viernes, 24 de enero de 2020

EL CINE EN 100 PREGUNTAS de Emilia Esteban, Claudia Lorenzo y Blanca Garrido

Resultado de imagen de EL CINE EN CIEN PREGUNTAS de Emilia Esteban, Claudia Lorenzo y Blanca Garrido
Editorial: Nowtilus.
Colección: 100 Preguntas Esenciales.
Fecha publicación: septiembre, 2019.
Precio: 16,95 €
Género: Divulgación.
Nº Páginas: 352 
Encuadernación: Rústica con solapa.
ISBN: 9788413050508
[Disponible en eBook;
puedes empezar a leer aquí]


Autoras

Blanca Garrido, licenciada en Comunicación Audiovisual. Cinéfila, Bibliotecaria, trabaja en la BPM Luis Rius (Tarancón) donde coordina el programa de Promoción y Animación Lectora y los Clubes de Lectura, organizando también encuentros con autores y presentaciones de libros, entre otras actividades, además de promover la iniciativa "El día más corto" en la localidad para visibilizar el cortometraje.

Claudia Lorenzo es actualmente editora de cultura en The Conversation España. Ha trabajado como redactora, periodista, lectora de guiones, programadora de festivales de cine y ejecutiva de cuentas en diferentes eventos culturales. Es guionista y directora de varios cortometrajes y actualmente prepara un largometraje documental sobre escritoras en Nueva York.

Emilia Esteban Guinea, licenciada en Comunicación Audiovisual, trabaja desde 2018 en el gabinete de prensa Olaizola Comunica y en los doce años anteriores en Zenit Comunicación. Entre otras, ha promocionado las películas Yuli, Loving Pablo, La Reina de España, Vivir es fácil con los ojos cerrados, Chico & Rita o Las 13 rosas; y ha gestionado la comunicación de importantes eventos y premios como los Goya, Forqué, Platino o Feroz.

Sinopsis

Las claves y conceptos para entender y apreciar el séptimo arte y su lenguaje. Aprenda lo esencial sobre el origen y desarrollo de la industria, el lenguaje, teoría y géneros cinematográficos, su relación con las otras artes y los personajes y movimientos creativos que han conquistado al público. Todo lo imprescindible sobre las cinematografías más señaladas con especial énfasis en los pioneros y genios del cine de España y de Iberoamérica.

* ¿Sabías que un mago fue el primer inventor de ficciones?
* ¿Quiénes forman la generación de los moteros salvajes?
* ¿Es Ciudadano Kane la mejor película de la historia?
* ¿Cabía tanta gente en el camarote de los hermanos Marx?
* ¿Prefería Hitchcock darle más información al espectador o a los personajes?
* ¿Quíen manda más, el director o el productor?
* ¿Dónde se localizan Hollywood, Bollywood y Nollywood?

[Información tomada directamente del ejemplar]



Porque, no de solo pan vive el hombre, el lector tampoco vive únicamente de novelas. El mundo editorial está plagado de otro tipo de libros a los que no siempre prestamos la suficiente atención. El ensayo es ese género que asusta y que, sin embargo, esconde grandes y necesarios conocimientos. Y menos sesudo, están los libros divulgativos, esos que, de una manera sencilla, nos acercan a diversas materias que pueden ser de nuestro interés. Así que, aprovechando que mañana se celebra la gala de los Premios Goya, la fiesta del cine español, porque, no sé si ya te has dado cuenta, en España también se hace muy buen cine (#momentoreinvidicación), hoy vengo a hablaros de un libro que me parece una pequeña joya. 

Nowtilus ha publicado recientemente El cine en 100 preguntas, dentro de su colección 100 preguntas esenciales. Se trata de un volumen que hace un recorrido por la historia del séptimo arte, desvelándonos datos muy interesantes, comentando anécdotas, analizando cuestiones técnicas o, simplemente, comparando o mencionando películas. Sus tres autoras, Emilia, Claudia y Blanca, exponen en ocho bloques todo lo relativo al mundo cinematográfico, ese arte que asoma por este espacio cada miércoles, con largometrajes de todo tipo, de ayer y de hoy. Y es que el cine es una industria maravillosa que a mí siempre me ha generado mucha curiosidad. Ya lo dice Fernando de Luis-Orueta, prologuista de este volumen. "La curiosidad es un arma poderosa. Hacerse preguntas es el motor del conocimiento y el primer paso hacia la ciencia". A curiosa no me gana nadie. Siempre me ha gustado ver las cosas mirando más allá, lo que provoca que me surjan mil y una incógnitas que necesito resolver. Pues bien, El cine en 100 preguntas me ha aclarado, por fin, un mar de dudas.

Resultado de imagen de primer cartel el gabinete del doctor caligari
[Fuente. El cine
en 100 preguntas
]
Se inicia este volumen con una primera sección donde se nos habla del origen del cine, un universo de ficción en el que, al parecer, tuvo algo que ver un mago. A los inicios de este arte se unen nombres que a todos nos suena como, por ejemplo, el Doctor Caligari pero, ¿quién era este doctor exactamente? Lo tendrás que averiguar leyendo este libro. Solo te diré que, a raíz de aquella película se acuñó el término "caligarismo".

De este bloque me ha resultado muy interesante la historia de Samuel Broston, un productor americano que financió muchas películas del otro lado del charco, pero rodadas en España por cuestiones que se explican debidamente en el capítulo. Y siendo americano, ¿cómo que acabó enterrado en Las Rozas? 

El segundo bloque está más centrado en cuestiones técnicas y en el lenguaje cinematográfico. ¿No os ocurre alguna vez que, al ver una película, os queréis referir a un aspecto concreto pero no sabéis cómo denominarlo? Y es que el mundo del cine tiene su propio lenguaje. Pero si hay un capítulo que me ha gustado especialmente en esta sección es aquel que analiza los clásicos del cine. ¿Qué es un clásico? ¿Qué cualidades debe reunir una película para ser catalogada como tal? Todo eso nos lo explican las autoras con detalle y con ejemplos prácticos. Y sorprende saber que ¡Qué bello es vivir! (1946), hoy tan ensalzada y alabada, fue un tremendo fracaso en su tiempo. 

