viernes, 26 de enero de 2018

EL TIGRE de Joël Dicker

Editorial: Alfaguara.
Fecha publicación: noviembre, 2017.
Precio: 14,90 €
Género: Relato ilustrado.
Nº Páginas: 64
Encuadernación: Tapa blanda con sobrecubierta.
ISBN:
9788420431741
[Disponible en eBook;
puedes empezar a leer aquí]


Autor

Joël Dicker nació en Suiza en 1985. Se dio a conocer como escritor a los diecinueve años con su relato El Tigre. Su primera novela, Los últimos días de nuestros padres (Alfaguara, 2014), obtuvo el Premio de los Escritores Ginebrinos. La verdad sobre el caso Harry Quebert (Alfaguara, 2013) fue galardonada con el Premio Goncourt des Lycéens, el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa, el Premio Lire a la mejor novela en lengua francesa y, en España, fue elegida Mejor Libro del Año según los lectores de El País y mereció el Premio Qué Leer al mejor libro traducido y el Premio San Clemente. Traducida con gran éxito a treinta y ocho idiomas, se ha convertido en un fenómeno literario global y está siendo adaptada como serie de televisión por Jean-Jacques Annaud. El Libro de los Baltimore (Alfaguara, 2016) es su última novela.

Sinopsis

1903. En la lejana Siberia una aldea ha sido masacrada por un tigre de tamaño descomunal y el Zar ha ofrecido una recompensa para quien acabe con la fiera. Joven e inexperto, Iván Levovitch acepta un desafío que se revela aterrador, pues no se sabe quién es el cazador y quién la víctima.

Este es el primer gran relato de Joël Dicker, con el que se presentó a los diecinueve años a un concurso literario: una historia en la que ya abordaba sus temas preferidos, y tan inusualmente poderosa para un autor de su edad que el jurado la tomó por un plagio y decidió no premiarla. "Y si usted es realmente el autor -le consoló la presidenta del jurado-, le garantizo que antes de los treinta recibirá un galardón importante". A los veintisiete, Dicker obtuvo el Gran Premio de la Academia Francesa y el Goncourt des Lycéens con La verdad sobre el caso Harry Quebert, que lo convirtió en un fenómeno literario con cerca de seis millones de lectores.

[Información tomada directamente del ejemplar]
 

Reconozco que nunca he leído a Joël Dicker y, como con otros muchos autores, es más por falta de tiempo que no de ganas. Por casa pululan sus dos novelas más conocidas, La verdad sobre el caso Harry Quebert y El Libro de los Baltimore, pero entre una cosa y otra, se van quedando atrás a pesar de las muy buenas opiniones que he leído sobre ambas. Por eso, cuando vi que se publicaba un relato suyo, el primero que escribió cuando tenía 19 años, me lancé a por él. Se unían varias circunstancias que lo hacían apetecible: que fue lo primero que el autor escribió y con el que se dió a conocer por un lado, y por otro, la brevedad de la obra. Y aquí vengo a hablaros de El Tigre, una preciosa edición ilustrada con la que Alfaguara quiere mostrar los inicios del autor suizo. 

En el verano de 1903, un insólito hecho se produce en la pequeña aldea de Tibié, una localidad de la estepa rusa. Dos monjes que estaban de paso descubren que el pequeño pueblo ha sido masacrado. Los cadáveres de sus habitantes se amontonan por las calles y muestran evidentes signos de haber sido mutilados y desfigurados. Lo mismo ocurre con los animales, caballos u ovejas parecen haber sido degollados. No queda un alma viva en toda la localidad. Incluso las casas han sido derruidas. La escena que se muestra ante los ojos de los monjes les provocará pavor, sus cuerpos temblarán de miedo pues desconocen qué ha podido ocurrir. Y cuando sus conciencias los empuja a prestar auxilio, serán asaltados por un enorme tigre que al final decide perdonarles la vida. Rápidamente los monjes dan la voz de alarma. La noticia cruza el país de una punta a otra. Todo el mundo tiene miedo pues creen que en cualquier momento recibirán la visita del tigre y acabarán de igual modo que los habitantes de Tibié.



