lunes, 18 de noviembre de 2019

DESPUÉS DE MUCHOS INVIERNOS de Marian Izaguirre

Resultado de imagen de después de muchos inviernos

Editorial: Lumen.
Fecha publicación: octubre, 2019.
Precio: 18,90 €
Género: Narrativa.
Nº Páginas: 272 
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
ISBN: 9788426406453
[Disponible en eBook;
puedes empezar a leer aquí]



Autora



Marian Izaguirre nació en Bilbao y en la actualidad reside entre Madrid y Barcelona. En 1991 vio la luz su primera novela, La vida elíptica, con la que obtuvo el Premio Sésamo. Desde entonces ha publicado Para toda la vida (1991), El ópalo y la serpiente (1996), que le valió el Premio de Andalucía de Novela, La Bolivia (2003, Premio Salvador García Aguilar) y La parte de los ángeles (2011), merecedora del LVII Premio Ateneo-Ciudad de Valladolid.


También es autora de la colección relatos cortos La reina de Chipre (2015, Premio Caja España). En 2013 Lumen publicó su novela La vida cuando era nuestra, traducida a diez lenguas y que tuvo una espléndida acogida por parte del público y la crítica, tras la cual siguieron Los pasos que nos separan (Lumen, 2015), la edición revisada de El león dormido (Lumen, 2015, que había obtenido en 2005 el IX Premio de Novela Ciudad de Salamanca), y Cuando aparecen los hombres (Lumen, 2017). Después de muchos inviernos es su última novela.


Sinopsis

A mediados de los años sesenta un extraño asesinato sacude Madrid: una mujer aparece muerta en un lujoso domicilio del barrio de Salamanca. Los orígenes del crimen se remontan a un encuentro anterior: en 1959, en una playa cercana a Bilbao, la joven Henar Aranguren, que viste de Balenciaga y prepara su puesta de largo, se enamora perdidamente de Martín, hijo único de una familia de clase obrera que todas las tardes se acerca al muelle a pescar. Arrastrados por un amor imposible al que no son capaces de renunciar, Henar y Martín huyen a Madrid para cumplir juntos sus sueños: él, ser un escritor de éxito, y ella, convertirse en la modista más importante de una nueva época. Pero la pobreza, la ambición y el duro juicio de una sociedad conservadora empezarán a abrir grietas insalvables en la pareja. 

Tres décadas de la historia de España y un permanente suspense recorren esta novela, que también explora las corrientes subterráneas del amor, el arte de la costura en el vestuario de cine y la emancipación femenina. 

[Información tomada directamente del ejemplar]

Así empieza Después de muchos inviernos:

[Lectura de las páginas 9 y 10;
música: 'Ceremonial Prelude' de Sir Cubworth - Biblioteca Audio Youtube]

Marian Izaguirre tiene la virtud de construir historias envolventes, novelas por las que transitan personajes humanos, llenos de dudas, con debilidades e incertidumbres. Me gustan las atmósferas de esta escritora bilbaína, que a veces nos transportan a épocas pasadas, donde la vida tenía otro color y se vivía de otro modo. Después de muchos inviernos, su última novela, relata la vida de Henar y Martín. Ella, una joven bilbaína de buena familia y menor de edad. Él es un joven de clase mucho más humilde, que aún no ha definido su camino. Un día, los dos jóvenes se cruzan y él queda prendado de ella, porque el amor no entiende de clases sociales. A ella, el joven Martín le resulta atractivo, despliega ante él un juego de seducción, sabe que puede llevárselo a su terreno, y advierto que ella se plantea la conquista del joven como un atrevimiento o un reto. Con algunas referencias a esos primeros encuentros, la historia arranca verdaderamente en 1959, cuando los dos jóvenes, sabedores de que su relación no va a ser aprobada por las familias, deciden huir a Madrid y comenzar allí una nueva vida juntos. Se instalarán en una corrala, donde la joven Henar hará las veces de ama de casa, mientras que Martín acude al Café Gijón para relacionarse con los escritores, pues él sueña con convertirse en un novelista de éxito. Pero todo se complica cuando la policía localiza a la parejaA partir de aquí, la vida de ambos será dirigida por la familia de Henar y entrará en juego un familiar de la joven, la tía Cecilia, una actriz de teatro de reconocido prestigio. Lo que ocurra a partir de ese punto, lo dejo en el aire para que lo descubráis vosotros mismos.

Después de muchos inviernos es una historia de amor y desamor. Creo que esos son los dos pilares fundamentales de la novela, cómo una historia llena de pasión y deseo se van tornando en una relación vacía y hueca. Pero, siempre que el amor entra en juego, se pueden producir otra serie de situaciones y emociones. Puede haber infidelidades y traiciones, venganzas y rencores, odios y aversiones. Todo ello compone un cóctel muy atractivo para el lector que también tendrá la oportunidad de asomarse a un retrato social sobre el que se dan leves pinceladas. En definitiva, Después de muchos inviernos es una novela con mucha vida.  

Aunque os acabo de relatar parte del argumento en sentido lineal, lo cierto es que esta novela se caracteriza por los numerosísimos saltos en el tiempo. De hecho, la historia arranca con un asesinato que tendrá lugar bien avanzada la trama. En ese capítulo introductorio que, sin duda, abre el apetito del lector, no sabremos quién es la víctima, ni quién el asesino. Simplemente se dará algún detalle que, más adelante, nos puede ayudar a atar cabos. Aprovecho para decir que no estamos ante una novela negra, aunque se haya cometido un crimen. En Después de muchos inviernos no hay investigación policial al uso sino que, estamos ante una novela de personajes que, como digo, se adelanta y retrocede sin seguir un patrón definido, y será el propio lector el que tenga que recomponer un puzle que Izaguirre nos entrega totalmente desordenado.  Eso sí, en una historia como esta, el lector tiene que tener un poco de paciencia porque, es posible que nos vayan surgiendo múltiples dudas que necesitan su tiempo para ser respondidas. Y así llegaremos a un final en el que Izaguirre nos plantea un juego porque, de ese asesinato que se nos presenta inicialmente, habrá varias versiones y solo una será la verdadera. ¿Cuál de ellas? El lector tendrá a su alcance todas las claves para resolver el enigma. Debo confesar que a mí me costó un poco poner las pistas en orden, para conocer la identidad del asesino pero bueno, esto es algo que atañe más a mi capacidad deductiva que a la exposición de los hechos.

Otro de los puntos más brillantes de la novela es el baile de narrador. Prácticamente toda la novela está narrada en primera persona, ya sea en la voz de Henar o en la de Martín. Alternativamente, cada uno de ellos nos irá contando la historia de la pareja, de tal manera que el lector tendrá la oportunidad de aproximarse a la versión de cada uno de los protagonistas. Esto es lo que precisamente pretende Izaguirre, contar la misma historia pero desde dos perspectivas distintas. Y aunque hay hechos que se describen desde dos ángulos, nunca tendremos la sensación de estar leyendo lo mismo dos veces pues, cada uno de ellos, aporta matices que transforman la historia. Es decir, Henar y Martín nos van a contar su verdad, y será el lector el que, tras ir recogiendo los pequeños fragmentos desgranados a lo largo de toda la narración, tendrá que determinar quién de los dos dice la verdad, y quién es el asesino de ese crimen que vemos al principio de la novela. En cualquier caso, también nos vamos a ir encontrando con un narrador en tercera persona que, como nos explicó Izaguirre en la entrevista que le hicimos (puedes leerla aquí), no es más que la voz del recuerdo de los protagonistas. 

