miércoles, 31 de enero de 2018

VERÓNICA (TERROR - 2017)

Año: 2017

Nacionalidad: Española.

Director: Paco Plaza.

Reparto: Sandra Escacena, Bruna González, Claudia Placer, Iván Chavero, Ana Torrent, Consuelo Trujillo, Sonial Almarcha, Maru Valdivieso, Leticia Dolera, Ángela Fabián, Carla Campra, Samuel Romero.

Género: Terror

Sinopsis: Inspirada en una historia real sucedida en el madrileño barrio de Vallecas en los años 90. Tras hacer una ouija con unas amigas, una adolescente es asediada por aterradoras presencias sobrenaturales que amenazan con hacer daño a toda su familia.

[Fuente: Filmaffinity]



Para ser el género cinematográfico que más me gusta hace mucho tiempo que no asoma una película de terror por aquí. Debe ser que, con los años, me voy volviendo más miedosa pero no me he podido resistir a este largometraje. Especialmente porque me ha sorprendido que Verónica sea una de las candidatas a llevarse el Goya a la Mejor Película en la gala que tendrá lugar el próximo sábado. No recuerdo muchas películas de este género como candidatas así que, algo tenía que tener para acabar entre las cinco favoritas. Motivo suficiente como para sentarme a verla.

Verónica comienza con una llamada desesperada al teléfono de emergencias. Estamos en Madrid y llueve copiosamente la noche del 15 de junio de 1991. Pasada la una de la madrugada y alertados por la llamada de socorro en la que se escucha a una niña gritar, la policía se persona en el domicilio. La vivienda está a oscuras y todas las cosas están rotas y tiradas por el suelo. Al final del pasillo, justo tras una puerta cerrada, la policía encontrará una escena insólita.

Tras esta introducción, la acción se retrotrae al jueves, 12 de junio de 1991. Verónica es una joven de quince años que tiene que hacerse cargo de sus tres hermanos pequeños, Lucía, Irene y Antonio. Desde que el padre falleció y la madre trabaja día y noche en un bar del barrio, la joven, aficionada a las revistas de misterio, se ha encargado de cuidar y atender a sus hermanos pequeños. Es una joven responsable, madura y atenta pero que se siente sola, sin un hogar al uso, donde los padres gestionen la familia. Tan solo en el instituto, un centro educativo religioso, encontrará algo de calor junto a su amiga Rosa.

Un día, Verónica, Rosa y Diana, otra compañera de clase, deciden jugar a la ouija en el sótano del colegio. Lo preparan todo, y entre bromas y risas comienzan el ritual. Verónica quiere contactar con su padre fallecido tiempo atrás pero la sesión no acaba bien y la joven sufre un desmayo. A partir de este momento, la vida de la joven cambiará radicalmente. Comenzará a actuar de forma extraña, con temblores y convulsiones, a sufrir terribles pesadillas, aparecerán marcas de dedos en algunas partes de su cuerpo y empezará a sentir presencias a su alrededor. Además, en su casa se produce un suceso paranormal tras otro, como golpes, ruidos, puertas que se abren y se cierran solas, sombras en la pared, figuras que se vislumbran a través del cristal esmerilado de puertas y ventanas, objetos que se caen solos, pero todo ello única y exclusivamente en ausencia de la madre de la joven.

Y así transcurrirán los siguientes tres días hasta que la acción llega al punto de inicio de la película, a esa noche lluviosa del 15 de junio de 1991, cuando en plena madrugada se persona la policía tras esa llamada de emergencia. Lo que ocurrió antes, durante y después de ese hecho, lo tendrás que descubrir en el caso de que te atrevas a ver la película. 

Este es grosso modo el argumento de Verónica, una película de Paco Plaza (REC) inspirada en un hecho real pero ocurrido en una fecha distinta, con protagonistas de distinto nombre y con algunas licencias más. Toda la información que figura en el informe policial redactado por el inspector a cargo del caso ha servido de base para reconstruir los sucesos narrados. Pero existe muchísima información al respecto en Internet. Páginas y páginas han recopilado diversas teorías, hipótesis, y han desvelado información que, al parecer, se mantenía oculta. Hasta el mismo Iker Jiménez abordó este caso en uno de los programas de Cuarto Milenio. Basta con poner 'Expediente Vallecas' en el buscador de Google para que te aparezcan más de cincuenta mil resultados. Y así, el caso Vallecas es el trasfondo de esta película cuyo argumento no es totalmente redondo. Hay 'obstáculos' que se salvan sin explicación alguna, los personajes a veces reaccionan de un modo absurdo y quizá lo que menos me ha gustado, la presencia de una monja ciega, un tanto esperpéntica, que no aporta absolutamente nada, salvo por su aspecto, decrépito y mortecino, de ahí que los alumnos le denominen Sor Muerte. 

Verónica es una película que, a mi juicio, va de más a menos. A mí me ha inquietado mucho más la primera mitad de la película, cuando los acontecimientos paranormales empiezan a intuirse pero aún no se han vuelto virulentos, cuando el espectador sabe que algo extraño va a ocurrir y se siente nervioso, inquieto, con el miedo metido en el cuerpo. Sin embargo, en el avance del largometraje,  cuando los hechos están en plena apoteosis, la historia dejó de impactarme. Y es que la imaginación es muy poderosa y puede superar a la realidad, o al guion en este caso. De todos modos, la película se deja ver y juega a favor el hecho de estar inspirada en un suceso real. 