Para acabar con semejante animal, sobre el que ya corre todo tipo de leyendas y supone un auténtico peligro, el Zar dicta un decreto real. Se organiza una batida y se pone precio a la cabeza del tigre bajo una suculenta recompensa. Hay que evitar que la histeria colectiva se desate, que se produzca un éxodo de las poblaciones rurales pues muchos aldeanos están abandonando sus hogares ante el temor que los invade. Siberia se hunde y hay que atajar el problema. Así que, se congregan numerosos cazadores en busca de fortuna y, entre ellos, el joven e inexperto Iván Levovitch de 20 años de edad. El joven va por libre. No quiere compartir la recompensa con nadie, así que emprende camino en solitario intentando seguir la pista al tigre. Lo que le ocurrirá de aquí en adelante lo dejo en el aire. Mejor que lo descubráis vosotros mismos con la lectura.

El Tigre viene catalogado como un thriller pero yo no me atrevería a decir tanto. Para mí es una historia sencilla pero inquietante que se lee de una sentada pues apenas cuenta con unas setenta páginas, un relato al que le encuentro dos puntos fuertes. Por un lado, la ambientación. A mí me ha sorprendido la manera en la que el autor recrea la atmósfera rusa, lo inhóspito de los enclaves, el frío siberiano y lo desapacible del lugar. A medida que lo iba leyendo, me iba adentrando más en la historia y en mi cabeza se instauró una idea extraña, que la autoría de este relato bien podría pasar por alguno de los grandes nombres de la literatura rusa. Imaginé que Dicker estría influenciado por Tolstói, Dostoyevski, Chéjov,... y no me equivoqué a juzgar por la información que se puede leer en Internet sobre el autor. Por eso, no me extraña que, cuando presentó este cuento al premio literario mencionado en la sinopsis, lo rechazaran por sospecha de plagio. 

Por otro lado, me gusta la confrontación que se establece entre el joven Levovitch y el tigre. Dicker nos muestra una lucha de titanes, dos fuerzas poderosas que se enfrentan. El joven, impetuoso, lleno de vida y vigor, con el hervor sanguíneo propio de su edad, pretende hacerse con el botín pero para ello tendrá que superar una dura prueba, hacer frente a la fiereza del tigre, a sus dimensiones, a su voracidad. Levovitch prefiere correr el riesgo en solitario antes que unirse a otros cazadores y formar frente común, es un joven ambicioso y su codicia le pasará factura. En cierto sentido, el tigre representa las consecuencias de la avaricia del joven. El enfretamiento se produce inevitablemente y solo puede haber un ganador. O no.




El relato, que no se estructura en capítulos aunque sí en secciones, viene ilustrado de la mano de David de las Heras. Son dibujos vistosos, algunos en tonos pastel, que representan algunos de los hechos narrados. Las ilustraciones siempre aportan un plus a los relatos, los hacen más llamativos. 

En cuanto a la prosa del autor, no sabría decir si ha variado mucho desde este primer escrito a sus actuales novelas. Como no las he leído no puedo opinar. En cualquier caso, me ha parecido que Dicker muestra en este relato un estilo maduro, impropio de un joven de su edad y esta circunstancia nos vuelve a llevar al mismo punto anterior, la sospecha de que el escritor hubiera copiado el texto de otro escritor de más edad y más solvencia. 

Bueno, en este punto solo cabe recomendaros su lectura. Como digo, El Tigre es un relato que recuerda muchísimo a los grandes escritores rusos por su calidad literaria, la prosa cuidada y madura, la ambientación, el desarrollo de la trama y la descripción de sus personajes. Así que, siendo tan breve, no te la debes perder.



 
[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]



Puedes adquirirlo aquí:

19 comentarios:

  1. Lo tuve en la mano y al final lo solté por tener pendiente sus novelas, la primera en casa, y porque prefiero mirar si lo encuentro en la biblio. Siendo una lectura tan breve me parece caro el precio. Me gusta que los nuevos autores beban de los grandes maestros.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho La verdad sobre el caso de Harry Quebert, por lo que no me importaría leer esta novela. Me gusta lo que cuentas
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me pasa como a ti, tengo las dos novelas pendientes de lectura desde hace ni sé, cogiendo polgo en la estantería.
    Este lo anoto porque ya lo tenía fichado pero coincido con Marga, es carísimo para la corta extensión que tiene.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo pendiente de reseña... solo había leído de Dicker el de Harry Quebert y reconozco que no me pareció para tanto (no me disgustó, pero tampoco me maravilló. Entretenida sin más y muy repetitiva en algunos pasajes).

