martes, 16 de octubre de 2018

GANADOR 'EL BOSQUE SABE TU NOMBRE'

Antes que nada quiero pedir disculpas. La resolución de este sorteo se ha demorado mucho más de lo previsto pero, como algunos sabéis, diversos avatares han colapsado mi tiempo. Sin embargo, como nunca es tarde si la dicha es buena, hoy vengo a dar el nombre del ganador del sorteo.

Quiero aclarar que hice la advertencia de no dejar pasar irregularidades y aún así, he dado la oportunidad a algunos participantes de rectificar sus errores. Algunos han contestado y otros no, así que, definitivamente participan los siguientes lectores:

* Carmen CG - 9 puntos - Del 1 al 9
* Maribel Vanedis - 6 puntos - Del 10 al 15
* Rosa - 7 puntos - Del 16 al 22
* Ful Navalón - 7 puntos - Del 23 al 29
* Marisa Ruiz - 5 puntos - Del 30 al 34
* Dumain - 9 puntos - Del 35 al 43
* Ana María García - 5 puntos - Del 44 al 48


Notas: 

- Unmomentoparalalectura: Mencionas en un comentario que te apuntas pero no incluyes ningún enlace; entiendo que tu intención era apuntarte pero se te pasó. 

- Conchita: No has incluido ni un solo enlace.

- Ampa SF: El perfil que me dejaste no me deja ver los blogs que sigues. He contactado contigo por Twitter pero no he obtenido respuesta. No puedo tener en cuenta tu participación.



Y el ganador es:

¡¡Ful Navalon!!

Enhorabuena. Tienes de plazo hasta el próximo jueves para reclamar tu premio. Pasado dicho plazo volveré a realizar el sorteo. El envío lo haré yo misma a través de Correos por lo que no me responsabilizo de pérdidas o extravíos.

Muchas gracias a todos los participantes. 




lunes, 15 de octubre de 2018

LA COSTA DE ALABASTRO de Victoria Álvarez

Resultado de imagen de la costa de alabastro victoria alvarez

Editorial: Alianza Editorial.
Colección: Runas.
Fecha publicación: septiembre, 2018.
Precio: 15,00 €
Género: Fantasía.
Nº Páginas: 151 
Encuadernación: Tapa dura.
ISBN: 978-84-9181-231-9
[Disponible en eBook]


Autora

Victoria Álvarez es profesora de Historia del Arte en la Universidad de Salamanca. Ha publicado siete novelas, tanto dirigidas al público adulto (trilogía Dreaming Spires) como al juvenil (La Ciudad de las Sombras, Silverville, Hojas de dedalera...), y participado en numerosos encuentros literarios. La Costa de Alabastro es su primera novela corta.

Sinopsis

Una enfermera llega a una mansión ruinosa en la costa normanda para cuidar de la joven Sophie Clairmont, una niña inteligente y un tanto especial, durante los últimos meses de su vida. La Segunda Guerra Mundial acaba de terminar y las huellas de la ocupación nazi son visibles por todas partes, pero no son solo los soldados alemanes los que todavía parecen rondar por Monjoie. La difunta madre de la niña, tan perfecta y querida, hace sentir su presencia en las vidas de los otros. Y cuando la pragmática enfermera llegue para cuidar a Sophie irá descubriendo que el retraído señor Clairmont también está abrumado por su propio pasado.

[Información tomada directamente del ejemplar]


Fue en 2014 cuando leí por primera vez a Victoria Álvarez. Se trataba de su novela Tu nombre después de la lluvia, primera parte de la saga Dreaming Spires y que, posteriormente, contaría con dos secuelas: Contra la fuerza del tiempo y El sabor de tus heridas. Aquella novela me gustó bastante. Me topé con una escritora joven pero capaz de manejar una historia sólida, 'una trama llena de misterio e intriga con la hermosa tierra irlandesa como telón de fondo', mencioné en mi reseña, un elenco de personajes interesantes, un castillo maldito y la leyenda de las banshee. Me quedé con ganas de seguir leyendo sus novelas pero, ya sabéis lo que suele ocurrir, muchas lecturas pendientes y muy poco tiempo. Por eso, cuando vi entre las novedades de Alianza Editorial en su colección Runas, la  última publicación de la autora, una novela corta con una cubierta irresistible, pensé que había llegado el momento de reencontrarme con la autora salmantina.

La trama de La costa de alabastro se sitúa en 1947. En la costa normanda, muy cerca de Saint-Rémy-sur-Mer, se alza Monjoie, la vieja mansión de los Clairmont, de cuya estirpe solo sobreviven Alain Clairmont, un escritor famoso de novelas góticas y su pequeña hija Sophie. La casa, que corona uno de los acantilados de la conocida como costa de alabastro, ha vivido tiempos mejores pero la desgracia se ha cebado con la familia. Primero por la muerte de Geraldine Clairmont, esposa de Alain y madre de la niña, y posteriormente por que Monjoie fue requisada por los soldados nazis durante la Segunda Guerra Mundial teniendo sus habitantes que trasladarse a otro lugar. Tras la guerra, Alain y su hija regresan para encontrarse una maltrecha y deteriorada mansión a la que llega la señorita Baudin, una joven enfermera contratada para cuidar a la pequeña Sophie, gravemente enferma y a la que parece no le resta mucho tiempo de vida. 

El encuentro inicial entre la señorita Baudin y la niña es muy poco alentador. La pequeña se muestra taciturna y distante. Al margen de su enfermedad, parece estar en su propio mundo, una esfera en la que desea que existan los fantasmas para poder reencontrarse con su madre fallecida. A tal fin, juega con una tabla de ouija en la que la señorita Baudin no cree pero sobre la que, tras algunos acontecimientos, tendrá que reconsiderar su postura. Y efectivamente, en la novela comienzan a ocurrir sucesos extraños desde las primeras páginas y no solo en lo referente a la ouija. Para empezar, a su llegada a la casa, la enfermera vislumbrará la figura de un desconocido en una ventana, que no corresponde con ninguno de los habitantes de la casa. A esto hay que unirle el hallazgo en los jardines de una escultura de Geraldine, tallada en mármol, que ha sido gravemente ultrajada, con signos que asustarán terriblemente a la enfermera.  Y en un suma y sigue, otra serie de acontecimientos tendrán lugar en la mansión como fruto de los hechos ocurridos en el pasado. Y es que sobre Monjoie corren rumores, leyendas que han conseguido construir a su alrededor tal halo de misterio que nadie del pueblo quiere acercarse a sus dominios. 

