 

M.G.- ¿Te sientes distinta después de haber escrito este libro?

R.N.- Me siento completamente diferente. Yo sufrí un cambio cuando escribí la trilogía pero ahora ha sido mucho mayor. De hecho, he vivido todo un proceso físico y no solo emocional. He adelgazado y mi cuerpo ha cambiado al liberar todos esos miedos, al sanar las cosas que me hacían daño. Ahora veo las cosas de otra forma, más desde la inocencia, más desde la naturalidad, la espontaneidad y la honestidad. Cada vez tengo menos filtros. 


M.G.- Nada más abrir el libro, leo una dedicatoria dirigida a ti, lo que me lleva a pensar que has aprendido a quererte. Somos los primeros que no nos queremos.

R.N.- Es algo cultural. Nunca nos han enseñado a querernos. Parece que ahora eso está cambiando. Ahora hay muchos padres que han aprendido a quererse y se lo están enseñando a sus hijos, con su propio ejemplo. 

M.G.- En este libro también hablas de la espiritualidad y la religión, conceptos muy distintos.

R.N.- La espiritualidad es una parte del ser humano. Forma parte de nosotros y nos pertenece. Pero la religión es algo que tú puedes incorporar a tu vida o no. Hay personas a las que les ayuda y otras no lo necesitan.

M.G.- Tres palabras claves: miedo, culpa y vergüenza. ¿Son los tres enemigos del ser humano?

R.N.- Son tres emociones a través de las cuales nos han manipulado durante miles de años. Dinamitan la autoestima y dañan al ser humano. No tienen ningún beneficio. Solo en contadas ocasiones, el miedo nos salva de un peligro pero el problema está cuando ese miedo se instala en nuestra vida sin que existan peligros reales. 

M.G.- En este libro recomiendas la práctica del sexo tántrico. ¿En qué nos beneficia?

R.N.- El tantra es una forma de disfrutar de la sexualidad desde el auto-respeto, desde el auto-aceptación, desde el auto-amor. Es una manera de conectar directamente con nuestro cuerpo, una forma de disfrutar de la sexualidad que te tiene en cuenta a ti. Te va a permitir disfrutar mucho más que con el sexo rutinario, mecánico y rápido. Es una forma muy respetuosa, placentera y sanadora de disfrutar de la sexualidad. Cuando empiezas a practicar tantra, empiezas a sanar emocionalmente.

M.G.- En los capítulos en los que hablas sobre la sexualidad, tengo la sensación de que te centras más en la mujer. ¿Es así? 

R.N.- Me centro mucho en la mujer porque creo que a nivel sexual la mujer tiene mucho más que liberar que el hombre. Al hombre se le ha intentado castrar emocionalmente. A la mujer se la ha intentado castrar sexualmente. En el capítulo de la sexualidad hablo más del cuerpo de la mujer porque es la que considero que tiene que hacer un trabajo emocional más grande, la que debe liberarse de la culpa y de la vergüenza. El hombre tiene menos carga. En el hombre, el placer ha estado bien visto. De todos modos, es un libro que he escrito tanto para mujeres como para hombres. 

M.G.- El libro también cuenta con ejercicios. Me gustaría que me contaras en qué consisten.

R.N.- En el libro hago una serie de preguntas para que cada lector responda. Esas respuestas le van a conducir a unas reflexiones muy reveladoras. Luego también hay una tanda de ejercicios a nivel práctico: de respiración, de contacto de contacto físico,... Se pueden realizar en solitario o en pareja y te van a ayudar a despertar la energía sexual, a aumentar la confianza en uno mismo, a despertar tu cuerpo a nivel físico para luego poder conectar con tu pareja. Son ejercicios muy potentes y muy sanadores.

M.G.- Al final, hay una sección de bibliografía muy extensa. Implica que has tenido que documentarte mucho.

R.N.- Me fascina aprender. Todo lo que he leído, lo he hecho para ayudarme a mí misma, porque primero me tengo que ayudar yo para poder ayudar a los demás. Llevo tres años leyendo mucho sobre estos temas, acudiendo a cursos, talleres y seminarios. En el libro hago una síntesis de lo que yo he aprendido y de lo que yo he experimentado, de lo que he llevado a la práctica. 