Los géneros también se tocarán en este volumen. Se hablará de indios y de vaqueros, de Hitchcock y de la fábrica Disney. Películas y películas se irán desgranando a través de las trescientas cincuenta páginas de un libro dedicado al cine y que no puede dejar atrás temas como los oficios. Para ver una película en una sala, hace falta primero que se ruede y para ello, se hace imprescindible un numerosísimo elenco de personas que deben hacer un buen trabajo. Encabeza la lista el director y su "luces, cámara y acción" (¿Por qué dice esto? Se explica en el libro). Si embargo, hay otras muchas profesiones vinculadas con el cine pero de las que sabemos poco. ¿De qué se encarga un director de fotografía? ¿Y qué son las script? Y digo bien, LAS script porque, curiosamente, es un oficio desempeñado principalmente por mujeres. De todas los oficios que hay detrás de una película, esto de las script, era la primera vez que lo oía. Se dice en el libro:

"La script se dedica a llevar la continuidad en rodaje a cualquier nivel. Es la persona que tiene el control sobre el orden en el que se rueda el guion, que sabe si determinada frase que justifica el sentido de una escena posterior se ha dicho o no, que se asegura que todos los planos de todas las escenas necesarios para entender la historia se ruedan y, también, es la que lleva un control visual de lo que ocurre en pantalla". [Pág. 173]

Ahí es nada.

Por no alargar mucho más esta reseña, en El cine en 100 preguntas también se abordarán las relaciones entre el cine y otras artes, o las formas de consumo y la relación con el espectador, para finalizar con un bloque en el que se trata el cine español y el iberoamericano, mencionando a aquellos actores y actrices españoles que hicieron sus pinitos en Hollywood antes que Antonio Banderas, analizando las "españolas" o citando a directores como Juan Antonio Bardem, Luis García Berlanga o Luis Buñuel (las tres B). Obviamente, también hay hueco para Pedro Almodóvar, cuyo cine me gusta y me disgusta a partes iguales, aunque espero que Dolor y Gloria se lleve muchos galardones mañana, porque es maravillosa.




En definitiva, El cine en 100 preguntas (justo eso es lo que contiene, cien preguntas), me parece un libro fundamental para disfrutar del cine de otra manera. Cuando vemos una película, se nos pasan por alto muchísimos detalles y a mí me encanta fijarme en las cosas más insignificantes. Este libro me ha aportado y me está aportando mucha información que me ayuda a entender los entresijos del cine y a contemplar cada película desde un prisma distinto. Además se puede leer en el orden que prefieras. No hay necesidad de seguir el orden establecido en el índice. Cuenta además con numerosas fotografías en blanco y negro, y a color, que lo convierten en un libro aún más atractivo. 

Así que, si eres cinéfilo o neocinéfilo y te interesa aprender sobre los vericuetos de la industria, te recomiendo este libro. Me hago eco nuevamente de las palabras del prologuista que define este libro como: "...ejemplar de consulta rápida, donde encontrar respuestas claras y directas a las dudas más comunes de cualquier cinéfilo". 

Y dicho lo cual, 

¡Viva el cine! 

 ¡Viva el cine español!









 

[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:



miércoles, 22 de enero de 2020

BUÑUEL EN EL LABERINTO DE LAS TORTUGAS (ANIMACIÓN - 2019)


Año: 2019

Nacionalidad: España.

Director: Salvador Simó Busom.

Reparto: --

Género: Animación.

Sinopsis: París, 1930. Salvador Dalí y Luis Buñuel son las principales figuras del movimiento surrealista, pero Buñuel ve cómo se le cierran todas las puertas después del escandaloso estreno de 'La edad de oro', su primera película. Sin embargo, su buen amigo, el escultor Ramón Acín, compra un billete de lotería con la loca promesa de que, si gana, pagará el documental que su amigo quiere rodar sobre Las Hurdes, una de las regiones más pobres y olvidadas de España... Película sobre el rodaje en la región extremeña de Las Hurdes, a cargo del maestro Luis Buñuel, de su película 'Las Hurdes, tierra sin pan', en 1933. Adapta el cómic homónimo de Fermín Solís.

[Fuente: Filmaffinity]


En este espacio todo tiene cabida. Hay hueco para cualquier tipo de libro y también para cualquier tipo de película. Por tanto, la animación, ya sea para público infantil o adulto, suele asomar por aquí de vez en cuando. Hoy vengo a hablaros de Buñuel en el laberinto de las tortugas, una película que está nominada a la Mejor Película de Animación para los próximos Premios Goya, que se celebran este sábado, y además cuenta con otras tres nominaciones más: Mejor Dirección Novel, Mejor Música Original y Mejor Guión Adaptado.

Buñuel en el laberinto de las tortugas es la adaptación cinematográfica de la obra homónima firmada por Fermín Solís, una novela gráfica que publicó Reservoir Books en 2008. Tanto el libro como la película se centra en un periodo concreto de la vida de Luis Buñuel, aunque habrá pequeños flashbacks que nos retrotraen a la infancia del cineasta, unos años marcados por la severidad de su padre, quien se mantenía muy distante del niño. Como dice la sinopsis, la película 'La edad de oro' no fue bien acogida por el público. La tacharon de escandalosa y a Buñuel se le cerraron muchas puertas. Incluso fueron con las quejas al Vaticano. Pero estando en París, Maurice Legender le hace llegar un libro sobre las Hurdes, una región de Cáceres, la más pobre de España, titulado Las Jurdes: étude de géographie humaine. El libro narraba la vida de aquellos hombres y mujeres, olvidados por todos. Aunque al principio no pareció interesarle mucho, lo cierto es que en cuanto comenzó su lectura quedó totalmente impresionado. Su idea era hacer un documental que expusiera ese otro lado de la sociedad española, una película que denunciara la pobreza y la miseria de aquella zona, pero no tenía dinero. Recurrió a su amigo Dalí, pero este le vuelve la espalda. El apoyo lo encontrará en su otro amigo, el escultor Ramón Acín, el que, tras un golpe de suerte, se encargue de costear el rodaje del documental. Así pues, Buñuel, Ramón, Pierre Unik y Eli Lotar se dirigen a las Hurdes. 

Ese será el grueso de esta película, el rodaje de este documental, escenas a todo color que se alternan con escenas reales, en blanco y negro, del propio documental para darle más realismo. Debo confesar que hay ciertas secuencias, tanto de esta película como del documental en sí, que revuelven un poco las tripas. Algunas solo pretenden mostrar las costumbres y prácticas de aquellas regiones, poco cívicas a decir verdad, pero de eso no tenía la culpa el cineasta. Otra cosa muy distinta son las secuencias que Buñuel manipuló para obtener la escena que él pretendía. En esos casos no tiene justificación alguna.