En cuanto a los personajes, no es una película que destaque por sus interpretaciones. Debuta Sandra Escacena en el papel de Verónica, un papel complejo por lo que entraña pero que tampoco brilla en exceso. Encontraremos también a una casi invisible Leticia Dolera y una casi desaparecida de escena Ana Torrent, si no fuera por un par de cortos en los últimos años. Creo que, en este tipo de películas, más que las interpretaciones, lo que realmente resulta efectivo es el uso de los claroscuros, el manejo de la luz y las sombras, y por supuesto, los efectos de sonido. Todos sabemos que, en las películas de terror, la sorpresa es fundamental. Hay que sobrecoger al espectador y para ello se recurre a ensordecedores sonidos que acompañan los momentos de máxima tensión. Verónica cuenta con unos cuantos sobresaltos de este tipo y que te obligarán a taparte la cara con las manos.

Algo que me ha gustado muchísimo en este largometraje es lo cuidado que están los detalles. Los hechos ocurren a principios de los años 90 y todo, desde el vestuario, el menaje y la vajilla de la casa de Verónica, los anuncios en televisión,... corresponden a aquellos años. Es más he podido reconocer dos objetos que me han recordado perfectamente a aquella época, por un lado el juego de luces Simón y por otro un reloj-despertador en forma de gallina que yo también tenía en casa. En este sentido se nota que se ha querido contextualizar la trama, lo que consigue que el espectador viaje en el tiempo y se integre en el argumento.

Y hablando de sonidos, sabed que buena parte de la banda sonora se compone de canciones de Héroes del Silencio, grupo favorito de Verónica, a lo que hay que sumar otro temas de ambiente que recuerdan mucho a las bandas sonoras de antiguas películas de terror americanas.

En fin que, más allá del morbo que produce saber que Verónica está inspirada en hechos reales, no deja de ser una película de terror más, con jóvenes imprudentes y apariciones del otro lado. Empezó muy bien pero me fui desinflando poco a poco. Aun así, para una noche de palomitas en compañía, eso sí, bien puede valer. ¡Ojo!, a la gente le ha encantado.




Trailer:











13 comentarios:

  1. La frase es una película que va de más a menos me ha dejado hecha polvo, con lo que me gustaba lo que estabas contando. Pero la voy a ver y luego discutimos, jeje. Bueno, quiero decir que comentamos aunque me temo que vamos a coincidir porque en cine lo tenemos fácil, coincidimos mucho. Lo del Goya, pues no sé, estará para darle color, por poner, supongo.
    Ya vengo cuando la vea. Y sí, en este tipo de pelis es básica la dirección artística para crear un contexto potente.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Nosotros la hemos visto ya un par de veces y me muero de risa con los niños xD

    ResponderEliminar
  3. Esta vez no, que no me apetece ahora mismo pasar miedo, para qué te voy a decir otra cosa.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Pues si es una película de terror más, la dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Ni de coña, jajaja La tendría que ver sola porque mi media naranja no es de ver terror y yo de momento sólo lo leo y con moderación ¿eh?

    Bs.

    ResponderEliminar
  6. Yo soy también mucho de cine de terror, y de hecho REC es una de las mejores película españolas de terror de los últimos 15-20 años. Pero si la peli se desinfla ya no sé qué hacer, me dejas con dudas... De momento no voy a googlear lo de Expediente Vallecas que no me quiero enterar de nada por si me decido a verla.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  7. Me voy corriendo. Me hago purruti encima solo con la iamgen de cartelera.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. También creo que va de más a menos. Me pareció floja y típica.

    ResponderEliminar
  9. Hola!!

    No me gustan mucho las películas de terror, esta la vio mi pareja y yo estaba por ahí haciendo nada y creo que lo único que me gustó fue su banda sonora jajaja tengo gustos parecidos a la protagonista (aunque yo no sabía que ese era el motivo de la aparición de ese grupo).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Me apetece mucho verla aunque me ha venido bien que me bajes un poco las expectativas que luego pasa lo que pasa. Y ultimamente no sé que me pasa...que con todas las pelis de terror me pasa lo que a ti con esta, que van de más a menos
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. A esta sí que no me acerco ni de broma que luego mojo la cama. Soy una cagueta.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Mi hija fue a verla al cine y no le gustó nada. Me dijo que le dio más miedo el reportaje de Cuarto Milenio sobre el caso real, que es absolutamente aterrador. La música sí le gustó porque muchos de los temas los ha escuchado en casa. Yo no me animo con ella, la verdad. Besos

    ResponderEliminar
  13. Norah, a mí la película me desinfló al final. Me ha encantado tu apunte sobre la 'dirección artística'. Yo es que los tecnicismos no los domino y lo digo a lo bruto jejeje.

    Tamara, lo de morirse de la risa tiene su gracia jejeje. Pero es verdad, los niños son graciosos.

    Margari, para pasar miedo siempre hay tiempo.

    Aylavella, la cosa es que empieza bien pero luego va decayendo.

    Ángela, yo también las veo sola. Te confieso que la primera media hora lo pasé fatal jejeje

    Inquilinas, la saga REC a mí no me va nada. Creo que vi la primera, y no la terminé. Lo mismo le vuelvo a dar otra oportunidad.

    Esther, jejejeej me parto con tu comentario.

    Albanta, coincidimos. Una pena que la película perdiera fuelle.

    Karen, Héroes del Silencio o Bunbury, es buena banda sonora, sí.

    Lesincele, es muy difícil que una película de terror sea muy buena... Yo creo que salvo el Exorcista, todas me han decepcionado.

    Mª Ángeles, jejeje pues si vas a mojar la cama mejor no la veas.

    Yolanda, yo creo que hacia la mitad va cuesta abajo y sin freno. Una pena porque el caso real es espeluznante.

    Besos a todos y muchas gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...