M.G.- Imagino que los que escribís libros de auto-conocimiento, también leéis a otros autores del género. ¿Me podrías recomendar alguno que hay sido especialmente inspirador para ti?

R.N.- 'Liberar las corazas' de Marie Lise Labonté. Me ayudó mucho a conectar mente y cuerpo. Fue muy revelador.

M.G.- ¿Vas a seguir con los libros? ¿La arquitectura ya ha quedado olvidada?

R.N.- Sí, sí. La arquitectura es un capítulo que cerré hace seis años. Ahora estoy centrada en esto, que es lo que me apasiona realmente.

M.G.- De acuerdo, Rut. Muchas gracias por este encuentro y mucha suerte.

R.N.- Muchas gracias a ti. 

Sinopsis: ¿Te permites disfrutar? ¿Por qué hay mujeres que han cen­surado el placer en sus vidas, anteponiendo las necesidades de su pareja y de sus hijos por encima de las suyas propias? ¿Por qué hay hombres o mujeres que se apegan a alguien que no es bueno para ellas? ¿Por qué hay tantas personas con problemas de autoestima y de pareja?


Estas y otras muchas preguntas reciben una insólita y fasci­nante respuesta en el presente libro. Rut Nieves quiere que los hombres y las mujeres se descubran a sí mismos, y entre ellos, trasciendan sus miedos y sus inseguridades, para que puedan disfrutar del amor sano y del placer plenamente en sus relaciones.

Un libro que nos ayudará a comprendernos un poco mejor, a sanar el corazón, a practicar el desapego y la independencia emocional, a aumentar la confianza en nosotros mismos, a poner límites sanos, a conectar con nuestro poder, la auto­ridad, el amor propio y el placer. Un libro que te ayudará a liberarte de inseguridades, prejuicios, restricciones mora­les dañinas de la cultura patriarcal para poder disfrutar de una vida física, mental y emocional más amorosa y sana.

Puedes empezar a leer aquí.

lunes, 2 de diciembre de 2019

EL VELO ALZADO de George Eliot

Resultado de imagen de EL VELO ALZADO de George Eliot
Editorial: Alba.
Colección: Alba Brevis.
Fecha publicación: abril, 2012. 
Precio: 9,00 € 
Género: Novela corta. 
Nº Páginas: 96 
Encuadernación: Rústica. 
ISBN: 9788484287124



Autora

Mary Ann Evans, George Eliot para la historia de la literatura, nació en 1819 en Chilvers Coton (Warwick-shire), hija de un agente inmobiliario. A los ocho años se la consideraba ya "fuera de lo normal" por su peculiar inteligencia y brillantez; a los diecisiete confesaba su agnosticismo y su padre, que le había dado una rigurosa educación religiosa, la echó de casa. Subdirectora de la Westminster Review, el foro intelectual progresista más importante de su tiempo, fue animada a dedicarse a la literatura por el crítico George Henry Lewes, que llegaría a ser su compañero prácticamente para el resto de su vida: decidieron vivir juntos a pesar de que él estaba casado. Las primeras novelas de George Eliot, situadas en su Warwickshire natal, tienen cierto aire idílico: Scenes of Clerical Life (1858), Adam Bede (1859), El molino del Floss (1860) y El hermano Jacob (1860; Alba Clásica núm. LXXI) anunciaron ya a una escritora de gran ambición y originalidad. Con la novela histórica Romola (1863) inició su etapa de madurez, a la que pertenecen Felix Holt (1866), Middlemarch (1871-72; Alba Clásica Maior núm. VI) y Daniel Deronda (1876). A la muerte de Lewes en 1878, se ocupó de concluir la obra más importante de éste, Problems of Life and Mind. En 1880 se casó con el agente de bolsa John Walter Cross, pero en diciembre de ese mismo año falleció en Londres. 

Sinopsis

¿Cómo se explicala pasión de un hombre por una mujer con la que sabe que llevará una vida desgraciada? ¿Cómo podemos amar aquello que nos destruirá? El joven Mortimer, un melancólico que tiene "la sensibilidad del poeta sin su voz", adquiere inesperadametne el don de leer el pensamiento de los demás: sólo una persona se le resiste y es la prometida de su hermano mayor. Sin embargo, una visión le anuncia que se casará con ella. 