    Me ha gustado, pero dura diez minutos en las manos... no sé si a todo el mundo le compensaría gastarse 15 euros para leerlo.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  5. Hola! Tengo pendiente ponerme con el autor porque sus libros me llaman mucho la atención así que espero poder hacerlo pronto. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Hala. No me lo esperaba así. Ya por la portada no me inspiraba mucho y he leído del autor lo de Quebert y los Baltimore y no me parece para tanto revuelo.
    Pero la comparación con los rusos no es ninguna tontería. Ahora tendré que replanteármelo. Y creo que los otros se te van a quedar cortos.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Tengo pendiente leer al autor con otro de sus libros =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Yo he leído los otros dos libros del autor y ambos me gustaron mucho, sabía de este otro, pero la verdad es que no me llama demasiado a pesar de que lo que cuentas me parece interesante...
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. No había leído nada del autor hasta que leí El libro de los Baltimore que me pareció un libro precioso, me gustó mucho y me quedé con ganas de seguir descubriendo al autor. A pesar de eso, este título no me acaba de convencer a pesar de que lo cuentas muy interesante, seguiré con otros de sus libros.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Mira que he visto reseñas de este autor, pero es que no me atrae lo más mínimo :/

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  11. Pues lo pintas tan bien, que quizás me estrene con el autor con esta novela.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Leí en su día "La verdad sobre el caso Harry Quebert"... en francés. Me gusta leer novelas de autores franceses en su idioma original. La novela me gustó mucho, tiene un estilo fantástico y sabe cómo envolverte en la lectura. Pero no he repetido con el autor. A lo mejor me animo con éste. Besazos

    ResponderEliminar
  13. Yo tengo mucha curiosidad con este autor porque conozco personalmente a gente que le ha encantado y otros que dicen que es de lo peor que ha leído. Eso despierta curiosidad verdad?

    ResponderEliminar
  14. Me encanta este autor, así que no me quiero perder este relato.

    ResponderEliminar
  15. Lo he visto reseñado en más de un lugar pero no creo que me anime
    no le veo nada especial que me llame ahora mismo
    un saludo

    ResponderEliminar
  16. Yo sí he leído a Dicker y me gusta, pero este libro la verdad es que no termina de atraerme.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Me lo apunto. No he leído nada de él, no sé el motivo, pero nunca he tenido prisa con él XD Un besote!

    ResponderEliminar
  18. Me gustó El libro de los Baltimore. Y me gusta lo que nos cuentas de este relato del autor suizo. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Marga, la verdad es tienes razón. Es caro. En mi caso fue un regalo. De todos modos, si lo pillas en la biblio, léelo. Ya verás como recuerda a los rusos.

    Aylavella, yo en cambio no he leído ninguna de sus novelas. Tengo ganas. A ver si me pongo. Ya me dirás si lees este relato.

    Esther, sí, es caro. No entiendo muy bien cómo calculan el precio de los libros. Debería ser algo más proporcionado, ¿No?

    Inquilinas, no puedo opinar de las novelas porque no las he leído. Y sí, es verdad lo que señalas sobre el precio.

    Beatriz, ya me dirás si lees algo del autor.

    Norah, a mí es la impresión que da aunque solo sea por mimetismo. Lo mismo lo lees tú y no le encuentras conexión ninguna.

    Shorby, ya me dirás si lees algo de él.

    Irunesa, es una lectura breve que no ligera.

    Conxita, pues lee otra novela del autor. Yo tengo que leer Harry y Baltimore. Aún no me puse con ellas.

    Tamara, pues a otra cosa. Total, será por autores jejeje.

    Margari, te dura en las manos un suspiro pero es una buena lectura.

    Yolanda, qué valor leer en otro idioma (y te lo dice una que estudió filología inglesa; quién se acuerda de eso ya jejeje)

    Fesaro, todo es probar

    Leira, ya me dirás si lo lees.

    Neus, pues lecturas hay miles. A leer otra cosa.

    Manuela, a ti lecturas interesantes no te faltan jejeje.

    Rocío, ya me dirás si lo lees.

    Francisco, si te animas ya me cuentas.

    Besos a todos y gracias por comentar.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...