Todo lo que ocurre en las diversas estancias de la casa, muchas en estado deplorable, así como en el exterior, mantendrán a Alain y a la joven enfermera en un completo desasosiego. Ambos intentarán descubrir qué es lo que está ocurriendo, quién es el responsable de los hechos paranormales que se están produciendo y cuáles son sus intenciones. Pero no penséis que La costa de alabastro es una novela de terror. A mi juicio, estamos ante una novela en la que predomina más el misterio y el suspense por lo que resulta totalmente aceptable para corazones sensibles. Aunque no cuenta con un ritmo frenético, los capítulos finales adquieren mucha más intensidad, cuando los acontecimientos se precipitan y el desenlace está próximo. Son estos capítulos con los que más he disfrutado, consiguiendo la narración que me adentre en la descripción de las escenas más tenebrosas pues Victoría Álvarez otorga un estilo envolvente a sus novelas.

Así pues, sobre el argumento diría que cuenta con los elementos necesarios como para que el lector disfrute con la lectura, manteniéndose intrigado con cada nuevo acontecimiento. No obstante, hay dos cuestiones sobre las que me gustaría hacer una puntualización. Por un lado, y creo que esto lo he comentado alguna vez, cuando me enfrento a una novela de misterio, suspense o terror, el amor me sobra. Entiendo que es una manera de equilibrar, de contrarrestar la tensión narrativa o de, simplemente, amenizar el argumento pero cualquier relación amorosa en un contexto siniestro me parece que está de más. Obviamente es una cuestión de gustos y puede ser que a muchos lectores les parezca un plus adicional pero en mi caso no es así. 

La otra cuestión sobre la que quería hacer un inciso es sobre el desenlace.  La autora nos tiene preparado un final de órdago, un giro que bajo ningún concepto te vas a imaginar. Los hechos finales otorgan a toda la novela una dimensión diferente, hace que el lector retroceda mentalmente a los sucesos que se han producido en la casa para verificar su credibilidad. Realmente es un final que me ha gustado mucho, tanto que hubiera preferido algo más de desarrollo, que lo alargara algo más en el tiempo porque creo que nos lanzamos al desenlace con demasiada velocidad.

En cualquier caso, no cabe duda de que uno de los puntos fuertes de la novela es la ambientación. La autora salmantina ya me demostró que sabe crear buenas atmósferas. Al escarpado acantilado cuyo embravecido mar parece atraer a los protagonistas de la novela, se une la descripción de la mansión y sus alrededores. Un jardín en estado de abandono, donde la maleza crece a sus anchas, tejados derruidos y a los que les faltan tejas, puertas que chirrían, pasos que se oyen por los pasillos, muebles que cambian de lugar y signos pintados en las paredes que ponen los vellos de punta tienen como colofón una terrible tormenta de nieve que dejará a los habitantes de la casa totalmente incomunicados, sin posibilidad de acudir al pueblo en caso de emergencia o de realizar una simple llamada de teléfono para pedir ayuda. Imagínate lo peor.

Sobre los personajes, todos tienen un pasado pero no voy a desvelar nada más, ni sobre su proceder, su comportamiento o sus orígenes. Mencionar el más mínimo detalle podría repercutir negativamente en las sorpresas que la novela nos tiene preparada.

La costa de alabastro ha supuesto una lectura entretenida y satisfactoria. Una historia de misterio, unos personajes con dobleces y una buena ambientación consiguen que el lector avance por la lectura intrigado para llegar a un desenlace que no espera. Creo que es una recomendación más que aceptable, tanto para lectores adultos como juvenil. 









 

[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:



martes, 2 de octubre de 2018

INFORMACIÓN

Hola a todos. Quería informaros que vuelvo a dejar en stand-by la actividad del blog hasta nueva orden por motivos personales. Algunos me habéis preguntado por la resolución del sorteo y lamento comunicaros que no he tenido ni tiempo de hacer el listado de participantes. Su resolución queda aplazada hasta el momento en el que pueda tener algo de más tranquilidad para retomar la actividad del blog. Lamento mucho las molestias.

lunes, 1 de octubre de 2018

TRAS LA MÁSCARA de Louisa May Alcott

Resultado de imagen de tras la máscara louisa


Editorial: D'Época. 
Colección: Delicatessen. 
Fecha publicación: mayo, 2018. 
Precio: 18,90 € 
Género: Narrativa. 
Nº Páginas: 184 
Encuadernación: Tapa dura e ilustrado. 
ISBN: 978-84-946875-5-6 





Autora

Louisa May Alcott (1832 -1888). Reconocida escritora norteamericana mundialmente célebre por su novela "Mujercitas" (1868). Comprometida con el movimiento abolicionista y los derechos de la mujer, escribió bajo el seudónimo de A. M. Barnard una colección de novelas en las que se tratan temas tabúes para la época como la sexualidad o el adulterio.

Sinopsis

Inglaterra, 1866. La joven y recatada Jean Muir llega a la aristocrática mansión de los Coventry para trabajar como institutriz. Gracias a su astucia y sus múltiples habilidades, tras solo una jornada de trabajo consigue ganarse el afecto de la señora Coventry, su hija Bella, el hijo menor, Edward, y sir John, el anciano y acaudalado tío. No ocurre lo mismo con Gerald, el hermano mayor, y Lucia, su prima, quienes desconfían de la institutriz y comienzan a espiar sus pasos. Pero Jean es una superviviente; su objetivo es asegurarse un esposo con riqueza y posición, y no dudará en utilizar todas las armas femeninas a su alcance como máscaras tras la que ocultarse para alcanzar sus objetivos.