No obstante, y para seguir manteniéndolos fiel a la realidad, este largometraje también muestra un lado de Buñuel con sentido del humor, socarrón y bromista. Pero hay algo que me ha gustado mucho más que todo eso, su faz más emocional. Algunas escenas son conmovedoras. Vamos a ver a un Buñuel abatido por las circunstancias adversas, por las condiciones infrahumanas en las que vivían estos habitantes de las Hurdes, las miserias, las enfermedades y la muerte. A su vez, veremos a un hombre con debilidades, obsesiones, miedos, que sufre alucinaciones muy vinculadas a los cuadros de Dali, o que recuerda con frecuencia a aquel padre del que recibió poco cariño.  

Otro punto fuerte de este largometraje es el retrato de la amistad. Si bien con Dalí tuvo sus más y sus menos, la unión con Ramón Acín fue inquebrantable, a pesar de las locuras del cineasta. Y es a Ramón Acín, al que la película también brinda un bonito homenaje. Pasados unos años del rodaje del documental, y en fase de montaje, Buñuel recibirá una carta en la que se anuncia la muerte de su amigo, fusilado por el ejército franquista el 6 de agosto de 1936, un hecho que no solo conmoverá a Buñuel sino también a los espectadores, a través de una banda sonora que te hace estremecer. El documental pudo por fin estrenarse a finales de 1936, pero tuvieron que eliminar el nombre de Ramón Acín de los créditos.  Sin embargo, Buñuel no podía dejar las cosas así. Volvió a estrenarlo en 1960 y ahora sí, con el nombre de Ramón Acín donde debía estar. 

Sin tener más nada que añadir, solo os animo a acercaros a la vida de Luis Buñuel, a las Hurdes y a Ramón Acín.




Tráiler:

Puedes adquirirla aquí:

                                   

martes, 21 de enero de 2020

SUSANA MARTÍN GIJÓN: 'Me gustaría que la inspectora Camino Vargas se convirtiera en personaje de saga'

Aunque nunca había leído nada de Susana Martín Gijón, la publicación de algunas de sus novelas a través del sello sevillano Anantes, me hacía tenerla muy presente. Le he seguido la pista a esta autora desde que cayó en mis manos Más que cuerpos, inicio de una trilogía protagonizada por una mujer de origen namibio, Anika Kaunda, y cuyos hechos transcurren en Mérida.

De Mérida a Sevilla, ese es el salto que la autora nos propone en Progenie, su última publicación, y esta vez de la mano del Alfaguara. Estamos ante un thriller protagonizado por una inspectora, Camino Vargas, una mujer que, bajo mi punto de vista, aporta un toque de originalidad a la escena de la novela negra.

La semana pasada, Susana Martín estuvo en Sevilla promocionando este nuevo trabajo y tuvimos la oportunidad de conversar con ella. 


Marisa G.- Susana, eres autora de dos trilogías, dos sagas negras. Hay mucha novela negra actualmente. ¿Crees que es el género por excelencia en nuestros tiempos? ¿Se escribe más novela negra que cualquier otro género?

Susana M.- No tengo los datos pero está claro que se han incrementado las ventas. Cada vez hay más escritores que se meten en el thriller, tanto escritores noveles como consagrados en otros géneros. Aparte de que aporta una trama que engancha, es un modo muy interesante de retratar la realidad. La novela negra tiene muchos ingredientes que suelen apetecer a los lectores. 

En mi caso, siempre he sido lectora de suspense y misterio. Recuerdo aquellos libros de Agatha Christie que leía de pequeña con mi abuela.

M.G.- Naciste en Sevilla y esas dos trilogías que comentamos, las publicaste con una editorial sevillana, con Anantes. Me consta que estás muy agradecida a las tres personas que lideran esta editorial, porque figuran en los agradecimientos. Y ahora publicas con Alfaguara. ¿Cómo ha sido el salto?

S.M.- Ismael, Ruth y Manuel son ya unos buenos amigos. Me han tratado muy bien a lo largo de los años. Pero no ha sido un salto como tal porque el camino ha sido largo. He ido subiendo escalón a escalón, paso a paso. Desde 'Más que cuerpos', que escribí por 2011, han pasado cerca de diez años. Ha sido una trayectoria en la que te vas perfeccionando a ti misma, vas evolucionando como escritora, a la vez que también te va conociendo el gremio y el público lector. He publicado en otras editoriales, pero sí que es verdad, que he sido muy fiel a Anantes. Me gusta el trabajo que hacen y, aunque tienen una distribución más pequeña editan los libros con mucho mimo. 

Obviamente, cuando Alfaguara me ofrece publicar con ellos 'Progenie', no tengo más remedio que aceptar, por motivos de carrera, de distribución y de lectores que van a poder conocer mi obra. Estoy muy agradecida también a Alfaguara.

M.G.- 'Progenie' es tu nueva novela negra, un thriller protagonizado por una inspectora, Camino Vargas, que tiene que enfrentarse a una serie de asesinatos en serie con unas peculiaridades en común. Sin desvelar mucho, cuéntanos con qué se va a enfrentar esta inspectora.

S.M.- Esta inspectora se va a encontrar un escenario en el que Sevilla sufre una ola de calor, por lo que la ciudad está prácticamente despoblada. Todo el mundo que puede se ha ido de vacaciones a la playa. Una madrugada la llamarán porque una mujer ha sido atropellada deliberadamente. Cuando se persona en el escenario del crimen, observa que la víctima tiene un chupete en la boca, algo que deja a todo el operativo en estado de shock. ¿Es la firma del criminal?  Y si es así, ¿qué nos quiere decir? Ese es el detonante del que parte la historia.

M.G.- Lo dice la sinopsis, la primera víctima está embarazada. El título, 'Progenie', hace referencia a las familias. ¿Qué papel juega en esta novela la maternidad?

S.M.- La maternidad y la no maternidad flotan en el trasfondo de la novela. En el momento en el que descubren que la víctima está embarazada, aunque de poco tiempo, las cosas toman un cariz oscuro. ¿El asesino sabía que estaba matando a una mujer embarazada? Todo se empieza a complicar. Y más aún, cuando aparecen otros homicidios. Sin entrar en detalle, tendremos un thriller con bastante intensidad y bastantes giros de trama pero, a la vez, hay un foco puesto en los modelos de familias, en las maternidades, en la presión social que aún perdura sobre las mujeres.

