miércoles, 24 de marzo de 2021

ANE (DRAMA - 2020)

Año: 2020 

Nacionalidad: España

Director: David P. Sañudo

Reparto: Patricia López Arnaiz, Jone Laspiur, Mikel Losada, Aia Kruse, Luis Callejo, Nagore Aranburu, Mariana Cordero, Gorka Aguinagalde, Fernando Albizu, David Blanka, Iñaki Ardanaz, Miren Gaztañaga, Lander Otaola, Karmele Larrinaga, Ane Pikaza, Amaia Lizarralde, Eric Probanza, Gaizka Ugarte, Lorea Ibarra, Karlos Aurrekoetxea

Género: Drama

Sinopsis: Vitoria, año 2009. Después de los altercados en su barrio debido a la inminente expropiación de algunas viviendas, Lide, madre joven que trabaja como vigilante de seguridad en las obras del tren de alta velocidad, descubre que su hija adolescente, Ane, no ha ido a dormir a casa. Lide, junto a su ex-marido Fernando, comenzará no solo a investigar el paradero de su hija, sino a adentrarse en el mundo de Ane y a darse cuenta de que ha convivido junto a una desconocida.

[Fuente: Filmaffinity]


Tenía muchas ganas de ver Ane. Me habían llegado rumores muy positivos de este largometraje. También por redes, había visto algún elogio. Y leo en la crítica cosas como «Gran revelación del cine español»«ópera prima con oficio» o «pequeña joya». Pero ahora vengo yo a poner la nota discordante. No sé qué me pasa últimamente, que no coincidido con el criterio mayoritario. Donde unos ven una obra maestra, yo encuentro una historia algo tediosa que me aporta poco. Sí, todo es muy subjetivo. Ahí va mi opinión. 

Ane sitúa la acción en Euskal Herria, durante el año 2009. Lide (Patricia López Arnaiz) trabaja como vigilante nocturno en las obras del tren de alta velocidad, para las que el Estado ha tenido que expropiar terrenos en los que se erigían edificios de viviendas. Durante uno de sus turnos, estando en el interior de la caseta prefabricada, se produce una explosión en el exterior. No es algo inusual. A veces, la población se topa con contenedores de basura que arden. Son las acciones de un grupo de jóvenes radicales que muestran de este modo su rechazo a las obras, al AVE, a la expropiación. En definitiva, a todo aquello que provenga de un país del que no se sienten parte. Entre esos jóvenes se encuentra Ane (Jone Laspiur), la hija de Lide y de Fernando, un matrimonio separado. La joven se mueve en los círculos que promueven el vandalismo, lleva varios días sin aparecer por casa y los padres comienzan a inquietarse. Sin acudir a la Ertzaintza, Lide y Fernando investigan en el entorno de su hija. Preguntan a amigos, a profesores, a todo aquel que pueda tener alguna pista sobre el paradero de su hija, y descubren que Ane no es lo que ellos creían. 

La película ahonda en las complicadas relaciones familiares, en esos nexos, a veces ásperos y lacerantes, que existen entre padres e hijos. Además, estamos hablando de una adolescente, que pasa por ese momento vital en el que todo se mira con los ojos de la rebeldía. A todo ello hay que añadir asuntos de política. Ane es una joven que siente tener al enemigo en casa, esa madre que trabaja en una obra estatal, para la que varias familias vascas han sido expropiadas. Para la joven, su madre es una mercenaria del Estado. Pero obvia, porque no le interesa, que el Estado ha ofrecido una compensación por esa expropiación. 

Así mismo, la palabra gaztexte sobrevuela buena parte del metraje. ¿Qué significa ese término vasco? Lo he buscado al finalizar el visionado porque, en ningún momento he podido deducirlo del contexto. Gaztexte es un centro juvenil. Parece ser que la sede, donde los jóvenes se reúnen, va a ser derruida también. Creo que ese punto de la historia no queda bien explicado y hubiera estado bien porque hubiera ganado fuerza la motivación de las acciones juveniles. Algo de todo eso se explica en el cortometraje homónimo que el director rodó en 2018, y que supone el germen de esta película. Os dejo el Making off del corto.