Esta intrigante historia con tintes melodramáticos, joya olvidada de Louisa May Alcott, subvierte el retrato de las heroínas pasivas y nos regala a una antiheroína: una mujer fuerte, inteligente y no siempre buena, en guerra contra un mundo donde el hombre ostenta todo el poder. A través de Jean Muir, personaje principal de Tras la máscara (1866), Alcott rompe con el ideal de mujer imperante en su época y desafía las posiciones decimonónicas sobre el modo en que las mujeres eran percibidas y tratadas, realizando una aguda crítica a la sociedad que le tocó vivir.

Al igual que su heroína, Alcott también hubo de esconderse tras la máscara de un seudónimo masculino para hacer oír su voz. Voz que, en la novela, por momentos adquiere tintes hilarantemente maliciosos.

[Información tomada directamente del ejemplar]


Antes de ahondar en mis impresiones sobre esta novela, quisiera citar tres cuestiones importantes. En primer lugar que Tras la máscara me llegó de manos de las chicas de Las inquilinas de Netherfield, un blog que debéis visitar si aún no lo conocéis. Allí encuentras novelas estupendas y mejores reseñas. Gracias chicas. 

En segundo lugar, que no cabe duda de la extraordinaria labor que realizan en la editorial D'Epoca y no solamente por la edición de sus libros, llenos de detalles minuciosos y de una calidad suprema, sino también por poner al alcance de nuestras manos obras que hasta la fecha habían pasado un tanto desapercibidas, al menos para mí.

Y en tercer lugar, habría que hablar de Louisa May Alcott, la autora norteamericana mundialmente conocida por su obra más insigne, Mujercitas. Sin embargo, gracias a las propuestas de ciertas editoriales, estamos descubriendo que la autora norteamericana se adentró en otro tipo de novelas como esta que os traigo hoy. En lo que a mí respecta, la imagen que tenía de Alcott se ha expandido al leer Un susurro en la oscuridad y Tras la máscara. Lejos queda ya la imagen que tenía de la autora estrechamente vinculada a las vidas de Meg, Jo, Beth y Amy. Me gustaría seguir indagando más en su obra pues creo que es una autora injustamente encasillada por muchos de nosotros. Pero asomémonos ahora Tras la máscara.

En cuanto al argumento, creo que la sinopsis que ofrece la editorial es tan explícita que no se debe desvelar mucho más. A grandes rasgos os diré que Jean Muir es una mujer que llega a la casa de los Coventry en calidad de institutriz. Su misión será educar e impartir clase a la jovencita Bella pero la presencia de Muir alterará la vida de la familia. Muchos caerán bajo el embrujo de una mujer que se conduce con actitud sibilina, sabiendo qué teclas debe tocar en todo momento y de qué manera comportarse con cada uno de los miembros. No obstante, algunos otros pensarán que esa pose de bondad, entrega y servilismo debe encerrar algo e intentarán descubrirla. Aún así, la institutriz sabrá cómo vencer los obstáculos y conseguir su objetivo, que no es otro que entrar por la puerta grande en la aristocracia y dejar atrás una vida demasiado humilde, pobre y triste.

El personaje alrededor del cual orbita toda la trama será la propia Jean Muir, una joven muy inteligente y maquiavélica, capaz de dirigir la vida de los Coventry a su antojo y que la autora describe de forma primorosa.



Desde las primeras páginas sabremos qué tipo de persona es pues, si bien se muestra ante la familia Coventry como una muchacha de diecinueve años, abnegada, responsable, servicial, aduladora y complaciente, lo cierto es que ni tiene esa edad ni es lo que parece. Inmediatamente, y a pesar de su actitud y su posición social, hará sentir incómodo a diversos miembros de la familia, a aquellos que no se pliegan a sus encantos desde el primer momento y será ella misma la que vaya destapando su verdadero rostro poco a poco a través de un monólogo interior que se irá colando ocasionalmente entre la narración, desvelando su verdadera naturaleza. En este sentido quisiera apuntar que he echado en falta algo más del pensamiento de la institutriz. La autora nos permite conocer desde los inicios que la joven no es trigo limpio a través de frases como '¡No fracasaré de nuevo si cuento con el poder del ingenio y la voluntad de una mujer!' pero luego será el  narrador en tercera persona el que se encargue de hacernos partícipes de toda la historia. 

El resto de personajes funcionan como satélites alrededor de la institutriz aunque algunos tendrán más protagonismos que otros y serán determinantes en el desarrollo de la trama. Será el caso de Edward, el hijo más joven de los Coventry, que caerá inmediatamente rendido a los pies de la muchacha. No ocurrirá igual con Gerald, el heredero del linaje, una buena pieza para los propósitos de Muir, pero el hijo mayor no parece empatizar con la joven a la que trata con ironía y sarcasmo hasta que esta saca todas sus armas de mujer y el joven tiene que abandonar su orgullo. Y por último, Sir John Coventry, el tío de los jóvenes, acaudalado, con título nobiliario y dispuesto a dejarse seducir por las mieles de la desvalida y desprotegida joven.

La novela está escrita en tercera persona, a través de un narrador omnisciente que hará las delicias del lector. Dice la sinopsis que es una voz hilarantemente maliciosa y no le falta razón. En algún momento, esa voz sacará su lado más mordaz y emitirá juicios de valor punzantes y llenos de quina. Es muy fácil imaginarse a Louisa May Alcott detrás de ese narrador, sentada en su escritorio, disfrutando mucho a la hora de componer las escenas y desgranando todo los entresijos de la historia con una sonrisa divertida en los labios. El lector intuye que la autora se lo pasó muy bien escribiendo esta novela. 

Estructuralmente, la novela se compone de nueve capítulos titulados. Abriendo el ejemplar encontramos una introducción muy esclarecedora e interesante que nos hablará de los orígenes familiares de la autora y cómo fue su educación dentro del seno familiar. Su padre puso especial hincapié en que sus hijas tuvieran contacto con intelectuales y escritores lo que probablemente favoreció que la autora tuviera en su edad adulta algunas ideas muy propias y concretas sobre ciertos temas que quedaban en la órbita del hombre.