En cuanto a los personajes, tanto Martín como Henar están muy bien perfilados. No solamente quedarán definidos por sus hechos y argumentaciones sino también quedarán retratados psicológicamente a través del resto de personajes. Pero el concepto que tienen unos de otros irá variando con el paso del tiempo, de igual forma que cambiará la relación amorosa entre ambos. Si inicialmente Martín opina que Henar es una joven natural, espontánea, franca, atrevida y nada remilgada, a pesar de que procede de una familia de altos vuelos, más tarde la retratará como una mujer interesada, manipuladora y que solo se preocupa por sí misma. Y es que las personas evolucionan y, sin embargo, a mí Henar me ha parecido una joven que construye su futuro con sus propias manos, que no quiere renunciar a la oportunidad que le presenta la vida, aunque tenga que pagar un alto precio. Creo que Henar es el personaje más potente de la novela, el que representa el tipo de persona forjada a sí misma que, en el caso de una mujer de aquellos tiempos, tiene aún más valor. Con este personaje, me ha ocurrido  lo contrario que le ocurre a Martín. Al principio, me parecía una joven caprichosa, pero creo que la vida la hace madurar rápidamente y la convierte en una mujer reflexiva y sumida siempre en sus pensamientos. 

En cuanto a Martín, vamos a encontrar un joven con sueños de convertirse en un escritor famoso. En buena parte del texto, he sentido a Martín desubicado, como perdido. Cierto es que inicia su relación con Henar, cogiendo las riendas de la vida de ambos pero, al no salirse con la suya, se tendrá que plegar a unas circunstancias impuestas. Ni siquiera cuando su vida gira en otra dirección, lo he visto satisfecho. Si en algún momento, he sentido compasión por él, la mayor parte del tiempo he pensado que se comportaba como víctima, cuando resulta que tiene mucho que callar. 

Otros personajes recorrerán la escena. De los secundarios me decanto por Cecilia, una mujer que a mí me ha fascinado por su elegancia y su glamur. Stefano es un napolitano con muchos recovecos. Es curioso porque tiene poca presencia en la historia y, sin embargo, cada vez que aparece es perturbador y tendrá mucho que aportar a la trama. Y luego está Luca, que me ha parecido un personaje transparente y luminoso.

Después de muchos inviernos también nos permite descubrir el fascinante mundo del vestuario de cine. Izaguirre hace una incursión en el mundo de la costura absolutamente maravillosa. Un ligero recorrido por las técnicas de confección, las telas, las composturas, o la llegada del pret-a-porter con diseñadores como Armani. Se hace un repaso al vestuario de las grandes producciones de Hollywood, con importantes referencias a modistas, que crearon las creaciones más hermosas de películas y obras de teatro muy conocidas. Todo ese mundillo me ha fascinado y me ha llevado a buscar más información, y averiguar algo más sobre las grandes modistas, como Theorada Van Runkle. Y hablando de cine, no sé si a vosotros, los que ya habéis leído esta novela, os pasado o no. A mí hay secuencias que me han parecido escritas para el cine. La disposición de los elementos, la sutileza con la que se describe la ubicación de los personajes, la presencia de objetos decorativos sobre los que, por un momento, se centra la atención del lector, todo ello me ha transportado a un guion cinematográfico y le concede a la historia un halo muy visual. 

Por otra parte, y dado que Martín quiere convertirse en escritor, también hay diversas referencias al mundo editorial, lo que otorga al texto un toque metaliterario. Resulta muy interesante todo lo relativo a la censura en literatura española, lo poco valorada que estaba la escritura femenina y el ostracismo al que estaba condenado determinados géneros. Así que la novela, 

Por último, hago una breve referencia a los diversos escenarios por los que veremos a los personajes. La novela retrata treinta años en la vida de Martín y Henar, una horquilla muy amplia por la que los personajes se mueven de un punto geográfico a otro, especialmente Henar. Bilbao, Madrid, Buenos Aires, Finlandia y Creta. Creo que estos dos últimos son los que más presencia tienen en la novela, especialmente Creta, donde Henar terminará refugiándose. No se puede elegir un verbo mejor para definir la estancia de Henar en la isla griega, en donde recalará tras vivir ciertos acontecimientos. 

Con una prosa cercana y cálida, y un ritmo de lectura ágil y amenoDespués de muchos inviernos es una novela para deleitarse. He disfrutado mucho con esta lectura, así que, desde aquí no puedo más que recomendarla.






 

[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:


viernes, 15 de noviembre de 2019

EL FANTASMA DE LA ÓPERA de Chritophe Gaultier

Editorial: Impedimenta
Colección: El chico amarillo

Fecha publicación: mayo, 2014.
Precio: 21,95 €
Género: Ilustrado.
Nº Páginas: 112 
Encuadernación: Tapa dura.
ISBN: 9788415979227
[Puedes empezar a leer aquí]



Autor

Christophe Gaultier está considerado uno de los dibujantes más importantes franceses actuales. Nació en 1969 y se licenció en Comunicación Audiovisual.

Comenzó su carrera en el campo de la animación, donde colaboró en el largometraje Bienvenidos a Belleville, de Sylvain Chomet. Publicó su primer cómic, Gris-Mina, en 2000, en la editorial Paquet, con guion de Thomas Alexander. Es también autor de Caído del cielo (editado por La Cúpula en 2012) y sobre todo de la adaptación al cómic de Robinson Crusoe, publicado en Francia entre 2007 y 2008, y recuperado en España por SM. Entre 2011 y 2013 publicó en Gallimard, en dos volúmenes, El fantasma de la Ópera, que Impedimenta recupera en un solo volumen en su traducción al español. Junto a Maximilien Le Roy (guionista de Thoreau. La vida sublime, Impedimenta, 2013) ha publicado la biografía en cómic de Gaugin.

Sinopsis

París, 1878. Una serie de tragedias inexplicables tienen en vilo a los empleados de la Ópera Garnier, que sostienen que el edificio está encantado. No se equivocan. 

El Fantasma de la Ópera es un tenebroso personaje que vive en los sótanos, hechizado por la bella Ingrid, una cantante que lo ha hecho enloquecer. 


Christophe Gaultier adapta magistralmente la novela de Gaston Leroux en un cómic que combina romance, terror, misterio y tragedia, y que aparece por primera vez en un solo tomo tras la edición francesa de Gallimard.


[Información tomada directamente del ejemplar]




Dentro del género de novela gráfica, uno puede encontrar de todo. Desde obras que retratan tiempos remotos o la actualidad, y que sirven como transmisor de nuestra historia o de nuestra contemporaneidad, hasta adaptaciones de obras clásicas, que suponen una forma de aproximación más amena a novelas universales. Entre estas últimas se encuentra el libro del que quiero hablaros hoy. 