M.G.- Camino Vargas es una mujer de su tiempo, pero no es una inspectora al uso. Rompe moldes al ser tan transgresora.

S.M.- Sí, quería una protagonista muy peculiar, muy dueña de las riendas de su vida, un poco individualista, con las cosas muy claras, y que va a su rollo. Es comilona, bailona pero tan comprometida con su trabajo, que a veces hasta coge algún atajo. Con respecto a la maternidad, tiene muy claro que no quiere ser madre, y eso permite contrastar su mirada con lo que va a encontrarse.

M.G.- El hecho de que esta protagonista sea femenina y que también las trilogías las protagonizara una mujer, me hace pensar que intentas reivindicar el papel de la mujer.

S.M.- Por suerte, cada vez hay más protagonistas diferentes que se salen del canon primigenio, que se apartan de esos policías duros, que beben whisky y pegan puñetazos. El arco se está abriendo y eso siempre enriquece. Tanto si es hombre como mujer, hemos asistido a una evolución importante. En el caso de Anika, la protagonista de aquellas trilogías, fue un empeño muy personal. Quería que fuera una mujer porque estaba cansada de leer siempre lo mismo. 

En 'Progenie', todo el grupo de homicidios es protagonista de alguna forma. Aunque Camino es la que tiene más presencia, el lector se irá introduciendo también en la vida de sus alternos, en la psicología del oficial Pascual Molina, Lupe, Teresa o Fito. He pretendido que todo el equipo tenga presencia y que el lector conecte con ellos.

M.G.- ¿Los lectores de las trilogías anteriores van a encontrar muchas diferencias entre Anika Kaunda y Camino Vargas?

S.M.- Sí, por supuesto. No tienen nada que ver una con la otra. Anika es una mujer más joven, es más idealista y está empezando su carrera. Vive en una ciudad pequeña, como es Mérida, tiene un pasado que se va descubriendo a lo largo de la saga, es de origen namibio y tuvo que huir en la guerra de independencia de Sudáfrica cuando tenía siete años de edad, recalando en España, en Extremadura, concretamente. Camino no tiene nada que ver, es una mujer de cuarenta y cuatro años, con las cosas muy claras en la vida y muy indomable. Nadie la torea. Tiene mucho sentido del humor. Son perfiles diferentes.

M.G.- Tiene poco tacto a la hora de dar malas noticias.

S.M.- Muy poco tacto. (Risas)

M.G.- Susana, el mismo narrador de la novela, un omnisciente, es muy descarado y se aleja mucho de los formalismos. Tiene mucha frescura.

S.M.- Creo que sí, pienso que se contagia de la frescura de los personajes. Es algo deliberado. Quería ofrecer algo de humor para aliviar la dureza de los temas que se presentan. 

M.G.- Has hablado del trasfondo social de la novela, de la maternidad, de los distintos tipos de familia, pero también hay mucha crítica. Se pone el foco de atención en el postureo en redes sociales, o el culto al cuerpo,... 

S.M.- Al final es una forma de mostrar mi mirada. Dejo caer esas pinceladas de vez en cuando.

M.G.- La violencia de género está presente en la novela. Hay algo que me ha gustado mucho. Generalmente el tema se aborda desde el punto de vista de la sociedad, pero en este caso, es un asunto que se discute dentro de los límites de la comisaría. Son los propios policías los que se posicionan. Me ha gustado ese enfoque.

S.M.- Es un enfoque humano. Los policías son igualmente personas y, aunque estén muy vinculados por su profesión, también tienen una opinión personal al respecto, alimentada por las vivencias que cada uno ha tenido. Pascual está pasando un mal momento porque su mujer se ha divorciado de él, se siente lejos de su hija, y ahora tiene una determinada mirada, quizá más agresiva, sobre este tipo de situaciones. Por su parte, Teresa tiene una hija a la que el ex marido no le pasa la pensión, y tiene una opinión al respecto.

M.G.- Y dentro de la policía, también vamos a ver cómo asumen los hombres tener un jefe que es mujer y encima, con la personalidad de Camino.

S.M.- Aunque intentamos equilibrar, las mentalidades van más despacio. Muchos hombres quieren acatar y aceptar los cambios pero, inconscientemente hay todavía recelos. Son demasiadas cosas enraizadas, durante tantísimos años, que es normal que cueste que la desigualdad desaparezca rápido.

M.G.- Sevilla es la ciudad en la que transcurren los hechos. Tiene bastante protagonismo porque vas a hacer un barrido desde los barrios pobres y discriminados a las zonas más elitistas de la ciudad.

S.M.- En el momento en el que decido ambientar la novela en Sevilla, lo hago con todas las consecuencias. Aprovecho la parte de patrimonio y turística, para mostrar la belleza de esta ciudad, con el barrio de Santa Cruz, Triana o el Parque de María Luisa. Pero también, muestro otras zonas donde la desigualdad impera como es el Distrito Sur, Las Letanías, y algunas zonas más. Se trata de dibujar el mapa en su conjunto.

M.G.- Para los que vivimos en Sevilla resulta muy agradable ver a los personajes moverse por los lugares que conocemos.

S.M.- Reconocerse, ¿verdad?

M.G.- Sí, exacto. En cuanto a la estructura, la novela está dividida en cuatro bloques y cada uno de ellos se abre con un capítulo introductorio protagonizado por dos personajes muy desconocidos. Y luego, el resto de capítulos se introducen con la primera línea de texto en cursiva. ¿A qué se debe todo esto?

S.M.- Sin desvelar el final, la introducción de cada uno de los bloques es un fragmento de la historia de dos personajes, Soraya y María Jesús. A medida que vayamos avanzando vamos a ir conociendo algo más de esa historia que va a acabar trenzándose con la trama principal. 

En cuanto al comienzo de los capítulos, surgió así, no hay un motivo real. Empecé así de forma provisional. A la editorial le pareció original y ahí se quedó.

M.G.- En cuanto a la hora de enfrentarse a los protocolos policiales, todos los novelistas cuentan con ayuda,  un policía amigo,  un guardia civil,... ¿Quién te ayudó a ti?