Nos explicará también la introducción qué fue lo que impulsó a la autora a escribir, cómo lo hizo en sus inicios y cuáles eran los temas que ella solía abordar en sus novelas. Toda esta información sirve de lecho para adentrarnos en una lectura que la editorial califica de 'domestic noir' victoriano.

Cerrará el volumen un posfacio con información igualmente interesante.

Decía antes que la editorial D'Época hace una labor extraordinaria y este ejemplar es buena prueba de ello. Con una cubierta muy atractiva, el interior está lleno de detalles como dibujos en las gualdas, filigranas que acompañan el título y la introducción, además de una fotografía de la autora, un punto de lectura y unas ilustraciones a modo de grabados que embellecen el texto. Todo ello supone un plus para el lector que se adentra en una historia envuelta en un aura de misterio, intentando averiguar cuáles son las verdaderas intenciones de la señorita Muir, qué se propone o cómo piensa hacerlo. Y así llegamos a un desenlace satisfactorio aunque demasiado liviano para mi gusto. Dado la perversidad de la institutriz yo me hubiera decantado por un final mucho más agresivo.

En resumen, Tras la máscara es una novela que te hará cambiar la idea preconcebida que tenías de Louisa May Alcott. La autora construye una historia de engaños, falsedades e hipocresías muy bien urdida, con una ambientación estupenda y con un personaje principal, Jean Muir, que se aleja de todos los estereotipos de la época. Así pues, he disfrutado de esta lectura de principio a fin, como se suele decir, esperando el momento de arrebatarle la máscara a esta protagonista de tan oscuras intenciones.







 

[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:

viernes, 28 de septiembre de 2018

CHICO & RITA de Javier Mariscal y Fernando Trueba

Resultado de imagen de chico y rita novela grafica


Editorial: Sins entido.
Fecha publicación: 2010.
Precio: --
Género: Novela gráfica.
Nº Páginas: 210
Encuadernación: Tapa dura.
ISBN: 9788496722736



Autores

El director de cine Fernando Trueba y Javier Mariscal se sienten unidos en muchos aspectos, pero si alguno tiene prioridad sobre el resto, éste sería la gran pasión que comparten por la música y la cultura de Cuba. Chico & Rita surge de esta pasión y de su alegría en poder trabajar juntos.

Javier Mariscal es un creador de imágenes, que desarrolla su trabajo en todo tipo de medios, soportes y disciplinas, la ilustración, el diseño gráfico, el diseño industrial y textil, el cómic, la pintura, la escultura, el diseño web, la animación, el diseño de interiores y la arquitectura.

Sinopsis

La Habana 1948. Chico es un joven pianista cubano que sueña con hacerse un hueco en el mundo del jazz. Rita es una cantante con una voz extraordinaria y que cautiva a todos. La música los une y se embarcan en una historia de amor apasionada y atormentada a la vez. Con una banda sonora de jazz latino como telón de fondo a esta historia de amor, nos vemos inmersos en el mundo de la pasión cubana, sensualidad y música.


[Información tomada directamente del ejemplar]


Tenía muchas ganas de leer esta novela gráfica. Una visita relámpago a la biblioteca la colocó en mi camino y no me lo pensé dos veces. Nada más salir del edificio, comencé a leerla. Un visto y no visto. 

Y es que la historia de Chico & Rita me viene persiguiendo desde 2011. En esta ocasión, el camino se recorre de manera inversa. Chico y Rita nacieron en primer lugar como personajes de película y fue en ese año, en el 2011, cuando se alzó con el Goya a la Mejor Película de Animación. Tomé nota entonces pero posteriormente supe que se había publicado una novela gráfica, un formato por el que siento absoluta pasión, así que, aquí lo traigo, libro y película. Ambos productos son igualmente aceptables aunque si me tengo que decantar por uno creo que elegiría el formato audiovisual. 

Chico & Rita cuenta una historia sencilla, la de un pianista y una cantante, ambos cubanos, ambos jóvenes, ambos enamorados. La narración se inicia en la Habana de 2008, mostrando una ciudad que, si bien está llena de luz y color, con sus puestos ambulantes y su gente amable y cordial, presenta un aspecto de decadencia. En esa Habana vive Chico, un hombre que ronda los sesenta o setenta años, limpiabotas de profesión y que vivió épocas mejores. Entre el betún y el calzado de sus clientes, Chico pasa sus días con melancolía y taciturno, en una ciudad en la que la música es un ciudadano más. Será una de esas melodías, el precioso bolero 'Sabor a mí', el que transporte a Chico a su época de juventud. Con esta elipsis, el lector viaja al pasado para conocer un tiempo de esplendor y felicidad, concretamente a la Habana de 1948, un  año en el que Chico era una gran promesa al piano, un joven buscando su lugar en el mundo de la música, soñando con viajar a Nueva York y tocar con los mejores del jazz.

A partir de ese momento, y con pequeños flashes que nos devuelven al presente de manera ocasional, un Chico mucho más joven y sin una sola arruga nos va a saludar desde las viñetas que muestran la ciudad cubana a finales de los años 40. La Habana es alegría y bullicio, la vida rebosa en sus calles, las noches se visten de fiesta gracias a los locales de moda, y los jóvenes solo piensan en bailar y divertirse. Será su amigo Ramón, erigido como su representante, el que mueva los hilos para que Chico se dé a conocer en un concurso radiofónico pero necesitan a una cantante y ahí surge Rita, la hermosa mujer que se gana la vida cantando en locales y alternando con los americanos. Ella será  su delirio pero también su tormento a lo largo de su vida.

El amor surge con fuerza entre los jóvenes pero será un amor complejo, lleno de encontronazos y desavenencias. Aunque sus vidas correrán en paralelo durante un tiempo, los celos romperá la unión de la pareja. La vida no es fácil y amar siempre duele pero cuando dos corazones se unen con pasión pocas cosas pueden separarlos aunque para ello haya que recorrer toda una vida en solitario. Chico & Rita es una historia de amor y desamor, de encuentros y de desencuentros en la que sus protagonistas vivirán momentos de júbilo pero también otros de profunda tristeza y desesperación por culpa de una traición. Sin embargo, el mensaje que esta novela gráfica quiere enseñarnos es que hay personas que nacen para estar juntas, que el amor eterno existe, un amor que supera todos los obstáculos y así llegaremos a un  final precioso y hermoso que nos reconcilia con Cupido. 