El fantasma de la ópera de Christophe Gaultier (texto e ilustración) es una novela gráfica basada en el texto original de Gaston Leroux, con el colorido de Marie Galopin. Seguro que a todos os suena el argumento de esta novela gótica, que según dicen, estaba basada en hechos reales. La obra narra los acontecimientos que tuvieron lugar en la Ópera Garnier de París, a finales del siglo XIX, unos hechos que hablan de la existencia de un fantasma que tenía atemorizado a todo el personal del teatro, desde el director hasta los operarios, pasando por las actrices. No he leído la novela, pero sí recuerdo una versión cinematográfica, en blanco y negro, una de las muchas que se han hecho, y de la que todavía conservo algunas escenas en mi memoria. Desconozco si Gaultier ha seguido fielmente el texto original, porque no he leído la novela, pero intuyo que, a grandes rasgos, la obra nos da una idea muy clara de lo que Leroux escribió

En 1869, la Ópera Garnier cambia de dueño. El nuevo propietario, Armand Moncharmin, debe firmar el contrato y el cuaderno de cuentas. Moncharmin advierte una cláusula extraña. "El palco número 5 se pondrá a disposición del Fantasma de la Ópera en todas las representaciones. Además, se le adeudará la suma de 20.000 francos al mes". Armand se burla de los miedos del antiguo director y se propone 'cazar' a ese supuesto fantasma, que solo un tramoyista del teatro asegura haber visto. Cuando intentan hablan con él, descubren que el hombre ha sido asesinado.

A medida que van sucediendo los hechos, en segundo plano, asistimos a la representación de Fausto. El público está fascinado con la puesta en escena, especialmente el joven Pierre de Chagny enamorado de Ingrid Daaé, una de las actrices secundarias a la que conoció de niña. 

Todo se complica cuando Morchamin recibe una carta del supuesto fantasma, exigiendo que, a la joven Daaé se le asigne el papel principal de la obra. Y Armand accede pero con la intención de encontrarse cara a cara con el fantasma en el palco número 5. La representación es todo un éxito, pero Chagny siente que a Daaé le ocurre algo y acude a su camerino. El joven escucha unas voces extrañas. A partir de aquí, y con la intención de ayudar a la joven, toda la historia se vuelve un relato de terror, con un macabro protagonista, que no tiene muy buenas intenciones, y al que hay que vencer para salvar a la joven.

Resultado de imagen de el fantasma de la opera impedimenta

Hay páginas que no requieren texto alguno pues las viñetas sirven simplemente como forjadores de atmósfera. Y si bien, el relato está narrado siguiendo el hilo de los acontecimientos, en algunas ocasiones hay algún salto de escena, como si hubiera un cambio de un capítulo a otro, dejando atrás alguna situación sin resolver. Por otra parte, también he sentido que la obra está muy sintetizada, muy comprimida, lo que ha originado que, en algún momento, haya perdido un poco el hilo de la narración. En este sentido, y a medida que nos vamos acercando al final, la acción se acelera y me he sentido algo desorientada, con el devenir de los hechos. Además, aparece de repente un personaje, El persa, del que se sabe poco al principio. A mí es un personaje que también me ha desconcertado. No sabemos de dónde viene, qué relación le une al fantasma, por qué lo busca. Algunos datos se irán dando más adelante pero no me han parecido suficientes. 

Pero, sin duda, el gran acierto de este volumen es la ilustración. Las imágenes son tétricas, lúgubres y muy oscuras, quizá para enfatizar el carácter gótico de la obra original, y adaptarse al género de terror al que pertenece. Los rostros de los personajes son algo siniestro, con rasgos muy marcados, con grandes cercos oscuros alrededor de los ojos. Creo que las ilustraciones son la gran baza del volumen, creando una ambientación fabulosa pero falta narración o, por lo menos, así lo he sentido.

He leído mucha novela gráfica, y me gusta muchísimo el género de terror, pero con este fantasma de la ópera no he terminado de conectar. Preocupada por el resultado de la lectura, me he zambullido en el volumen dos veces, de principio a fin, fijándome más en los detalles y escrutando los rostros de los personajes, en busca de esa sensación que yo esperaba de este libro. Pero nada, la obra y yo no hemos encajado. Sí que he leído opiniones muy entusiastas de otros lectores pero, en esta ocasión, me siento la oveja negra. Es lo que os puedo decir. Quizá me asome al texto original.







 

[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:


jueves, 14 de noviembre de 2019

JAVIER IRIONDO: 'Tu voz interior es la que determina la calidad de tu vida'

Javier Iriondo fue deportista de élite en Estados Unidos. Posteriormente se dedicó al marketing y al desarrollo personal, impartiendo conferencias por todo el mundo. Con una vida que se dio la vuelta muchas veces, decidió volcar su aprendizaje en historias que podían ayudar a otras personas. Así vio la luz su primer libro, Donde tus sueños te lleven, que se convirtió en un súper ventas. Recientemente acaba de publicar La vida te está esperando, y sobre esta nueva novela estuvimos hablando con él hace unas semanas, en Sevilla. 

Marisa G.- Javier, de deportista de élite, a conferenciante y posteriormente a escritor. ¿Cómo se produce ese salto?

Javier I.- La vida me ha dado muchos bofetones. Llegué a Estados Unidos con veinte años, cuando me ficharon para jugar como deportista profesional. Tenía una larga carrera por delante, pero solo duró ocho meses. Me vi envuelto en una huelga larguísima que fue inscrita en el libro Guinness. Acabé hundido en la miseria, con problemas de alcohol y muchas otras cosas, como le ocurrió a otras tantas personas. Perdí el norte, la esperanza y casi mi vida, porque a punto estuve de cometer una locura. Por suerte, encontré a una persona, un auténtico sabio, un ex jugador de fútbol americano del que aprendí mucho. Se me presentó la oportunidad de cambiar, de dejar el deporte profesional,  y adentrarme en el mundo del marketing. Pero tenía un gran problema. Necesitaba conquistar mi mente porque se había convertido en mi enemigo más cruel. Leí muchísimo en aquella época, algo que no había hecho nunca, y convertí mi pasado en experiencias de superación. A pesar de lo hundido que estaba, seguía teniendo iniciativa, energía y conseguí cosas increíbles. A partir de ahí empezaron a invitarme a dar conferencias, de marketing, de psicología, de motivación, de superación. De no tener nada, conseguí tenerlo todo. Me iba de maravilla, pero me metí en un proyecto de inversiones en Brasil y volví a perderlo todo de nuevo. Fue entonces cuando eché la vista atrás y sentí que tenía una historia que contar. Yo no sé escribir, pero me habían pasado tantas cosas que creía que debía compartirlo, así que escribí un libro muy visceral y sincero que, inicialmente, sirvió para curarme a mí mismo. De aquel primer libro se han lanzado más de treinta ediciones, se han vendido ciento treinta mil ejemplares, es un libro recomendado por algunos psicólogos e incluso hay gente que se ha tatuado el título. Me di cuenta que, cuando buscas la plenitud, lo único que debes hacer es dar. Yo lo entendí después de que la vida me diera muchas hostias, por eso digo que me he convertido en un catedrático de hostiología. La vida es una universidad en la que nunca te gradúas. 

M.G.- Pero tú sigues dando conferencias, ¿no?

J.I.- Sí, ayer mismo en Huelva.

M.G.- Participas en el proyecto Mentes Expertas. Me gustaría que me contaras un poco en qué consiste, si contáis vuestras experiencias para ayudar a los demás,...

J.I.- Hay distintos tipos de ponentes. Algunos hablan de su profesión, como Mar Romera, que es una de las personas más expertas en educación del país, y luego está también Pedro García Aguado, que cuenta su experiencia. Son conferencias que antes se hacían en empresas, y ahora están abiertas a todo tipo de público, con lo que tienes un público muy diverso, y cada uno se lleva aquello que está buscando. 