S.M.- Tengo varios contactos en la policía. Me hace gracia porque parece que tengo siempre el radar puesto. Cuando conozco a alguien que es policía, sobre todo si es policía judicial, se me encienden todas las luces. En concreto hay una persona que me ha ayudado muchísimo, que aparece en los agradecimientos, pero sin mencionar apellidos, porque prefiere mantenerse en el anonimato. Se ha portado maravillosamente conmigo y me ha resuelto todas las dudas. Incluso consiguió que me hicieran una especie de visita guiada por las instalaciones. 

Por otra parte, tengo otra amistad que es médico forense a la que le he preguntado dudas. La gente se ha portado muy bien y me han contado muchas cosas. Es importante porque, a veces, con la documentación no se llega a donde quieres llegar.

M.G.- ¿Camino Vargas se va a convertir en saga, Susana?

S.M.- Me gustaría que la inspectora Camino Vargas se convirtiera en personaje de saga. Espero que sí. Me gustaría que continuara. 

M.G.- Atractivo no le falta. Muchas gracias Susana por compartir este tiempo conmigo. Y mucha suerte con la novela.

S.M.- Gracias a ti. 


Sinopsis: Sevilla, ola de calor. Todo el que puede huye a la playa. No así Camino Vargas, jefa accidental del Grupo de Homicidios desde el tiroteo que dejó en coma al inspector Arenas. Alguien ha atropellado salvajemente a una mujer y se ha dado a la fuga. Este asesinato se va a transformar en el foco de atención mediática cuando se filtre un dato aún más perturbador: el homicida introdujo un chupete en la boca de la víctima antes de desaparecer de la escena del crimen. Todos los indicios apuntan a la expareja, un maltratador psicológico, y las estadísticas no están de su lado. Sin embargo, cuando la autopsia desvele que la víctima estaba embarazada y los asesinatos comiencen a sucederse, Camino comprenderá que se halla ante el caso más duro de su carrera.






lunes, 20 de enero de 2020

EL PRIMER VIAJE ALREDEDOR DEL MUNDO de Antonio Pigafetta (Adaptado por Eduardo Alonso)

Editorial: Ediciones Alfar.
Fecha publicación: octubre, 2019.
Precio: 16,80 €
Género: Viajes. Infantil y Juvenil.
Nº Páginas: 154 
Encuadernación: Tapa blanda con solapa.
ISBN: 9788478988273
[Disponible en eBook]

Autor

Yo, Antonio Pigafetta, nacido en la ciudad italiana de Vicenza, fui uno de los dieciocho hombres que hizo el primer viaje alrededor del Globo. Había leído en los libros las cosas admirables que ven los navegantes y los descubridores de tierras remotas y quería comprobar con mis propios ojos si eran ciertas. Pero la ocasión de embarcarme no se me presentó hasta 1519, a los 28 años. Estaba en Barcelona con el séquito del embajador del Papa en la corte del Serenísimo rey Carlos I, cuando me enteré de que se preparaba en Sevilla una flota para abrir una nueva ruta por mar hasta las islas Molucas, de donde vienen las especias. Recogí cartas de recomendación, fui a Málaga en barco, llegué por tierra a Sevilla y me presenté al gentilhombre portugués don Fernando de Magallanes, que estaba al mando de la escuadra. Me tomó para escribir la crónica del viaje a bordo de la nao Trinidad.

La navegación alrededor del mundo fue larga y muy penosa. Duró tres años, y de cinco navíos que partieron de Sevilla solo regresó uno, y de 237 hombres solo volvimos 18. Durante el peligroso viaje dibujé mapas y anoté día a día en varios cuadernos las maravillas que veía y las calamidades que sufríamos.

Sinopsis

Esta adaptación sigue el texto original, pero no es un resumen ni una mera transcripción modernizada. Reduce pasajes o informaciones irrelevantes que harían premiosa la lectura. La mayor intervención afecta a la sintaxis. La hechura y la extensión de la frase original se aligeran para facilitar la lectura fluida. Los diálogos indirectos pasan a ser directos y se añaden otros para escenificar situaciones. No se elimina cierto retrogusto de la lengua del siglo XVI, porque se mantienen arcaísmos imprescindibles y en algunas palabras patrimoniales se mantiene su acepción antigua, hoy poco usada.

Muy ocasionalmente se aporta algún dato que no figura en el libro original. Pigafetta no nombra ni una sola vez a Juan Sebastián Elcano. En esta adaptación lo citamos cuatro veces porque capitaneó la nao Victoria desde las islas Molucas hasta rendir viaje el 8 de septiembre de 1522 en Sevilla, dos días después de entrar en la bahía de Sanlúcar. El propósito de esta adaptación es, pues, facilitar la lectura de un relato histórico para que entretenga y sea útil al cumplirse 500 años de aquella azarosa, larga y admirable aventura.

[Información tomada directamente del ejemplar]


El 10 de agosto de 2019 se conmemoró el V centenario de la primera vuelta al mundo, hazaña estrechamente vinculada con dos nombres: Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano. Con tal motivo, en la ciudad de Sevilla se pusieron en marcha diversas actividades culturales y exposiciones que, a día de hoy, todavía siguen vigentes, pues la celebración se prolongará hasta el 2022. Un centro de interpretación, una réplica de la nao Victoria o una exposición en el Archivo de Indias, son parte de una programación a la que se han unido diversas instituciones. Desde el mundo editorial, el sello sevillano Alfar lanzó en el mes de octubre, un volumen que recoge una crónica de aquella expedición. El primer viaje alrededor del mundo de Antonio Pigafetta es una versión adaptada por el catedrático de literatura Eduardo Alonso, dirigida a un público infantil y juvenil. Con ella se pretende acercar a los lectores más jóvenes el relato de una de las mayores aventuras de la historia del mundo.

La crónica se inicia con un capítulo introductorio (Presentación) en el que Antonio Pigafetta narra de qué modo se embarcó en esta aventura. Italiano de nacimiento, se encontraba en Barcelona, acompañando "al séquito del embajador del Papa en la corte del Serenísimo rey Carlos I", cuando tuvo conocimiento de la expedición que se estaba organizando en Sevilla. La idea era abrir una nueva ruta hacia las islas Molucas (archipiélago de Indonesia) de donde procedían las especias. Era un producto muy valorado que se empleaba tanto en la alimentación como en la elaboración de perfumes o ungüentos medicinales. En aquellos años, el comercio de las especias estaba dominado por los portugueses, cuya ruta partía de Lisboa en dirección a oriente. Sin embargo, el reino de España pretendía encontrar una ruta distinta e incluso más corta, partiendo de Sanlúcar de Barrameda, en Cádiz, y en dirección a occidente, de tal modo que le dieran la vuelta al globo terráqueo. 