Pero Chico & Rita no solo habla del amor carnal o espiritual, sino también del amor por la música, un componente que está muy, muy presente en todas las viñetas. Son varias las melodías que suenan en la novela aunque lo hagan de manera muda y son diversos los músicos que asoman a estas páginas, como Charlie Parker o Tito Puente, incluso se narra el asesinato de Chano Pozo, un apunte biográfico que yo desconocía y la propia Estrella Morente hará un cameo. Pero en relación a la música, habría que decir que esta novela gráfica está dedicada a Bebo Valdés, el gran músico cubano que murió hace unos años y es que él fue el detonante de este proyecto. De ahí que, Chico, tanto en su edad joven como en su edad adulta, tenga un gran parecido con Bebo, aunque la experiencia vital de uno y otro no tienen apenas puntos en común. 

En cuanto a la edición que nos ofrece Sins Entido, no puede ser más llamativa, algo en lo que contribuye enormemente los lápices de Javier Mariscal. Las viñetas están llenas de color. La luz inunda las escenas que transcurren durante el día mientras que aquellas que se sitúan en la noche presentan una oscuridad velada. Los protagonistas muestras unos rasgos muy raciales consiguiendo que el dibujo nos transmita el carácter de cada uno, así como el embeleso que sienten a partir del momento en el que se ven por primera vez. Por otra parte, tanto Cuba como Nueva York también estarán muy bien retratada en sus edificios, en sus calles y en su clima.  

Pero dejadme que os hable ahora de la película, cuyo guion no solo fue escrito por Fernando Trueba sino también por el novelista Ignacio Martínez de Pisón. En primer lugar os diría que todas las viñetas que componen la novela están extraídas de los fotogramas de la película, de tal modo que, resulta muy fácil ver el largometraje al mismo tiempo que vas pasando las páginas de la novela. Pero claro, existe una gran diferencia entre un formato y otro. Por un lado y como os podéis imaginar, la imagen en movimiento confiere mucho más dinamismo a la historia, lo que favorece ostensiblemente al ritmo narrativo, y los gestos y expresiones de los personajes cobran más vida. Pero para mí, el factor determinante a la hora de decantarme por un formato u otro ha sido la música. Chico & Rita cuenta con una banda sonora preciosa en la que podemos reconocer muchas melodías. Por lo que he leído, prácticamente el cincuenta por ciento de los temas fueron compuestos y ejecutados por el propio Bebo que, por entonces, contaba con 90 años.

En resumen, os diré que la lectura de la novela ha sido agradable y entretenida, sin que apenas te lleve una hora. Sin embargo, creo que la película me ha gustado bastante más por las cuestiones que os expuse antes. Además el DVD cuenta con el 'making of' en el que podemos conocer cómo se rodó el largometraje, filmando primero la historia con actores reales, jóvenes cubanos de la Escuela de Cine de la Habana y podemos ver a Bebo participando en la grabación de la banda sonora. Todo el material extra del DVD es muy interesante y la película también es muy amena

Concluyo con una curiosidad, la película es mucho más económica que la novela gráfica. 

Os dejo con el tráiler:












 

[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:




miércoles, 26 de septiembre de 2018

LA FIESTA DEL CINE 2018

Hace unos días entrábamos en el otoño aunque aquí las altas temperaturas y el calor siguen persistiendo, incluso por la noche, impregnando nuestro sueño de una atmósfera asfixiante. Pero, supuestamente, lleva esa época del año de recogimiento, de frío y lluvia, que invita a quedarse en casa o, en todo caso, acudir al calor de los bares o a una sala de cine. Y para esto último, regresa la Fiesta del Cine.



Los días 1, 2 y 3 de octubre podremos acudir a las salas para ver nuestras películas favoritas a un precio mucho más económico, 2,90€. Para ello, y como siempre, tendrás que conseguir tu acreditación. Entra en esta web, clica en la pestaña 'Conseguir acreditación' y sigue los pasos.

Si es la primera vez que accedes a esta promoción, tendrás que acreditarte, rellenando un formulario con tus datos personales y seguir los pasos que te indiquen. Pero si por el contrario ya has disfrutado de esta promoción en ediciones anteriores, entonces eres un veterano y bastará con que introduzcas tu dirección de mail y tu fecha de nacimiento. Acto seguido te harán llegar tu acreditación al correo electrónico. Como siempre, una vez que obtengas tu acreditación podrás comprar tu entrada en taquilla o bien, si no quieres hacer cola, podrás comprarla también por internet. Y un consejo, revisa primero los cines que se han acogido a esta promoción aquí.

Es muy fácil y una oportunidad estupenda para disfrutar del cine a un precio más que asequible. Además si no tienes muy claro qué película ver, la misma web hace una selección de las más recomendadas entre las que figuras, Book Club y Todos los saben.

¡Corre y no te quedes sin tu acreditación!

[Imagen tomada de la web Fiesta del Cine]

lunes, 24 de septiembre de 2018

AL OTRO LADO de Álvaro Maqueda

Resultado de imagen de e alvaro maqueda

Editorial: Martínez Roca.
Fecha publicación: septiembre, 2018.
Precio: 9,90 €
Género:  Thriller.
Nº Páginas: 120 
Encuadernación: Tapa blanda con solapa.
ISBN: 978-84-207-4465-4
[Disponible en eBook;
puedes empezar a leer aquí]



Autor

Álvaro Maqueda (Cádiz, 1987) es médico anestesista. Escritor de relatos desde la adolescencia, su primera novela, Al otro lado, ha sido recibida con un enorme entusiasmo por la crítica ("Al otro lado te dará la bienvenida a un oscuro viaje a través de los lugares más inhóspitos y decrépitos del alma humana", La Contraportada) y por los lectores, que la han descrito como oscura, intensa y, sobre todo, tremendamente adictiva.