Estas conferencias son para mí un momento para parar, respirar en silencio y reflexionar sobre la vida. Vamos a tal velocidad, que la vida se convierte en una auténtica locura. 

M.G.- ¿Por qué a veces necesitamos que una tercera persona nos abra los ojos para reaccionar? Yo creo que hay cosas que interiormente sabemos, pero no lo queremos ver.

J.I.- A veces sí y a veces no. La mayoría sabemos demasiado pero es que estamos tan ocupados, que no nos damos tiempo para parar y reflexionar sobre lo que verdaderamente importa. La mayor parte de nuestra vida estamos entretenidos con cosas triviales o preocupados por lo que pensamos que son problemas, hasta que llega un problema de verdad. 

M.G.- En las primeras páginas, leemos que este libro existe gracias a la inspiración de muchas personas. ¿En qué medida te han influenciado esas personas para volcarte en este libro?

J.I.- Cuando estaba escribiendo, me entraron dudas. Esto es algo muy habitual que nos pasa a todos, en todos los ámbitos. Sabía que tenía algo que contar pero ¿quién soy yo para escribir todo esto? Sin embargo, al echar un vistazo a los miles de mensajes que me llegan, dándome las gracias, mensajes de gente que te cuenta historias terribles, a las que, en cierto modo, has ayudado con tu testimonio, te das cuenta que la realidad supera la ficción. Gente que te pide que no dejes de escribir. ¿Hay algo que te puede llenar más que eso? La plenitud requiere que te alejes de tu camino, que te olvides de ti, para ayudar a otros.  Yo sé lo que es sufrir y cuando has sufrido, no puedes ver el sufrimiento de los demás, no puedes quedarte sin hacer nada. Si tienes la capacidad de tocar a alguien con tu ayuda, al final se ilumina más la tuya. Pero estamos todo el día pensando en el yo, en impresionar, y ese es el gran drama del ser humano, en ser incapaz de dejar de pensar en sí mismo.

M.G.- 'La vida te está esperando' resume la vida de Sofía. Cuéntame un poco qué puede el lector encontrar en esta historia.

J.I.- En realidad, la historia de Sofía es la historia de cada uno de nosotros en cualquier momento de nuestra vida. El libro es una ventana, a través de la cual puedes ver tu propia vida e identificarte con el personaje. Vas a comprender cosas de ti que no has comprendido hasta ahora, y te vas a dar cuenta de que, lo que te pasa a ti, le pasa a todo el mundo. 

La historia de Sofía es la de una mujer que tiene una vida digna, correcta, con un buen trabajo, y una relación sentimental, pero a pesar de que todo está bien exteriormente, interiormente siente que falta algo. Sofía no es capaz de disfrutar del presente, y siempre tiene una preocupación por el futuro. Y llega un momento en el que viaja a Mallorca para dar una conferencia sobre marketing digital. La tarde está preciosa, todo es idílico, se asoma a la ventana de su suite frente al mar, pero inmediatamente se dispone a revisar los apuntes para su conferencia porque está muy nerviosa. Sin embargo, se queda dormida y al rato despierta sobresaltada. El tiempo ha cambiado radicalmente. Del sol de la tarde, el día se ha vuelto lluvioso, un temporal tremendo, que parece el fin del mundo. Ese cambio de tiempo es una metáfora. A veces te acuestas con tu vida en orden y te levantas al día siguiente con todo patas arriba, has perdido la confianza, te sacuden los miedos, las dudas, la angustia, la preocupación. Esto nos pasa a todos. Somos una noria emocional. Sofía bajará a dar la conferencia toda nerviosa y ¡pum!, pierde el conocimiento y se despierta en un hospital. Por suerte, su compañera de habitación será una mujer dulce, Maya, con la que empieza a hablar de la vida. Maya la ayudará a afrontar lo que será algo mucho más grave que un mareo por tensión y ansiedad. Sofía tiene que enfrentarse a la posibilidad de que su vida se acabe en pocos meses.


M.G.- A la par que has escrito la historia de Sofía, también viviste un episodio complicado.

J.I.- Sí. El destino, con su cachondo sentido del humor, solapó mi vida con la de Sofía. Estuve tomando notas sobre el libro durante dos años, doscientas páginas de ideas, de la historia, de las reacciones de los personajes. Y empiezo a escribir la historia, que tenía en mi cabeza. Justo cuando tenía que describir la reacción de Sofía al recibir la mala noticia, siento una molestia en un testículo. Al principio no le hice caso pero aquello fue a más, tenía la zona inflamada, así que me fui a urgencias y me dijeron que tenía un tumor. Me hicieron pruebas y vieron que tenía unas manchas en el hígado. Me tuvieron que operar de manera urgente. Fue un shock pero me lo tomé con calma porque había procesado toda la vivencia del personaje. Al día siguiente de recibir el diagnóstico, tuve uno de los días más tranquilos de mi vida, de una paz absoluta. Me levanté muy temprano, me preparé mi café, me senté en la terraza, a mirar el cielo, las nubes, los pájaros,... El mundo se paró por completo. Todas las preocupaciones del futuro habían desaparecido, porque yo no tenía claro si ese futuro iba a llegar para mí. Era presente puro y duro. Nada te atrae más al ahora que saber que tu vida se puede acabar. Es entonces cuando te das cuenta de lo que importa realmente y te arrepientes de los abrazos no dados, de las llamadas no hechas, de los 'te quiero' no dichos. La cercana muerte te puede despertar la vida

M.G.- ¿Tenemos miedo a vivir? Ocurre que, cuanto todo nos va muy bien y la vida nos sonríe, estamos constantemente temiendo un golpe de gracia.

J.I.- Es que nos pasamos la vida buscando la seguridad antes de poder disfrutar. Para poder ser feliz, creemos que tenemos que tener el futuro asegurado porque, de otro modo, no podemos vivir tranquilos el presente. Nos invaden los miedos, no nos atrevemos a invocarlos, a hablar de ellos, porque pensamos que solo los sufrimos nosotros, y no es así. Necesitamos abrirnos, quitarnos la coraza, dejar de lado las apariencias y tener conversaciones de verdad. Porque esa es otra. Necesitamos apartarnos de tanta pantalla y hablar de verdad, mirarnos, tocarnos,... La tecnología es maravillosa si la usas correctamente y si no, eres víctima de la tecnología. 

M.G.- En la novela se habla del okupa que todos llevamos dentro que nos amarga la vida.

J.I.- Sí, así es. Ese okupa es la voz del ego. Creo que todo el mundo tiene la sensación de que, en algún momento de su vida, alguien se infiltró en su cabeza. Es una voz que no se calla ni debajo del agua, es un monólogo constante que secuestra nuestra atención. Tu voz interior es la que determina la calidad de tu vida. A veces tengo la sensación de que, dentro de mí, vive un preocupador profesional, un contador de historias de terror, que siempre está preocupado por el futuro y que nunca jamás te deja descansar. Nos pasamos la vida pensando, sin darnos cuenta de que estamos pensando. Así que, ya que vas a pasar el resto de tu vida con el okupa, ¿qué tal si llegamos a un acuerdo para que nos trate un poco mejor? Porque esa voz debería ser una voz amiga, amable, dulce y cariñosa, que nos calmara. Sin embargo, hoy en día la mente se ha convertido en un brutal enemigo. 