                                                 Resultado de imagen de ruta de las especias portuguesa
                                                         [Ruta portuguesa.Fuente: Google Sites]

Resultado de imagen de ruta de las especias expedición de magallanes
[Ruta Expedición de Magallanes; Fuente: Wikipedia]

Tras meditarlo y obtener ciertas cartas de recomendación, partió de Barcelona a Málaga en barco, y de allí a Sevilla por tierra, para presentarse ante la persona que iba a estar al frente de la escuadra, el portugués don Fernando de Magallanes, quien lo contrató para escribir la crónica del viaje, a bordo de la nao Trinidad, que el propio Magallanes comandaría.

En esta presentación, Pigafetta resume breve y numéricamente lo que supuso aquel viaje. La expedición partió con un total de 237 hombres repartidos en cinco navíos. Tras tres años y un mes, llenos de peligros y calamidades, regresaron a España dos barcos y 18 hombres. Pigafetta era uno de ellos.

A partir de este punto y estructurado en diez capítulos, Pigafetta se encarga de narrar esta aventura, en forma de crónica, que dedica a don Felipe Villiers. Su objetivo es entretener y, a la vez, que su nombre no "caiga en el olvido, antes bien alcance fama en la posteridad"

Los preparativos del viaje les llevaron año y medio. Tuvieron que acondicionar y reparar los navíos que llenaron con grandes cantidades de víveres, así como con infinidad de objetos y artículos que les sirvieran como método de pago por las especies, o cualquier otro producto que pudieran necesitar durante el viaje. Por fin, el 10 de agosto de 1519 partieron desde Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Les quedaba un larguísimo viaje por delante, del que Pigafetta deja claro la dureza del mismo desde las primeras páginas.

Tenerife, Cabo Verde, Río de Janeiro, Cabo Deseado, Isla de los Tiburones, Isla de los Ladrones, y otros tantos, fueron los lugares en los que hicieron escala  y de todos ellos Pigafetta deja constancia en esta crónica. 

Resultado de imagen de Antonio pigafetta
Antonio Pigafetta;
Imagen extraída del volumen
Son muchísimos los datos curiosos que se recogen, como la forma que tenían los barcos de comunicarse, empleando cierto número de antorchas por la noche. También me ha llamado la atención descubrir por qué Rio de Janeiro, Tierra de Fuego o el Pacífico, se llaman de este modo. En cuanto a las distintas civilizaciones que se encontraron en su camino, Pigafetta deja por escrito las costumbres, ritos y ceremoniales de cada pueblo, a los que intentaron cristianizar. Es muy divertido leer cómo estos nativos quedaban maravillados con los barcos y los artículos que recibían a cambio de agua o alimento. Los objetos que más le llamaban la atención eran aquellos hechos de cristal, las cuentas de colores y los espejos.

Pero, en honor a la verdad, hay que decir que algunos de esos nativos fueron retenidos y embarcados, con la intención de llevarlos a España, apartándolos de sus orígenes y familias. 

Y en esta crónica no podía faltar la narración de la muerte de Magallanes, fruto de un enfrentamiento con los nativos de la isla de Mactán, el 27 de abril de 1521, así como el momento en el Juan Sebastián Elcano se hace cargo de la nao Victoria. La cuestión es que, después de sufrir infinidad de vicisitudes, tormentas, escasez de alimentos y agua o enfermedades, e incluso motines que acabó con la muerte de algún capitán, la expedición llegó de regreso a Sanlúcar el 6 de septiembre de 1522, ganándole un día al tiempo, como bien explica el cronista en su relato. Y como comenté al principio, los dos nombres que más sobresalen en esta aventura son el de Magallanes y el de Elcano.

Fernando de Magallanes queda descrito como un hombre de 39 años, experto navegante, recto y severo, que impuso unas estrictas normas y no toleraba la insubordinación. Ojo que era portugués y el resto de capitanes españoles que comandaban las restantes naves recelaban de él, de ahí los motines que mencioné antes. Pero es que, que Magallanes tuvo sus más y sus menos con su rey don Manuel de Portugal y se puso al servicio del reino de España. 

Sobre Juan Sebastián Elcano no hay grandes descripciones, y es que su nombre no se menciona en el texto original, no así en esta adaptación que figura en varias ocasiones. 

El volumen que nos ofrece Alfar cuenta con alegres ilustraciones a color, realizadas por Rafa J. Cordero Creaciones y un glosario final que es de gran ayuda. También cuenta con numerosas notas al pie que nos permiten entender algunos hechos, ubicar lugares o comprender términos. Insisto en que este libro está dirigido a un público infantil y juvenil, y aunque es igualmente interesante para un adulto, vamos a encontrar muchas notas al pie que definen conceptos perfectamente asequibles para una persona adulta, como cogollo, zarpar, maravedí o responso. No ocurre así con otros, cuya aclaración es del todo necesaria. 

De igual modo, y por el mismo motivo, en algún momento me ha parecido que la narración es muy naïve, pero es que se pretende poner esta crónica al alcance de los lectores más jóvenes. Eso sí, Pigafetta no será siempre un mero narrador. En alguna ocasión se implica y expone su parecer sobre los hechos, algo que acerca su voz al lector.

En cualquier caso, tengo que decir que he echado en falta un mapa de la ruta española. Es fácil localizarla en Internet pero, dado que en los capítulos se van mencionando los distintos lugares por los que pasa la expedición, nunca viene de más contar con un mapa que nos ayude a ubicarnos. 

En definitiva, la adaptación realizada por Eduardo Alonso sobre la crónica escrita por Pigafetta, diría que es una lectura imprescindible, en la que, tanto los jóvenes como los adultos pueden aprender mucho sobre una de las mayores aventuras de la historia del mundo. No estaría mal que fuera lectura obligatoria en los centros escolares. Su carácter aventurero, unido a la importancia del hito que narra, la convierte en una lectura idónea. 







 

[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:






sábado, 18 de enero de 2020

DICIEMBRE... ¡DE UN VISTAZO! (#12/2019)

Todavía no me he comido la última uva y ya estamos a mediados de enero. A mí que me lo expliquen porque no doy crédito a lo mucho que corre el tiempo. 