Actualmente trabaja y reside en Barcelona.

Sinopsis

Jorge despierta y descubre que está atrapado en una oscura y misteriosa habitación junto a un desconocido encadenado y con los ojos vendados, que le culpa de su secreto. 

A través de una escalofriante e intensa narración, se irá desvelando el vínculo que los une y el motivo que los ha llevado hasta allí. Para escapar, Jorge tendrá que enfrentarse a sus propios demonios y, sobre todo, a la incertidumbre de saber qué es lo que le espera al otro lado.

Una novela que se convierte en un estado de ánimo y que ya ha fascinado a sus lectores.

[Información tomada directamente del ejemplar]


Hay puertas que nunca deberían abrirse.

Con este subtítulo comienza la primera novela del gaditano Álvaro Maqueda, Al otro lado, una historia que coloca al lector de manera inmediata en mitad de una escena intensa y llena de misterio.

Jorge Ponce acaba de despertar. Se encuentra tirado en un suelo arenoso en plena oscuridad. La poca luz que entra en la habitación le permite distinguir una cama quemada, un espejo roto y un bulto al otro lado de la estancia. Se trata de otro hombre desconocido, maniatado, encadenado a la pared y con los ojos vendados. Ambos están prisioneros pero se desconoce quién los ha encerrado, cómo han llegado hasta allí y sobre todo por qué. No existe escapatoria posible y la única salida es una puerta totalmente cerrada con dos candados. 

Jorge, tras desatar las manos a su compañero de celda y destapar sus ojos, examina la habitación. Observa dos mensajes realizados con pintura roja. Sobre la puerta figura la inscripción 'Hacia el infierno' y justo sobre la pared en la que se apoya el hombre encadenado se puede leer '516S'. El enigmático mensaje hace referencia a un pasaje de la biblia, un libro que Jorge conoce bien puesto que es sacerdote


Como suele ser habitual en este tipo de novelas, las preguntas empiezan a surgirnos de manera inmediata con la lectura de las primeras líneas. ¿Quiénes son esos hombres? ¿Qué vinculación hay entre ellos? ¿Quién los ha encerrado y por qué? Pero esas dudas también irán germinando entre ellos dos. Ninguno de los dos entiende nada y ninguno cree tener motivo para verse ahora en cautiverio. ¿Se trata de un secuestro por dinero? ¿Por qué uno está encadenado a la pared y el otro no? No llegan a comprender qué ocurre y lo que es peor, comienzan a recelar el uno del otro.

Mientras se desarrollan los hechos del presente, iremos conociendo más en profundidad a Jorge a través de tres momentos claves en su vida a modo de flashbackPara este sacerdote, la Iglesia siempre ha sido sinónimo de refugio. El momento de cautiverio le permite hacer una retrospectiva y describir la época en la que empezó a nacer su vocación por el sacerdocio. Sería en 1987 cuando el acoso escolar y la complicada situación familiar en la que se ve inmerso lo conducen a un templo cercano, empujado por el sonido de unas campanas, en busca de sosiego. Clamará a Dios y pedirá ayuda. ¿Serán oídos sus ruegos? Lo que le ocurre por entonces comienza a inquietarle.

Más tarde vendrá el seminario y posteriormente el sacerdocio. Lleva toda su vida luchando contra lo que creía superado pero aquello que más miedo le causa reaparece en 2017. Y luego conocerá a Laura, una de sus feligresas, y a su hija Diana, dos personajes que serán fundamentales en la historia y, respondiendo a una petición de auxilio y con el ánimo de ayudar, se verá inmerso en una historia complicada. Los acontecimientos se precipitan y todo lo que transcurra a partir de ese momento conducirá a Jorge y a su compañero a la celda en la que se encuentran en el presente, un lugar en el que descubren que una cámara los vigila y en el que se le exige la confesión de los pecados.




Cada uno de estos sucesos es una pieza de un puzle que se van desperdigando aquí y allá pero que, colocadas en el sitio justo, conseguirán esclarecer los motivos por los que Jorge y el desconocido se encuentran encerrados en esa habitación. Una vez que estructuras la historia dentro de tu cabeza, pues la narración no es lineal, comprendes qué es lo que ha ocurrido y por qué esos dos hombres están encerrados. Pero sobre el argumento tengo que decir que tiene momentos realmente buenos, capítulos apabullantes, con desenlaces muy inquietantes o donde la acción sobrecoge por el alto contenido en suspense. No obstante, también hay otros pasajes que me han parecido más tediosos y están poco definidos, lo que provoca que la tensión decaiga un poco, se desnivele la narración y el lector quede algo desorientado, como me ha ocurrido a mí. 

Y así llegaremos a un final con altibajos porque, si bien el motivo por el que Jorge está encerrado me ha resultado muy tópico, hay otras cuestiones que sí me han parecido más sólidas, incluyendo un giro final, pero no quiero contar mucho más. Hay una palabra que definiría por completo el pilar sobre el que se sustenta la trama pero si lo menciono creo que os va a resultar fácil atar cabos. Mejor me callo.

En cuanto a los personajes, son cuatro en total lo que protagonizan en mayor o menor medida la novela. Los dos más principales serán Jorge y el hombre desconocido. De entre ellos dos, al que más conoceremos será a Jorge gracias a sus recuerdos que vuelven durante el tiempo que está encerrado. No obstante, y como personaje potente a mí me ha gustado mucho más el desconocido, zafio y grotesco, cruel y perverso, pues a través de su actitud desafiante y agresiva, he podido imaginármelo más fácilmente. Creo que su rabia está tan bien dibujada que, al hablar, casi podemos sentir su fétido aliento bajo nuestras narices.

Al otro lado es novela corta que se lee de una sentada, compuesta por un total de dieciséis capítulos, encabezados por un prólogo que adelanta parte de uno de los capítulos intermedios y culminados por un epílogo que deja una puerta abierta a futuros acontecimientos. No he notado un ritmo endiablado para una novela que se encuadra dentro del thriller pero sí considero que Álvaro Maqueda construye una buena ambientación y entrelaza los capítulos con buen tino, por medio de un labrado inteligente en el que conecta el final de una pieza con el inicio de la siguiente, aunque los sucesos de una y otra ocurran en contextos temporales distintos.