M.G.- En cuanto a los personajes, has hablado de Sofía y de Maya. No obstante, hay un tercer personaje, Nacho. 

J.I.- Sí, un personaje real. Le conté parte de la historia a una amiga y ella me dijo que conocía a Nacho, a alguien que era igual que el personaje. Y me lo presentó en Zaragoza. Nacho es un enfermero de quirófano infantil, es un hombre entrañable, con una luz espectacular, y que en sus ratos libres, se pasa el día con los niños que tienen cáncer. Suele decir que va a visitar a sus niños, incluso en vacaciones o días libres, porque ha perdido a muchos y estos niños le enseñan un montón. Nacho es un héroe anónimo, que nadie conoce, el héroe sin capa, sin ningún poder especial,... Su súper poder es hacer sonreír a cualquier persona en el momento más dramático. Y me enseñó algo importantísimo, que los niños solo se quejan cuando les duele. Si a los adultos nos dan una mala noticia, empezamos a rumiarlo y ya no lo soltamos, sin parar de quejarnos.

M.G.- El prólogo es de Víctor Kuppers. Él dice varias cosas muy interesantes. Una de ellas, que valoramos más la inteligencia que la bondad. Esto me llamó mucho la atención porque las dos cualidades son importantes.

J.I.- Sí, pero ser inteligente es un don. Ser bondadoso suele requerir un esfuerzo y un trabajo. No es genético y vas a tener que trabajarlo. 

M.G.- De acuerdo, Javier. Tomo nota de todo lo que me has dicho. Muchas gracias por este momento.

J.I.- Gracias a ti. 


Sinopsis: Sofía es una mujer de mediana edad dedicada intensamente a su vida profesional. Tras sufrir un desmayo frente a un gran grupo de personas cuando iba a empezar su intervención en un evento público, debe ser ingresada en el hospital. Al día siguiente, le comunican una terrible noticia. 

A partir de ese momento, Sofía inicia un camino de transformación personal y lo que en un principio es una noticia trágica se convierte en una lección de vida en la que todo su mundo cobra un nuevo sentido. 

A través de las conversaciones con Maya, su sabia y dulce compañera de habitación, Sofía transformará la visión de su vida aprendiendo a deshacerse de sus miedos y a concentrarse en lo verdaderamente importante. Su temor por el futuro desaparece por completo y de pronto el presente se le revela como la única fuente de plenitud. 

Para poder comunicar todo lo que esta experiencia le ha transmitido, decide organizar una fiesta de despedida para todos sus amigos, a quienes, en su carta de invitación, les hará tres peticiones muy especiales. 

Con el estilo profundo y emotivo al que Javier Iriondo nos tiene acostumbrados, esta novela llena de sensibilidad nos enfrenta a nosotros mismos, nos revela afectos fundamentales de la vida y cómo nuestros miedos y expectativas nos impiden disfrutar de lo único que tenemos: el presente.

Puedes empezar a leer aquí


miércoles, 13 de noviembre de 2019

EL PACTO (TERROR - 2018)

Resultado de imagen de el pacto belen rueda filmaffinity
Año: 2018


Nacionalidad: España

Director: David Vitori

Reparto: Belén Rueda, Mireia Oriol, Dario Grandinetti, Antonio Durán, Josean Bengoetxea, Carlus Fábrega, Vanessa Buchaca

Género: Terror

Sinopsis: Mónica ve cómo, de repente, Clara, su hija, entra en un coma profundo e inexplicable. Cuando los médicos la dan por muerta, un desconocido le propone un pacto: él salvará a Clara pero, a cambio, Mónica deberá entregarle una vida. Mónica acepta, y contra todo pronóstico, su hija se salva. Ahora ella deberá entregarle otra vida a cambio.

[Fuente: Filmaffinity]


A veces hago repaso a la filmografía de algún actor o actriz que me guste. No sé exactamente qué andaba buscando cuando me topé con esta película de Belén Rueda, que no había visto. Tampoco me sonaba mucho. No recuerdo haber visto ningún tráiler en el cine. La cuestión es que se aunaban dos parámetros interesantes. Por un lado, el género. Por otro, la actriz protagonista. Me gusta Belén Rueda. La he visto en interpretaciones brillantes y otras menos lucidas, pero, por regla general, no es una actriz que me disguste.

El pacto no es una película de terror propiamente. Salvo un par de jumpscares, puede ser visionada por los corazones más sensibles. Yo diría más bien que es una película de suspense con un toque paranormal, y es justo ahí donde vienen los problemas. El espectador merece un poco de respeto y todas las explicaciones necesarias. Y no, no vale escudarse en lo sobrenatural para dejar en el aire un millón de preguntas, porque al final, terminas de ver la cinta, y sientes que te han tomado el pelo, que el largometraje que acabas de ver es como un queso gruyere, de tantos agujeros como tiene. Pero, vamos al lío

Mónica (Belén Rueda) es una madre separada. Abogada de profesión, mantiene una relación complicada con su hija Clara (Mireia Oriol), una adolescente con diabetes. La madre es excesivamente protectora. Tiene tanto miedo de que a su hija le pase algo, que suele tener pesadillas, y por eso no la deja vivir a su aire. Así que la niña se enfada y discute con la madre. Por su parte, el padre, Alex Santos (Dario Grandinetti), es inspector de policía. Él comprende más a su hija pero no quiere inmiscuirse demasiado porque, aunque no mantiene mala relación con Mónica, tampoco es muy cumplidor con el pago de la manutención de Clara. Además ocurrió algo en el pasado que rompió el matrimonio, pero este será un detalle que conoceremos más adelante.

Una noche de intensa lluvia, Álex acude a una llamada de la policía. Una mujer se ha tirado desde un noveno piso. Al parecer no es la primera vez que lo intenta. Su hijo, Fran Ortiz -amigo de Clara-, está en estado de shock. Ha sido testigo de la caía y solo repite una y otra vez "No pude hacerlo". Contra todo pronóstico, y cuando la mujer ya está depositada en la bolsa mortuoria, empieza a moverse y regresa a la vida. Nadie da crédito. 

Al día siguiente, Fran recoge a Clara en su coche para ir colegio. Poco después, la joven desaparece sin más, y será hallada en un lugar aislado, sin móvil y sin mochila, pero se encuentra muy grave. Sumida en un coma diabético, parece que la joven no se recuperará nunca. Álex intentará encontrar a las personas responsables de la situación de su hija, mientras que Mónica se sumerge en un estado de desesperación profundo. Pero alguien le propone hacer un pacto para salvar a su hija y no con el diablo precisamente. Entonces, ¿con quién? Eso tendrás que averiguarlo.

El pacto parte de una buena base. La trama gira alrededor de la típica pregunta que se le formula a unos padres. ¿Qué estarías dispuesto a hacer por tus hijos? Es una idea que ya hemos visto en otros largometrajes y, aunque no sea excesivamente original, hubiera sido una buena película si no hubiera dejado tantos cabos en el aire. Porque, insisto, aunque te asomes a lo paranormal, no todo vale.