Mi intención durante estas pasadas vacaciones de Navidad era leer y leer, como si no hubiera un mañana. Sin embargo, volvió a ocurrir lo que mismo que me pasa siempre que estoy de vacaciones, que leo menos de lo habitual, porque me enredo con otras cosas que me apetecen. La verdad es que me lo he pasado genial y tampoco está mal dar espacio a otras actividades que resultan igual de placenteras que la lectura. En cualquier caso, procedo a contaros qué tal fue el último mes de 2019.


[Para conocer la sinopsis de los libros expuestos 
solo tienes que clicar en cada título o en los enlaces a las reseñas]

Los comprados

Entre que Círculo de Lectores cerró y que estas Navidades no he subido a Madrid para pasear por su Cuesta Moyano, las adquisiciones en diciembre han brillado por su ausencia. Ya comenté en su día que, dado que Círculo cerraba, acudiría con más frecuencia a la librería. Siempre me gustó entrar en esos templos llenos de historias, aunque solo sea para echar un ojo, pero os diré que echo muchísimo de menos eso de sentarme con un café y un bolígrafo en la mano, mientras leo la revista de Círculo.

Los recibidos

Edhasa ha puesto en mis manos tres novelas que no pueden ser más apetecibles. Os hablo de Las batallas silenciadas de Nieves Muñoz, y Los ojos de Galdós de Carolina Molina.




Y debo confesar que los ojos me hicieron chiribitas cuando vi Fierro de Francisco Narla. Del autor he leído poco, lo reconozco, pero todo lo que ha pasado por mis manos me ha gustado. Así que, estos tres libros me parecen tan atractivos que voy a tener que hacerles hueco.

Miguel Griot me hizo llegar Los diarios de Tony Linx (SM), un libro juvenil con el que los adultos también podemos disfrutar. Ya está leído y reseñado en el blog. Encuentras mi opinión más abajo.



De Isaac Pachón leí en su día Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café. Me pareció un  volumen de relatos original y novedoso en cuanto al enfoque. Ahora tengo pendiente de leer Te diré que estoy vivo (Cáprica Ediciones), su última publicación. A ver qué me parece.

Curioso es el libro que publica César Brandon. Akeva (Espasaespoesía) es poesía sin serlo. Es un diario lleno de ternura y profundas reflexiones con el que, este joven oriundo de Malabo y ganador de un programa de talentos, consigue tocarte la fibra sensible. Y es que su autor es pura sensibilidad.



Por último, otro poemario. No soy lectora asidua de poemas pero debo admitir que la poesía que se hace ahora, más callejera, me resulta más cercana. Así que, tengo pendiente leer Silencios vivos de Nach (Planeta).


Los ganados

No hubo lugar a que la diosa Fortuna hiciera su trabajo. Creo que me apunté a muy pocos sorteos pero retomaré tan buena costumbre.

viernes, 17 de enero de 2020

DIOSAS DE HOLLYWOOD de Cristina Morató

Resultado de imagen de DIOSAS DE HOLLYWOOD de Cristina Morató
Editorial: Plaza & Janés.
Fecha publicación: noviembre, 2019.
Precio: 22,90 €
Género: Biografías.
Nº Páginas: 560 
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubiertas.
ISBN: 9788401022692
[Disponible en eBook y Audiolibro;
puedes empezar a leer aquí]



Autora

Cristina Morató es periodista, fotógrafa y escritora. Desde muy joven ha recorrido el mundo realizando numerosos reportajes. Durante años alternó sus viajes con la dirección de programas de televisión y colaboraciones en radio y en prensa, trabajos que abandonó para escribir sobre la vida de grandes viajeras y exploradoras de la historia. En busca de sus rastros recorrió más de cuarenta países. Fruto de su investigación son las obras Viajera intrépidas y aventureras, Las reinas de África, Las damas de Oriente y Cautiva en Arabia. Sus libros Divas rebeldes y Reinas malditas reflejan su interés por descubrir el lado más humano y menos conocido de mujeres poderosas y legendarias. Es también autora de la biografía de Lola Montes, Divina Lola. Traducidas a varios idiomas, todas sus obras han sido acogidas con extraordinario éxito de crítica y público.

En la actualidad tiene una columna de opinión en la revista Mujer Hoy. Es miembro fundador de la Sociedad Geográfica Española, y miembro de la Royal Geographical Society en Londres.

Sinopsis

Las historias de estas cuatro mujeres estrellas de cine nos trasladan a la época dorada de Hollywood. Tenían el mundo a sus pies, contaban con una legión de admiradores y protagonizaron sonados romances con los galanes más atractivos. Verdaderas diosas a los ojos del público, fueron las más deseadas y fotografiadas. 

La temperamental e indomable Ava Gadner, la deslumbrante sex symbol Rita Hayworth, la elegante y sensual Grace Kelly o la gran diva de los ojos violeta Elizabeth Taylor hicieron soñar a millones de espectadores. Más allá del lujo y el glamour, fueron mujeres de carne y hueso, vulnerables, tímidas e inseguras que solo deseaban ser amadas. Pero el amor les fue esquivo y sus vidas estuvieron marcadas por la soledad, los divorcios, las adicciones, los malos tratos y los desengaños. Todas pagaron un elevado precio por llegar a lo más alto.

Cristina Morató nos descubre el lado más humano de estas inolvidables estrellas del siglo XX, protagonistas de una vida mucho más intensa y dramática que la de cualquiera de los personajes que interpretaron en la gran pantalla.

[Información tomada directamente del ejemplar]


Cristina Morató tiene la habilidad de sorprenderme siempre con sus libros. Como ya se apunta en la sinopsis, lleva años siguiendo la pista a mujeres que, de un modo u otro, ha sobresalido en la historia o tienen una vida interesante que contar. Morató se encarga de enmarcar la vida de las grandes féminas o de sacarlas de las sombras para que todo el mundo las conozca. Y lo hace a través de títulos como Las reinas de África o Las damas de Oriente. 