Al otro lado es una historia de desesperación que conduce al lugar equivocado pero en el que la venganza se ha servido sobre plato frío. Estamos ante una novela con algún toque onírico, que explora la verdadera naturaleza del ser humano, y que retira de un manotazo la máscara que muchos llevan puesta. 







 

[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:

viernes, 21 de septiembre de 2018

LA MALETA DE ANA de Celia Santos

Resultado de imagen de la maleta de ana

Editorial: Ediciones B.

Fecha publicación: junio, 2018.

Precio: 20,90 €
Género:  Narrativa.
Nº Páginas: 344 
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta.
ISBN: 9788466663052
[Disponible en eBook;
puedes empezar a leer aquí]


Autora


Celia Santos (Bergara, 1972) reside en Barcelona. Durante siete años dirigió la sección de recomendaciones literarias en Tele Taxi TV, así como la web literaria Más que palabras. Tras cursar estudios de narrativa en el Ateneo de Barcelona, ha escrito numerosos relatos y cuentos, en su mayoría dirigidos a un público infantil y juvenil. La maleta de Ana es su primera novela para adultos.


Sinopsis



En los años sesenta y setenta cientos de miles de mujeres españolas emigraron a Alemania para trabajar. Eran heroínas anónimas que se enfrentaban a un mundo nuevo y a menudo hostil solo para ayudar a sus familias. Esta extraordinaria novela es la historia de una de ellas, pero podría ser la de todas.


Es el relato duro pero emocionante de Ana, desde que sale de su pueblo de Ávila con una pequeña maleta de cartón para trabajar en una gran fábrica de Colonia. Es la historia de su juventud, sus dificultades, su complicidad con las otras obreras y su lucha contra las desigualdades sociales, pero también es el relato de su gran historia de amor.

Celia Santos vuelve la vista atrás hacia un episodio clave de nuestro pasado reciente, apenas tratado en literatura, que conectará con la historia familiar y emocional de muchos lectores.


[Información tomada directamente del ejemplar]


Como bien dice la sinopsis, en los años sesenta y setenta España vivió un éxodo masivo. Fueron muchos los jóvenes españoles, hombres y mujeres, que abandonaron sus pueblos y sus ciudades en busca de un futuro mejor. En realidad es lo mismo que estamos viviendo hoy, aunque no a tan gran escala y con el agravante de que, si entonces eran jóvenes que se habían dedicado a la agricultura y la ganadería en su pueblo, simples peones de ciudad o chicas que nunca habían salido del regazo de su madre, hoy hablamos de ingenieros, médicos, enfermeros o científicos. Todos ellos optan un día por hacer la maleta y dejar un país en el que no encuentran un puesto de trabajo y no se les valora. Lo que se ha venido llamando fuga de cerebros. Eso, en cuanto a la emigración. Lo de la inmigración a través del Estrecho y las pateras  lo dejamos para otro día por ser tema para un largo debate.

Y sí, de la emigración trata La maleta de Ana, una novela que se construye a dos aguas y con la que la autora Celia Santos debuta en el panorama literario para adultos. Tendremos dos historias, una en el pasado y otra en el presente, que se irán desarrollando de forma paralela en capítulos semi-alternos, con un nexo en común que las mantendrá unidas hasta el final.

El hilo argumental del pasado se inicia en 1962, con una partida llena de tristeza. La joven Ana, hija de una familia humilde con escasos recursos decide marcharse a Alemania dejando atrás todo lo que ha sido su vida, su familia y su pueblo, Villamora de la Sierra en Ávila. El futuro que le espera es totalmente incierto. La joven jamás ha emprendido ningún viaje, y mucho menos de esas características, pero no le queda más remedio. Es la hija mayor y tiene que ayudar a sus padres en la manutención de toda la familia, pues hay muchas bocas que alimentar y muchos agujeros que tapar. El dinero que Ana mande desde Alemania servirá para que Paquita, de ocho años de edad y con la que Ana mantiene una relación muy especial, y los mellizos, César y David, tengan una vida mejor. 

En la estación de trenes conocerá a Maricarmen, una joven gaditana que también parte a Alemania. Se convertirán en uña y carne pues la distancia y la melancolía acrecienta la camaradería y en los momentos de mayor debilidad se apoyarán la una en la otra. En Alemania, concretamente en Colonia, les espera la AkSchulz, una gran empresa de automoción dirigida por Otto Schulz. Allí Ana no solo trabajará como peón, en una cadena de montaje, sino que, poco a poco, se convertirá en un personaje clave dentro del engranaje de la fábrica, demostrando su lado más reivindicativo y guerrero. Y unido a todo ello, vivirá una gran historia de amor. 

Estamos ante un hilo argumental que nos va a desvelar los entresijos de la emigración a lo largo del cual irán desfilando un importante elenco de personajes como Rainer Schulz, hijo del dueño de la fábrica, Hanno, Pere y Sofía, encargados de los trabajadores, el padre Calleja que ayudará a sus compatriotas en los momentos más complicados, la italiana Lucia y su hermano Peppino, buenos amigos de Ana y Maricarmen, así como Pilar, otra española más en busca de nuevas oportunidades y Klaus Lerman, cuñado de Rainer. Ambos -Pilar y Klaus- serán determinantes en el desarrollo de la historia. 

Y en el presente de la novela conoceremos a Cora, una joven quisquillosa que llega a Calarossa del Port, un pueblo de la Costa Brava. En una noche tormentosa y oscura, parece que la joven conduce de forma temeraria y antes de tener un accidente su coche se para junto a un acantilado. Parece nerviosa, inquieta y aturdida. Algo la ha alterado tanto que ha decidido huir de Barcelona sin pensarlo mucho. Junto al acantilado se alza el hostal La Tarongeta. Viendo la inestabilidad de la noche, decide entrar en el hostal, tomar una habitación y pernoctar en el establecimiento. Allí conocerá a Lorenzo, el dueño de la hostería y a Ana, una mujer mayor, con muy malos modos, a la que apodan 'la Alemana'. 