Hay detalles que, en su momento, no se entienden. Es más, pasan casi desapercibidos para el espectador. No pasa nada, porque luego todo va a cobrar sentido, así que, por este lado, nada que objetar. Ahora bien, ¿quién es el tipo con el Mónica hace el pacto? ¿De dónde sale? ¿Qué extraño poder posee? ¿Por qué? ¿De dónde le viene? ¿Y qué ocurre con ese insecto que aparece insistentemente en la película? Multitud de preguntas que no tienen respuesta en la película. Y digo yo, aunque los hechos se deban a cuestiones paranormales, alguna explicación tiene que haber, ¿no? Es que no podemos inventarnos a un tipo, misterioso, que habita en lo más recóndito de un polígono industrial, darle unos poderes y ¡hala! Ancha es Castilla. Lo siento, pero no me vale.

Para rizar más la cosa, resulta que el guion no está muy pulido que digamos. Intentaré no hacer mucho spoiler pero, para empezar, la policía no es capaz de rastrear el móvil de Clara porque según parece está apagado. Y luego resulta que alguien envía un mensaje desde ese móvil. ¿Qué pasa, que el móvil no tiene contraseña? ¿Un móvil de una adolescente sin contraseña? Eso no se lo cree nadie. Por otro lado, Mónica, alegando que ha perdido el bolso, solicita al servicio de vigilancia de un hospital, visionar las cámaras de seguridad, y ahí se sienta ella, junto al guardia de seguridad, a mirar las cintas. Y es que la mujer sospecha algo pero, ¿por qué sospecha? ¿De dónde le viene esa sospecha? Tanto se aclara esto. Más cosas, hay un accidente de tráfico y en ese accidente, una persona se salva, pero esa información no llega a los implicados en el accidente. Así que, esa persona que se ha salvado, anda detrás de otra, descubre dónde vive, cuál es su número de teléfono y en qué colegios estudian sus hijos. Lo habrá mirado en su bola de cristal. Y podría continuar con más cosas, pero lo voy a dejar ya. A lo mejor resulta que soy muy 'especialita', pero sinceramente creo que este guion le toma el pelo al espectador.

Eso sí, la banda sonora es muy potente y acompaña perfectamente bien a los momentos de máxima tensión. Casi que es la propia música la que provoca esa inquietud en el espectador, más que la propia escena.

En cuanto a las interpretaciones, Mireia Oriol en el papel de Clara no me ha gustado absolutamente nada. Vale, su personaje ha salido de un coma, pero es que resulta insulsa desde el primer minuto. He visto muertos con más vida que esta actriz. En cuanto a Belén Rueda, a mi juicio no es su mejor papel. Su interpretación no me ha aportado nada de nada. Por lanzarle un capote, me atrevería a decir que probablemente a ella el guion le convenciera menos que a mí. El único que se salva es Dario Grandinetti, que se muestra correcto y convence. 

Y no continúo con más detalles. No voy a decir que El pacto es una película tan malísima que no merece la pena verla. No es eso. A mí me ha resultado entretenida, pero es que es inevitable sentir cierta decepción, porque parte de unos mimbres muy buenos y luego se va desinflando plano a plano. Así que, para una tarde de puro aburrimiento, te puede servir. Una pena que se haya cuidado tan poco los detalles.






Tráiler:

Puedes adquirirla aquí:










martes, 12 de noviembre de 2019

Presentación de EXORCISMOS de José Luis Ordóñez

La imagen puede contener: texto


El pasado 24 de Octubre, en los días previos a Halloween, acudimos a la Sala El Cachorro en Sevilla para la presentación de Exorcismos, un volumen de veinte relatos de terror firmados por el polifacético José Luis Ordóñez. Del autor sevillano, he tenido el placer de leer varias obras, -novelas, relatos y teatro-, y siempre encuentro en ellas mucha calidad literaria. Una lectura imprescindible es Los Desertores de Oxford Street, de la que os hablé aquí. Maravillosa novela. 

Ordóñez estuvo acompañado en todo momento por la escritora Elena Marqués Núñez (El juego de la invención; Extravertida, 2018) y María Limón, que fueron las encargadas de desvelarnos las claves del libro. En primer lugar, tomó la palabra Elena para presentar al autor como filólogo, guionista, editor, autor y director cortos, destacando, con sentido del humor, la obsesión de Ordóñez por hacernos pasar un mal rato con sus historias. Núñez, prologuista también del volumen, resumió en pocas palabras algunos puntos fuertes de este nuevo libro. 





Para empezar, destacó que la mayoría de los cuentos están ambientado en lugares comunes, por los que suele ser habitual que transitemos. El autor desarrolla sus historias en entornos tan ordinarios como un instituto, una consulta médica, o un hotel,... En todos ellos, sucederán hechos extraordinarios que cambiará nuestra percepción del lugar.  El suspense y la tensión son los puntales de estas historias que parten de un hecho, en apariencia, insignificante, y que suceden en escenarios dispares, como Praga, Granada, la Ribeira Sacra, Huelva, Tokio y, por supuesto, Sevilla. Apuntó también Elena Marqués que son historias en las que podemos encontrar a escritores dominados por el proceso de escritura, mujeres que sienten celos de personajes literarios, atracciones de feria que guardan más de una sorpresa. 'Todo ello contado con la frescura que caracteriza a Ordóñez, a través de los mecanismos de la intriga y el suspense, que él sabe manejar perfectamente', añadió. Estrechamente vinculado con el mundo del cine, el autor emplea múltiples referencias cinematográficas y también literarias, en una suerte de caleidoscopio que conseguirá que el lector confunda realidad y ficción. Por otro lado, señaló también que Ordóñez hace un buen uso de los diálogos, creíbles y sólidos, probablemente fruto de su experiencia en la elaboración de guiones. 

Por su parte, José Luis Ordóñez nos aclaró que la mayoría de los relatos que componen este volumen son inéditos aunque también hay algunos premiados en certámenes literarios. 'Algunos son muy recientes, como el que abre el volumen; mientras que otros tienen más de quince años'. Sobre los relatos más antiguos mencionó que los ha tenido que reescribir para adaptarlo a estos tiempos. Siendo el segundo volumen de relatos que publica de los once libros que ha firmado, confesó que le apetecía volver a este formato breve y hacerlo con un género por el que siente pasión, el terror. Y manifestó que, como bien apuntaba Elena Marqués, 'son historias de misterio donde pasan cosas cotidianas pero que, por algún motivo, dejan de serlo para convertirse en algo extraordinario'.

Fue María Limón la que se centró en algunos textos en concreto. Se habló de la historia Viejos Rencores, de la que se dijo que tenía algo de Alfred Hitchcock, y que plantea un tema apasionante: esos pequeños odios con los que todos convivimos y por los que, de repente, un día explotamos. Pero, a pesar de ser relatos de terror, Limón quiso dejar claro que son historias en las que también se puede encontrar humor negro, tan característico de Ordóñez, e incluso algunos están impregnados de crítica social, por lo que se puede decir que son historias que permiten una segunda lectura.





Llegando al final del acto, José Luis Ordóñez confesó que está muy contento con la edición de Extravertida, que además ha tenido la idea original de incluir una lista de Spotify. 'En la parte de atrás de la faja, hay un código QR que se puede escanear con el móvil, e inmediatamente se tiene acceso a la lista de veinte temas musicales. Son canciones muy vinculadas con la temática de los relatos', aclaró el autor. La lista es muy heterogénea, desde temas de Johann Strauss hasta algunos temas de películas tan conocidos como El Resplandor o Vértigo. Además, y como deferencia de la editorial, con la compra del libro también se puede conseguir la versión digital. 'Basta con escribir a la editorial y te la mandan'.