Obra típica en la producción de George Eliot, El velo alzado, publicada en 1859 en la Blackwood's Edinburgh Magazine, es una nouvelle con sorprendentes elementos góticos y fantásticos que uno no suele asociar a la autora de Middlemarch. Pero el lector reconocerá sin duda su huella en la sutileza y la profundidad del estudio de una personalidad tortuosa y en la compleja recreación de un amor en el que conviven la fascinación y la mezquindad.

[Información tomada directamente del ejemplar]


Parece que llevo unas semanas descubriendo autores de tiempos lejanos a los que no conviene olvidar. A veces necesito un respiro, apartarme de tanta novedad para indagar en la literatura de otros siglos, y moverme por otros mares, lejos de tanta novela negra. Así que, para la reseña de hoy, me he decantado por un autor (¿autor?), bueno por una autora cuya vida resulta tan apasionante como sus obras. 

George Eliot es en realidad Mary Ann Evans, una joven a la que su padre no consiguió atar en corto. No hay más que echar un vistazo a la biografía que incluye este pequeño volumen para darnos cuenta de que no era una mujer de su tiempo. Sorprende enormemente la reacción de su padre cuando ella no quiso adaptarse a la educación religiosa familiar, a lo que hay que añadir la relación que mantuvo con un hombre casado, y algún dato más que podéis encontrar si buceáis por Internet. Pensando en la vida que llevó, siento que me hubiera gustado muchísimo conocerla. ¡Qué atractivo me resulta siempre lo diferente!

Pero su extravagante forma de ser también afectó a sus obras. De hecho, El velo alzado, nouvelle que no llega ni a cien páginas, y de la que vengo a hablaros hoy, recibió el rechazo de los editores, que se negaron a publicarla. ¿Y por qué? Pues porque a Mary Ann, que supo retratar de forma fabulosa la vida de provincias en Middelmarch, no se conformaba con los "temitas" de escritoras de la época. Habría que echarle un ojo al libro publicado por Impedimenta, Las novelas tontas de ciertas damas novelistas, un ensayo que, según la editorial, hace repaso a 'las tópicas novelas que dominaban los listados de ventas de su tiempo, con sus encantadoras y hermosas heroínas, y sus previsibles y azucarados finales', volumen al que me pienso lanzar de cabeza en cuanto pueda. ¡Cómo era la Evans! Y es que, en El velo alzado se abordará una temática poco usual en la época, la premoción.

El inicio de esta nouvelle no puede ser más intrigante. Un narrador en primera persona, del que más adelante sabremos su nombre y su condición, nos comunica que conoce la fecha exacta y las circunstancias precisas en las que se producirá su muerte. Parece un tipo amargado y algo desquiciado, que habla de maldiciones y existencias insoportables, dejando ver que anhela la llegada de su propia muerte. ¿Qué puede haber ocurrido para que una persona desee abandonar este mundo? Eso es lo que, inevitablemente, todo lector se preguntará nada más abrir este pequeño volumen. Pero lo que realmente nos dejará enganchado a las páginas de este libro es comprender que el protagonista posee un extraordinario don, que le permite conocer hechos futuros y leer las mentes ajenas. Si lo piensas, ¿no te gustaría disfrutar de semejante prodigio? ¿Nunca te has parado a mirar fijamente a alguien intentando averiguar lo que pasa por su mente? Seguro que sí. Sin embargo, nuestro protagonista terminará por considerar su don como una maldición más que como una circunstancia beneficiosa.

Latimer es el segundo hijo de un hombre de rígido carácter y amante del orden. Huérfano de madre, a la que adoraba, es un ser especialmente sensible desde la infancia, amante de la naturaleza, con una esencia poética de la que su padre repele, pues lo consideraba débil de espíritu. Aún así, su progenitor, por el que Latimer siente absoluta admiración, cumplirá como padre y cubrirá las necesidades de este hijo al que seguramente calificaría como alma cándida. Una enfermedad desarrollará en el protagonista el prodigio de la clarividencia. Sufrirá las primeras alucinaciones pensando que las experimenta inmerso en el mundo de los sueños hasta que descubre la realidad. Tiene la habilidad de ver ante sí sucesos del futuro y puede adentrarse en la mente de las personas que le rodean para conocer su verdadera naturaleza. Todo se complica cuando aparece en escena la joven Bertha Grant, prometida de su hermanastro Alfred con la que, por diversos avatares, contraerá matrimonio. Lo que ocurrirá a partir de este punto de la narración justifica la pregunta que abre la sinopsis de la novela,-¿Cómo se explica la pasión de un hombre por una mujer con la que sabe que llevará una vida desgraciada?-, así como el subtítulo que figura en la cubierta de la novela: La sed puede más que el miedo al veneno. 