Pero decía antes que soy la voz discordante porque no he encontrado en este largometraje ese enganche que esperaba. Para empezar, su guion no me resulta original. Obviemos que estamos en el País Vasco, obviemos toda la cuestión nacionalista que, a la postre, no deja de ser un telón de fondo, y ahora decidme, ¿cuántas películas habéis visto en las que se aborden las complicadas relaciones entre padres e hijos? ¿Películas en las que los padres se llevan una gran sorpresa al descubrir los secretos que ocultan sus hijos? Lo mismo da que las familias sean del País Vasco, de Cuenca, o de Málaga. Padres con hijos rebeldes, que atentan contra la estabilidad familiar por los motivos que sean, los hay en todas partes. Y lo mismo no queman contenedores de basura, ni enarbolan banderas, pero sí le pegan patadas a las papeleras, rajan neumáticos de vehículos sin ton ni son, abandonan las clases, o hacen pintadas en los centros educativos. Formas de rebeldía hay muchas.  

Me ha faltado potencia en el conflicto, que verdaderamente el contexto geográfico y temporal tenga más sentido porque, aunque la sombra de la serpiente enroscada en el hacha está presente, la palabra ETA no se menciona en ningún momento. Y es que, a mi juicio, los actos vandálicos tienen connotaciones más sociales que políticas.

Por otra parte, me ha costado mucho conectar con Lide, con esa madre que descubre, con pavor, en lo que se ha convertido su hija. El trabajo de Patricia López Arnáiz le ha valido varios premios, entre ellos el Goya a Mejor Actriz. Sin embargo, a mí me ha faltado fuerza en la interpretación de una mujer con carácter, corajuda, que lleva sola el mantenimiento familiar, y se enfrenta a la ausencia de la hija. No me he sentido interpelada por ella, no he sufrido con su sufrimiento. ¿Por qué? Después de darle muchas vueltas descubro que el error ha estado en las constantes desconexiones que he sufrido por culpa de los diálogos. Era como si me costara trabajo seguir el hilo discursivo. Veía a los actores mover los labios pero las palabras no me llegaban. Había como una desincronización que me escupía de la película en todo momento. Y es que Ane está rodada en euskera y traducida al castellano. Y se nota. Mucho, además. He leído por ahí la opinión de otros espectadores que se quejan de lo mismo y recomiendan verla con subtítulos. A mí el tema subtítulo también me parece un obstáculo para conectar con la historia. Pero que cada uno elija. Lo que sí tengo claro es que el doblaje no es bueno. Emborrona la película. 

Y con respecto a la hija, el personaje me ha provocado lo mismo que me provoca la actitud de todos esos adolescentes, que solo piensan en sí mismos y van a su bola, pensando que el resto del mundo tiene que perdonárselo todo. Todos hemos sido adolescentes y hemos pasado por ello. Ane es un modelo a seguir en su entorno, para esos amigos revolucionarios que quieren hacer Historia. La joven se involucra en la lucha, recoge firmas, organiza encuentros, pero también oculta algo, un asunto de dinero, un novio, una ausencia y muchas mentiras. No es más que una joven rebelde, con sus motivaciones e ideales. 

Interpretada por Jone Laspiur, premiada con el Goya como Mejor Actriz Revelación, no sabría decir mucho de su trabajo. Tampoco me he sentido especialmente atraída por su personaje. No sé. No puedo aportar mucho, la verdad.  

La película está estructurada de manera cíclica. La misma escena inicia y cierra la película, rodada bajo un mutismo absoluto, interrumpido únicamente por el movimiento de Lide, que se mueve por la casa. Ese silencio frente a la ausencia de otro comensal es una metáfora del problema que anida dentro de esa casa, la falta de comunicación. Eso me ha parecido un punto positivo de la dirección, a cargo de David P. Sañudo, que debuta en largometraje. No obstante, casi todo el metraje transita con excesiva calma para mi gusto y debo admitir que, a ratos, he caído en cierto sopor. Tan solo, faltando diez minutos para el final, he atisbado unas secuencias más interesantes, pero mi entusiasmo se desinfló pronto.

Poco más os puedo decir. Si tenéis interés en esta película, mi opinión no os va a gustar mucho. He visionado Ane con muy poco entusiasmo e interés porque, ni la trama ni los personajes me han provocado ni una cosa ni la otra. Pero buscad otras opiniones, leed en otros foros, indagad en revistas especializadas. Lo mío no es más que una opinión gris entre un mar de otras tantas muy azules. 