Fue una presentación divertida y cercana, una reunión de amigos que nos congregamos allí para dar la bienvenida a un nuevo libro, Exorcismos, del que pienso disfrutar más pronto que tarde, pues aúna dos cualidades que me gustan, el formato breve y el género de terror.



Sinopsis: Escritores, cineastas y profesores son algunas de las especies que se dan cita en EXORCISMOS, un volumen con veinte relatos de José Luis Ordóñez que escarba en el aspecto más inquietante del ser humano. De Andalucía a la Ribeira Sacra, de Praga a Tokio, pasando otros espacios de la geografía universal, desfilan psicópatas, asesinos, vampiros, licántropos, infectados, distopías y venganzas que forman un conglomerado de historias fantásticas y de terror salpicadas de guiños y homenajes cinéfilos y literarios.

Un personaje de ficción que parece cobrar vida, una noche extraña en mitad de un rodaje, una venganza cocida a fuego lento a través de los años, un secuestro con un propósito inesperado, una sociedad que adopta un sistema educativo novedoso, un mundo asolado por la epidemia definitiva, un futuro con inquietantes avances tecnológicos, una médica con sorprendentes habilidades para mejorar vidas y un experimento fallido que deriva en la creación de un ser invencible componen algunas de las historias que recorren las páginas de EXORCISMOS, un libro para leer al anochecer y reconocer a los demonios que siempre merodean por los alrededores.

lunes, 11 de noviembre de 2019

EL LATIDO DE LA TIERRA de Luz Gabás

Resultado de imagen de el latido de la tierra luz gabás
Editorial: Planeta.
Fecha publicación: septiembre, 2017.
Precio: 21,00 €
Género: Narrativa.
Nº Páginas: 448 
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta.
ISBN: 9788408214281
[Disponible en eBook y Audiolibro;
puedes empezar a leer aquí]


Autora

Luz Gabá Ariño nació en 1968 en Monzón (Huesca). Después de vivir un año en San Luis Obispo (California), estudió en Zaragoza, donde se licenció en Filología Inglesa y obtuvo más tarde la plaza de profesora titular de la escuela universitaria. En 2007 decidió escribir su primera novela, Palmeras en la nieve. Publicada en 2012, se convirtió en el debut español de más éxito de ese año y fue traducida a distintos idiomas. La adaptación de la novela al cine supuso un rotundo éxito y la película consiguió dos premios Goya.

En 2014 publicó Regreso a tu piel y, en 2017, Como fuego en el hielo. Con ambas novelas Luz Gabás se consolidó como una de las grandes autoras de nuestros días, por lo que ha recibido el reconocimiento de lectores y asociaciones culturales y de libreros de toda la geografía española. Su obra está siendo publicada en varios países.

Actualmente reside en Benasque, en las montañas del Pirineo aragonés, donde encuentra la inspiración para su trabajo, que consiste también en la redacción de relatos y artículos y la preparación de charlas para encuentros literarios.

El latido de la tierra (2019) es su nueva novela. 

Sinopsis

Alira, heredera de la mansión y las tierras que su familia conserva desde hace generaciones, se debate entre mantenerse fiel a sus orígenes o adaptarse a los nuevos tiempos. Cuando cree encontrar la respuesta a sus dudas, una misteriosa desaparición perturba la aparente calma que reinaba en la casa, la única habitada en un pequeño pueblo abandonado. Un guiño del destino la obligará a enfrentarse a su pasado y a cuestionarse cuanto para ella había sido inmutable. A partir de ese momento comenzará a sentir algo para lo que nunca pensó estar preparada: el amor.

Luz Gabás construye de manera magistral una bella historia de pasión, lealtad, intriga y sentimientos encontrados.

[Información tomada directamente del ejemplar]


Hasta la fecha, no había leído nada de Luz Gabás. En su día, vi la adaptación al cine de Palmeras en la nieve, cuya trama me gustó bastante. Me pareció un gran producción, muy cuidada y con una ambientación fabulosa, pero estaba protagonizada por Mario Casas, un actor con el que no comulgo, y eso supuso un pequeño escollo. Tiempo después, pude asistir en Sevilla a la presentación de Como fuego en el hielo. De allí salí con un ejemplar bajo el brazo porque me encantó todo lo que la autora contó sobre la novela. Aquel día pensé que a Gabás se le notaba su formación docente, por la manera que tenía de transmitir, conectando hábilmente con su auditorio. La intención era leerme aquel libro, pero el tiempo ha ido pasando y sigue esperando turno. Así que, me he estrenado con la narrativa de esta autora a través de El latido de la tierra, y el resultado no ha podido ser más satisfactorio. Me he encontrado una novela con una atmósfera envolvente y unos personajes llenos de matices. 

La novela arranca con un capítulo introductorio, adelantando unos hechos que serán cruciales en el desarrollo de la novela. Una mujer de nombre Alira, está siendo interrogada en las dependencias de la Guardia Civil. En su casa, la mansión Elegía, se ha hallado un cadáver del que se desconoce su identidad. Todos los habitantes de la casa son sospechosos y deben ser interrogados. La subteniente Vargas es la encargada de llegar a cabo la investigación y esclarecer los hechos. En la sala de interrogatorios también está presente César, otro guardia civil, amigo de la detenida y marido de Irene, amiga íntima de Alira. ¿Quién es la víctima? ¿Quién es el asesino?

Con un inicio como este, el lector puede pensar fácilmente que estamos ante una novela negra y, sin embargo, nada más lejos de la realidad. El crimen y la investigación es la base sobre que la se sustenta una historia de personajes, que va a permitir a la autora profundizar en ciertas cuestiones que se alejan de los intereses del género negro. Pero es un primer capítulo necesario para asentar ciertas cuestiones de la trama, como por ejemplo, la relación que Alira mantiene con César, a quien conoce desde la adolescencia. En esas primeras páginas, también tendremos conocimientos de algunos amores de juventud, de esos que regresan del pasado para trastocarlo todo. Igualmente sabremos que, tiempo atrás, hubo una desaparición. Alguien del círculo íntimo de Alira se esfumó sin dejar rastro. El caso iba a ser cerrado y archivado, pero con la aparición del cadáver la investigación se ha reanudado. Y por último, conoceremos que Alira guarda un secreto que no quiere desvelar. 

Sin embargo, la historia que narra El latido de la tierra se remonta a meses atrás. El pueblo de Aquilare, donde se ubica la mansión Elegia, ya no es lo que era. Donde antes había vida ahora solo quedan ruinas. Es uno de esos pueblos que fueron expropiados, ya sea con motivo de la construcción de un embalse o por una ley de repoblación forestal, como es el caso. En los años 70, sus habitantes tuvieron que abandonarlo todo. Cogieron sus cosas, recibieron la indemnización pertinente y comenzaron una vida en otro lugar. Solo resistió la mansión Elegía, en la que todavía vive Alira con su madre y su hermano Tomás. Pero la vida se ha complicado para los habitantes de la casa. Alira ya no puede con todo el trabajo, con el cuidado de los animales ni con el cultivo de las tierras. La casa también necesita ciertos arreglos de los que no puede hacerse cargo. No le queda más remedio que vender la mansión  y marcharse a otro lugar, como ya hicieron los habitantes del pueblo, como hicieron los padres de sus grandes amigas, Amanda e Irene. Con ellas, Alira se reúne en el cercano pueblo de Mongraín. Será concretamente Amanda la que le sugiera una solución a su problema, alquilar las habitaciones de la casa. Aunque inicialmente la idea no parece seducir a Alira, al final accede sin consultar con su madre y su hermano. El primer huésped de la casa será la propia Amanda, pero habrá dos más.  Adrián, el antiguo amor de Alira, ha regresado al pueblo con su esposa Dunia. 