El velo alzado es un novela etiquetada como gótica. Es verdad que se perciben algunos elementos del género. Hay algo en este tipo de literatura que para mí resulta fundamental, y es la ambientación. Si me gusta leer novela gótica es precisamente por esa atmósfera oscura y misteriosa que resulta tan necesaria en estas tramas fantasmagóricas, llenas de misterio y toques sobrenaturales. Sin embargo, en esta ocasión, no he sentido esa atmósfera opresiva tan propia de lo gótico, no he conseguido trasladarme a las estancias en las que transcurren los hechos más inauditos. En cualquier caso, esta carencia no le ha restado excesivo interés a la lectura.

Dividida en dos capítulos, siendo el límite entre ellos un importante punto de inflexión de la trama, El velo alzado, -un título de lo más metafórico-, está narrado con una prosa elocuente y culta, predominando la narración frente al diálogo. Sorprende la capacidad de la autora para hablar sobre un tema tan poco usual en aquellos tiempos, para representar de forma tan gráfica cómo funciona la telepatía, por llamarla de alguna manera. De igual modo, muestra una extraordinaria habilidad a la hora de adentrarse en la piel de un hombre seducido por una mujer. Y por último, destaco la belleza de los pasajes descriptivos. La ciudad de Praga tendrá un importante protagonismo, y el retrato que se hace de la ciudad evidencia que la autora conocía muy bien esta capital europea. 

Con algunas reflexiones interesantes que demuestran que el hombre de hoy sigue pensando, sintiendo y actuando como sus antepasados, poco más puedo aportar sobre esta pequeña obra que nos permite acercarnos a una de las escritoras más importantes de la época victoriana. Dada su temática y su corta extensión, resulta del todo imprescindible leerla.








 

[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:


viernes, 29 de noviembre de 2019

LA DAMA DE URTUBI de Pio Baroja

Resultado de imagen de LA DAMA DE URTUBI de Pio Baroja
Editorial: Alianza
Colección. Alianza Cien.
Fecha publicación: 1993.
Precio: -
Género: Cuento.
Nº Páginas: 58 
Encuadernación: Tapa blanda.
ISBN: 9788420646738




Autor y sinopsis

Autor de una obra personalísima en la que conjugan maestría y amenidad, Pío Baroja nación en San Sebastián en 1872. Después de ejercer como médico durante algunos años, se dedicó por entero a la actividad literaria, escribiendo numerosas novelas, entre las que se cuentan El árbol de la ciencia, La busca y Aurora roja, y relatos que generalmente reflejan ambientes de Madrid o del País Vasco. En La dama de Uturbi la peripecia romántica se inscribe en el marco de la práctica de la magia y la brujería durante el siglo XVII en el País Vasco.

[Información tomada directamente del ejemplar]




En alguna ocasión, os he hablado de algún libro de la colección Alianza Cien. Por casa, andan algunos de estos libritos, de pequeño formato que, en su día, la editorial Alianza lanzó al mercado para acercar grandes nombres de la literatura a todo el público. La edición era muy sencilla y el precio muy económico, tan solo cien pesetas. Gracias a esta colección, he podido leer obras como El balneario de Carmen Martín Gaite o Los muertos de James Joyce, ambos títulos reseñados ya en este espacio. Y siguiendo la misma línea, he decidido acercarme a otro autor que tenía entre los pendientes.