En 2017, tuve la oportunidad de conversar con ella sobre su libro Divina Lola, (puedes leer la entrevista aquí) una biografía sobre Lola Montes, en la que se desvelaban muchas cosas que no estaban al alcance del público. Recuerdo aquella conversación con mucho cariño porque resultó muy divertida. Cristina Morató es tan terremoto como las mujeres que salen en sus libros. Y ahora regresa con un volumen que a mí me ha hechizado por completo. Diosas de Hollywood une dos de mis grandes pasiones, literatura y cine. En este nuevo libro, Morató hace un repaso a la vida de cuatro grandes mujeres, cuatro grandes actrices que embelesaron al mundo con su belleza, su carisma, sus amores y, por supuesto, sus películas. Hablamos de Ava Gadner, Rita Hayworth, Grace Kelly y Elizabeth Taylor. No sabría decir cuál de las cuatro me parece más hermosa, más interesante o, incluso, más desgraciada. 

Diosas de Hollywood está estructurado en cuatro grandes bloques, cada uno dedicado a una de las actrices. Antes de adentrarnos en la vida de todas ellas, la autora pone a nuestro alcance citas de otras tres celebridades: Marlene Dietrich, Marilyn Monroe y Hedy Lamarr, siendo esta última la menos conocida para mí. Podéis ver una captura de sus palabras en el vídeo que dejo más abajo, palabras que vienen a decir que, en el mundo del cine, las actrices que quieren alcanzar el éxito, deben perder su dignidad, vender su alma por cuatro duros y hacerse pasar por estúpidas. Visto así, el mundo de estas divas no resulta tan luminoso y brillante. 

Y, a partir de aquícada sección se abre con una fotografía de la dama en cuestión, que evidencia la belleza racial de Gadner, la sensualidad de Hayworth, la dulzura de Kelly o la luminosidad de Taylor, para dar paso en la página siguiente a una cita que va a demostrar la vida tan complicada que tuvieron. Y culmina el bloque con el relato que Cristina Morató hace del paso de estas celebridades por este mundo. Acompaña el texto, un buen puñado de fotografías, en las que podemos contemplar a estas bellezas en diferentes momentos de sus vidas, o bien, en escenas de sus películas.

"La mujer que hay en mí, en Ava Gadner, siempre ha sido maltratada y ha sufrido decepciones. La vida no ha sido buena conmigo; es cierto que me ha dado éxito, riqueza y todo lo que podría soñar, pero por lo demás me lo ha negado todo".
Ava Gadner 


Palabras como estas nos permiten reflexionar sobre el precio del éxito. Desde fuera, podemos pensar que estas mujeres no conocieron penalidad alguna y tuvieron todo a su alcance, todo aquello que cualquier mortal puede desear. Sin embargo, tal y como recoge este libro, siempre tuvieron carencias. 

Sobre todo ello nos habla Cristina Morató, que consigue enganchar al lector con una narración amena y entretenida, llena de anécdotas y datos interesantes. Por hacer un somero resumen del contenido del libro, os daré algunas pinceladas sobre los hechos que se recogen en el libro de cada una de ellas.

Ava Gadner. La estrella indomable. 

Morató nos habla de sus inicios en el cine, su llegada a Hollywood, los primeros amores y matrimonios, sus relaciones tóxicas, sus encuentros y desencuentros con Frank Sinatra, y por supuesto su paso por España. Muchos sabréis que estuvo rodando por la Costa Brava. Allí, en el precioso pueblo de Tossa de Mar, hay una estatua que, sinceramente, no le hace justicia. Por supuesto, no puede faltar la mención a su declive.

Rita Hayworth. La desdichada diosa del amor 

Ya conocía parte de la vida de esta actriz. Siempre me interesaron sus orígenes andaluces, así como la llegada de su familia a Estados Unidos donde intentaron ganarse la vida como bailarines. Fue un jefe de producción de la Fox el que descubrió a la que, por entonces, se llamaba Margarita Cansino y, a partir de ahí, nacía una estrella. Pero Hayworth venía con una marca profunda en su alma debido a diversos abusos que sufrió -tremendo el relato de esta parte de su vida-. Aun así, dio paso al amor, algunos furtivos y otros muchos más sonados, como la relación que mantuvo con Orson Welles. Su papel de Gilda será recordado por los siglos de los siglos, sin embargo, toda luz termina por apagarse. 

Grace Kelly. Una princesa de película.

Menuda vida la de esta actriz. Encarnó un cuento de hadas con zapatito de cristal incluido. No tuvo una infancia muy bonita que dijéramos. A pesar de  ser un bellezón, ella siempre se sintió un patito feo. En este volumen tienen cabida todo tipo de rumorología que la relacionaban con diversos galanes de cine con los que compartió pantalla, así como aquellos que pasaron de ser un rumor para convertirse en realidad. Pero si hay algo que destaca sobre todas las cosas en la vida de Grace Kelly es, por supuesto, su matrimonio con Rainiero de Mónaco. La retiró del cine para hacerla reina. Hay alguna película que narra expresamente ese episodio. Con su príncipe tuvo esos hijos tan conocidos por la prensa rosa. Y, obviamente, no podía faltar el relato del accidente que le sesgó la vida cuanto tan solo tenía 52 años.

Elizabeth Taylor. La última reina de Hollywood.

Nunca habrá unos ojos como los de Liz Taylor. Uno de los datos que más me ha sorprendido en este libro ha sido la peculiaridad de su nacimiento. Fue un bebé cubierto de pelo negro debido a un problema glandular. Asistiremos a sus inicios en el cine, por la intermediación de su madre. Llegó y conquistó. Alzada en un pedestal desde la adolescencia, ganaba un pastizal para su juventud. Las productoras se rindieron a sus pies, y la colmaron de atenciones. De sus muchísimos matrimonios, Morató hace un exhaustivo repaso. Y claro está, también se habla de su fallecimiento. Para la autora, ella fue la última reina de Hollywood.




Pero quiero destacar que, Diosas de Hollywood, no solo pretende mostrarnos a las actrices que deslumbraron al mundo. Aunque son inevitables las muchísimas referencias a sus trabajos en el cine y a sus películas, lo que Morató pretende verdaderamente es acercarnos a la mujer, a la persona que eran cuando se apagaban los focos y las luces de los rodajes. Es en esa parte más íntima y personal, donde el lector entiende que estas mujeres, a pesar de ser envidiadas, admiradas y deseadas, pasaron más penalidades de las que podamos imaginar.

Así que, si te gusta el cine y sientes curiosidad por la vida de estas actrices, te animo a leer Diosas de Hollywood, un relato fascinante, que nos traslada a la meca del cine, con sus luces y sus sombras.








 

[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...