A todo esto hay que añadir que un grupo de repobladores rurales se ha asentado en las ruinas de Aquilare y quiere devolver la vida a las casas. Esto provocará una gran confrontación con los habitantes de la mansión Elegía, pues creen que esos hippies están mancillando la tierra que fue de otros, aprovechándose de un lugar que no les pertenece. Alira mostrará muchos prejuicios iniciales, los ve como unos intrusos, usurpadores de la identidad de los antepasados. Pero este conflicto irá evolucionando paulatinamente, corriendo senderos que posicionan a unos a favor, y a otros en contra. 

Y por último, aparecerá otro personaje más del que mejor no desvelo nada, pero que ocasionará un huracán en la mansión Elegía.

A partir de aquí, la historia que contiene El latido de la tierra se vertebra en dos direcciones. Por un lado, la investigación criminal cuyo objetivo no es simplemente descubrir al asesino, sino perfilar a los personajes y darlos a conocer en profundidad. De todos ellos sabremos quiénes eran y en qué se han convertido, cuáles son sus razones para vivir en o regresar a Aquilare, y cuál de ellos tiene motivos más que suficientes para cometer un asesinato. En definitiva, Gabás los desnuda, los muestra impunemente, dejando al descubierto sus luces y sus sombras; y lo hace con tal habilidad que el lector no sabrá quién es la víctima hasta bien avanzada la trama ni, por supuesto, quién es el asesino hasta el final. Por otra parte, el argumento de El latido de la tierra permite ahondar en una cuestión social de la que, ocasionalmente, tenemos noticias en los periódicos e informativos. Sergio del Molino, al que la autora hace referencia en el apéndice final, escribió en 2016, La España vacía, un ensayo sobre la despoblación del mundo rural. Si haces una búsqueda en Internet, descubres que hay miles de pueblos abandonados en España. Algunos han quedado vacíos cuando su gente joven decidió marcharse a las ciudades, otros sucumbieron ante la construcción de presas y embalses, y en algún que otro caso, fueron expropiados por cuestiones de reforestación. Es lo que le ocurrió al municipio de Fraguas, pueblo que ha servido de inspiración para dar vida a la soledad de Aquilare, así como a sus repobladores. 

Pero si hay un tema central que planea sobre todo el argumento es la herencia. Decía Luz Gabás en la entrevista que pudimos hacerle hace unos días (puedes leerla aquí) que 'un exceso de nostalgia es contraproducente'. Alira, la protagonista principal de esta historia, sufre de ese exceso y también padece las consecuencias que supone asumir un compromiso con los antepasados y con la tierra que les ha dado de comer durante generaciones. Ella es la mayor de la última familia que aún queda en pie en Aquilare, es la representante de un legado, de un linaje, así que considera que su lugar está entre aquellas piedras que se caen a pedazos. Pensar en abandonar aquel lugar y empezar una nueva vida en otro lugar es traicionar a los suyos. En este sentido, creo que Alira es una mujer que vive con amargura. César la describe como 'una mujer de paz', entrañable, empática pero algo huraña. Y es que el lector percibe un cierto amargor en su existencia, como si la resignación a la que se ve condenada despertara en ella recelos y envidias. La vida que ha llevado hasta ahora la sumergirá en una constante reflexión, y los acontecimientos que vivirá, la ayudarán a coger las riendas de su vida, a tomar decisiones, en las que influirá otros personajes de la novela.

Podría pararme a hablaros un poco del resto de los personajes, pero creo que es mucho mejor que los descubráis vosotros mismos. Solo os diré que, el personaje que más me ha impactado es el de Elegía, la madre. Me parece muy potente en su papel de matriarca. No es un personaje que deje indiferente. En algún momento puede provocar cierto rechazo y en otras situaciones, llegarás a entenderla. En cualquier caso, su actitud sorprenderá mucho al lector. Además, es la que mejor conoce a los personajes. Siendo una mujer intuitiva y sagaz, de solo un vistazo, puede llegar a determinar cómo es Alira, o Irene, César o Amanda. Un solo adjetivo será necesario para definir a cada uno de ellos, un dato que ayudará mucho al lector a aproximarse a los protagonistas. 

La ambientación de la novela me ha gustado mucho. Especialmente he disfrutado con la descripción de la mansión, tan precisa y rica en detalles que el lector tiene la sensación de pasear por sus estancias. En todo momento, es fácil imaginarse cómo es la casa por fuera, cómo sus habitaciones, esa cocina en la que se desatan escenas de pasión, o la bodega oscura y fría, donde se haya el cadáver. La autora también es muy precisa en la descripción de las ruinas de Aquilare. Uno tiene la sensación de estar paseando por viejos empedrados cargos de historias, con el viento silbando en nuestros oídos a la vez que un silencio lo invade todo. Luz Gabás transporta al lector con suma facilidad, a ese punto exacto del norte de España, donde los hechos de la novela tienen lugar.  

Por otra parte, me ha parecido un acierto lo dosificada que está la información en relación al asesinato y a la investigación criminal. Como dije antes, hasta que la novela no está muy avanzada no conoceremos la identidad de la víctima. Esto genera mucho suspense e inicia un juego de adivinanzas y sospechas, en los que yo iba errando capítulo a capítulo. Poco a poco, y con los datos que se nos van facilitando, iremos atando cabos hasta que la evidencia salga a la luz. Para ello, es fundamental el empleo de los diversos flashbacks que salpican la trama. El pasado juega un papel tan importante que será necesario conocer ciertos detalles de la infancia y de la adolescencia de Alira. De ahí que, en todo momento, la narración salte de una época a otra, avance y retroceda, desordenando las piezas de un puzle que el lector tiene que recomponer.

Escrita en tercera persona y con un estilo pulcro y cercano, la novela se articula en treinta y tres capítulos, encabezados por el nombre de una canción. Esto es algo que resulta muy llamativo porque los temas son muy dispares unos de otros y, como nos explicó Gabás en la entrevista, están muy relaciones con los sucesos que encierran cada capítulo. Yo no he leído la novela escuchando los temas, pero tú sí puedes hacerlo porque existe una lista en Spotify. La elección de todas esas canciones, que encabezan no solo los títulos sino también los Agradecimientos y la Nota de la Autora, me ha parecido una labor complicadísima.

En definitiva, El latido de la tierra es una novela tan completa que cuesta trabajo abarcarla en su totalidad, donde se mezclan pasado, presente, rencillas, envidias, codicias, amores rotos, sueños, ilusiones, tierra, antepasados, futuro,... Me ha parecido una lectura muy entretenida, con una historia profunda y emotiva que engancha al lector desde los primeros compases. Me ha gustado bastante, así que, no me queda más que recomendarla. 










 

[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...