Dado que es la primera vez que me leo algo de Pío Baroja, he optado por una obra corta, un cuento con una temática muy interesante. La dama de Urtubi narra las peripecias vividas por un grupo de hombres que quieren rescatar a Leonor de Alzate, sobrina de Tristán de Uturbi, y dueño del castillo de Uturbi, de un matrimonio desdichado. La muchacha es pretendida por el joven Saint-Pée, familia de pedigrí, que antaño fue rival de los Alzate y los Uturbi. El pretendiente es un truhán de padre y muy señor mío, un calavera que acostumbra a engatusar a las jóvenes para llevárselas al huerto. En el caso de la joven Leonor, el galán tendrá a su favor a doña Graciana de Barrenechea (la reina de los aquelarres) y a su marido. El matrimonio invita a la joven Leonor a la celebración de la noche de San Juan, aunque todo es un engaño pues, lo que doña Graciana pretende es llevarla a un aquelarre donde puedan confabular y convencer a la joven con negras artes. Sin embargo, otro enamorado entrará en juego. Miguel Machain, un muchacho de clase humilde pero con mucho mundo, intentará impedir que Leonor caiga en manos de Saint-Pée y, ayudado por amigos y soldados, rescatará a la joven de las garras del "demonio". 

La dama de Uturbi es, en realidad, una historia de amor pero, a su vez, es el vehículo para hablar de las prácticas de brujería que se llevaban a cabo en Navarra y el País Vasco durante el siglo XVII. Seguro que si menciono la palabra Zugarramurdi, todo cobra sentido en tu cabeza. Pero, Pío Baroja, más allá de centrarse en los hechos que adornan la historia de amor, hace un despliegue de datos que sirven para sustentar el relato. Dará todo tipo de detalles sobre la historia del castillo de Uturbi, sobre las rivalidades entre familias, sobre los procesos inquisitoriales, e incluso expone una curiosa reflexión sobre el cristianismo. Ahora bien, hemos de tener en cuenta que, el tema más sobresaliente después de la lucha por el amor de Leonor es la brujería. En este sentido, el autor menciona algunas peculiaridades de la cultura vasca y navarra que me han parecido muy interesantes. Empiezo señalando el papel que jugaban las sorguiñas - sacerdotisas de ciertos cultos, denominadas así en el norte de España pero que, en otras culturas, su figura tenía otras connotaciones. Aporta también Baroja información sobre el origen de la palabra aquelarre (Aquerra, macho cabrío) y cómo esta imagen ha sido venerada a lo largo de los siglos en las diferentes culturas. De igual modo, el autor hace un retrato de las supersticiones  y miedos del pueblo vasco, y su forma de enfrentarse a ellos.

Aunque es una lectura breve, no más de sesenta páginas, debo reconocer que no ha sido especialmente fácil. La obra está estructurada en nueve capítulos, de los cuales, los tres primeros me han resultado algo densos. A lo largo de los mismos, Baroja extiende las bases que forman parte de la estructura del relato. Ofrece mucha información que no terminaba de ver clara, ni entendía hacia dónde me quería llevar. Sin embargo, será a partir del capítulo 4 cuando nos adentremos verdaderamente en la historia. Y si bien es cierto que me costó conectar con la narración en esos primeros compases, debo aclarar que el grueso del relato fluyó con bastante más facilidad a partir de ese punto, despertando totalmente mi interés por una historia amorosa con toques nigrománticos de fondo. Al final, conseguí involucrarme por completo en la historia y disfrutarla.

La dama de Uturbi está contada por un narrador anónimo sin apenas presencia, el que figura en las páginas del prólogo y que tan solo se persona en la primera línea del texto. Ese narrador viene a recoger la conversación que tuvo con el médico de Yanci, localidad de Navarra. En dicho diálogo, el facultativo se hace eco del relato recogido en un libro que un cura, Duhalde d'Harismendy, le presta, tras conocerlo en la casa familiar de los Dasconaguerre en Uruña. Parece algo muy enrevesado pero en realidad, este pequeño cuento es la transcripción de lo que el médico de Yanci lee en el libro prestado por Duhalde. Lo demás son preámbulos y presentaciones.

Poco más puedo aportar sobre este cuento de Pío Baroja que, con una prosa sobria, parca y contenida, nos conduce a esas leyendas de brujas, aquelarres y machos cabríos para contarnos, en definitiva, una historia de amor. Por cierto, el desenlace es de esos de que siembran justicia.








 

[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...