Si habéis leído lo anterior habréis establecido el vínculo entre un hilo argumental y otro sin ningún tipo de problemas. Efectivamente, la Ana del pasado es la misma que la del presente. La cuestión es saber cómo aquella joven abulense, a la que dejamos en las primeras páginas haciendo la maleta para marcharse a Alemania ha acabado en la Costa Brava en su edad anciana. Ese recorrido vital, Ávila-Colonia-Calarossa del Port-, constituye el argumento de la novela que Ana narrará a Cora, una historia que también servirá para transformar a esta última en otra persona, en alguien mucho más humano.

El argumento de la novela es el vehículo para hacer un retrato de la España de la época. Los años sesenta se caracterizaron por la miseria y el hambre que asolaba el país lo que provocó un auge de la emigración con la finalidad de buscar un futuro más próspero. Lo mismo os reís pero juro que, en algunos pasajes de la novela, no he podido dejar de pensar en una película española, de esas que se denominan peyorativamente 'casposas' pero que hace un soberbio retrato de la emigración. Me refiero a '¡Vente a Alemania, Pepe!' dirigida por Pedro Lazaga e interpretada por Alfredo Landa, José Sacristán, Tina Sainz, Antonio Ferrandis, Gemma Cuervo, Fernando Guillén y Manuel Summers. Más allá de la vis cómica que tiene este largometraje, la cinta pretende destacar el mensaje de melancolía y tristeza que invadía a los españoles fuera de su entorno. Los inmigrantes se vieron obligados a abandonar su vida, todo lo que habían conocido hasta entonces para ayudar a los que dejaban atrás. Se convirtieron en mano de obra barata y con el fin de enviar el máximo de dinero posible, aceptaban varios trabajos y de todo tipo, sin cabida para el descanso ni mucho menos para las vacaciones. 

En el caso de La maleta de Ana, la autora retrata esa vida a la que se vieron abogados muchos jóvenes que metieron sus cuatro cosas en una maleta de cartón. En este sentido, la novela nos ayuda a entender cómo se producían esas peregrinaciones, que pasos tenían que seguir hasta llegar a su destino, los reconocimientos médicos a los que eran sometidos, la fase de clasificación por las que tenían que pasar al llegar a destino, como si fueran animales. Pero la novela no solo examina  la emigración desde el punto de vista del emigrante sino que la cuestión también estará enfocada desde el punto de vista del empresario, del alemán que veía llegar trenes y trenes cargados de caras asustadas. ¿Qué sentían al verlos llegar en manadas? ¿Sentían compasión o, por el contrario, los veían como simples objetos de producción? Por eso, creo que de los dos hilos temporales el más importante es el que transcurre en el pasado. La historia de Cora no es más que un instrumento, un vehículo que nos permite retornar a los años sesenta y conocer cómo transcurrió la vida de Ana como obrera en una fábrica alemana. Es esta parte la que más me ha gustado, si bien, los hechos del presente están más vinculados una introspección por parte de Cora.

Centrándonos en los personajes, y por nombrar a algunos, reconozco que Cora me cayó muy mal al principio. Es una joven snob, orgullosa y vanidosa, que no tiene ni idea de lo que cuestan las cosas en la vida pues parece que todo le ha venido siempre rodado. No está acostumbrada a tratar con cierto tipo de personas y tiende a mirar a los demás por encima del hombro pero es un personaje que evoluciona muchísimo y creo que esa era precisamente la intención de la autora. Gracias a la historia de Ana, Cora entenderá el valor de la verdadera amistad, será más consciente de la realidad en la que vive, y sabrá apreciar lo realmente importante.

Pero Ana también evolucionará por su parte, aunque lo hará más obligada por las circunstancias que otra cosa. Cuando llega a Alemania no es más que una muchachita de pueblo, asustada y temerosa pero es inteligente y enseguida se adapta a la nueva situación. En Colonia sacará su lado más fuerte, su carácter más latino y hará uso de los buenos principios que le enseñaron sus padres. Poco a poco, la joven irá ganando confianza y seguridad en sí  misma. Le tocará vivir un episodio muy triste que sacará su parte más luchadora y terminará por ocupar, como comenté antes, un papel importante dentro de todo el engranaje laboral. 

Escrita en tercera persona, La maleta de Ana cuenta con una estructura clara. Un primer capítulo nos conducirá al pasado, con esa maleta que la protagonista está preparando para marcharse a Alemania. Será una escena que bien podemos imaginar en blanco y negro y que dará paso posteriormente a unos capítulos protagonizados por Cora hasta el momento en el que entabla conversación con 'la Alemana'. Será entonces cuando la vida de Ana en Alemania y las emociones de Cora en el presente se simultaneen en capítulos que se van alternando sin un patrón fijo. 

La maleta de Ana se lee con mucha rapidez. No solo cuenta con un argumento interesante, que aborda un total de trece años, sino que además la narración es muy fluida gracias a la abundancia del diálogo.

Estamos ante una novela que nos habla de la lucha y el sacrificio, de la supervivencia y la distancia, del dolor, la envidia y la venganza pero también del amor. Un precioso homenaje a todas esas mujeres que dejaron atrás sus familias y seres queridos para emprender una nueva vida. Por todo esto, La maleta de Ana me ha parecido una lectura entretenida sin más pretensión que hablarnos de la vida de los emigrantes y con un desenlace que encierra una sorpresa final.

Muchos de nosotros tendremos a algún emigrante en la familia o habremos oído hablar de alguien que lo dejó todo para iniciar una nueva vida en el extranjero, y creo que esa conexión con el argumento es un buen aliciente para adentrarnos en esta lectura. Pero no quiero acabar la reseña sin mencionar un documental al que Celia Santos hace referencia en la Nota de la autora. El tren de la memoria es un reportaje de TVE en el que se analiza el fenómeno de la emigración española en la década de los sesenta con testimonios reales y vivencias que recuerdan e inspiraron a algunos personajes de esta novela.












 

[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...