La tenéis en Filmin y en Movistar+.



Tráiler:




16 comentarios:

  1. Hola! No la conocía pero parecía entretenido aunque si no te ha convencido la voy a dejar pasar que tengo miles para ver. Gracias por la crítica.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Pues la trama pintaba muy bien pero tu opinión me echa un poco para atrás... La apunto por si acaso algún día no sé que ver.
    Nos leemos <3

    ResponderEliminar
  3. Tras leerte me quedan bastantes dudas no conocía esta peli pero creo que en esta ocasión no es para mí

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Marisa!
    Sin duda que el tema relación madre-hija, mujer separada, hija adolescente, conflicto generacional etc. pues no es nada nuevo, así que entiendo tu "nota discordante" :)
    No creo que pueda ver la película en mi país, pero si se me da la oportunidad tendré en cuenta tus anotaciones.
    Gracias por tu sincera opinión ;)
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Marisa!! Pues no sabes cómo me gusta encontrarme con alguien que opine como yo. Vi esta peli el finde pasado y me dejó "sin frío ni calor". Pensé que igual era por las elevadas expectativas con las que la abordaba, pero no le encontré nada especial y en algunos tramos incluso me pareció aburrida (y eso que para mi la lentitud en las pelis no es problema), no me transmitió nada. Me quedé pensando que no entendía tanto bombo y tanto premio, que hay muchas otras que abordan conflictos entre madres e hijas que me gustaron mucho más.
    Vamos que me quedé muy chafada, también con las interpretaciones, vale que Patricia para mi gusto hace un buen papel, pero no es para tanto, yo tampoco conseguir empatizar con ninguna de las dos, ni con la madre ni con la hija. Mira, ahora ya somos dos que vamos a contracorriente
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Tengo ganas de verla, pero igualmente agradezco tu opinión. A mí me pasó con Las niñas. Creo que es una película sobrevalorada. A mí no me dijo gran cosa. En los años noventa yo daba clases a chicos de esa edad y no tenían nada que ver. Los colegios ya eran mixtos. Esa película me recuerda más bien a mis tiempos de escolar allá por los años setenta.
    Espero ver pronto Ane.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Pues también andaba yo detrás de ver esta película así que rebajaré mis expectativas.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola.
    Pues tiene buena pinta y a mí sí me ha llamado la atención así que la veré, eso sí, en versión original para no tener el problema que mencionas con la traducción (ventajas de hablar euskera).
    Respecto a los gaztetxeak (que literalmente significa casa de jóvenes) suelen ser edificios ocupados por jóvenes que los autogestionan, e incluso rehabilitan o acondicionan, y donde suelen realizar actividades socio-culturales dirigidas, principalmente, a los jóvenes pero también para todo aquel quiera participar en ellos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! Siento que no te haya terminado de convencer. La verdad es que en mi caso es una película de la que no había oído hablar y aunque me llama la atención por el tema que trata, es verdad que el tema de las relaciones entre padres e hijos no es nada nuevo ni rompedor.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  10. Nada nuevo, por lo que comentas. Ya había visto el trailer de esta película y no terminaba de convencerme. Y tras leerte, no creo que me anime.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. Hola. Pues ya sabes que yo en materia de cine (y de libros) me fío mucho de ti porque además coincidimos muchísimo. Así que visto lo visto me voy a ahorrar esta peli que no sé por qué yo pensaba que era la adaptación de una novela que tuvo mucho éxito. Cosas raras que se me meten en la cabeza. Una pena porque la historia aunque esté manida podía dar juego si se le hubiera puesto algo nuevo. En fin, una que me ahorro.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. GAztexte no, GAZTETXE (se pronuncia gasteche) y sí, es un centro cultural para jóvenes, o eran, porque ya prácticamente quedan pocos. Por norma general son lugares en donde se reúnen jóvenes de habla exclusiva en euskera y hasta hace unos años, al menos, eran puntos de encuentro de jóvenes con una clara motivación por aspiraciones políticas nacionalistas, aunque no debería ser así tampoco.

    Algo así es lo que te podría explicar..... En mi barrio había uno y hace un montón de años que cerró.

    Sobre la peli, me apetece verla porque me encanta esta actriz pero lo cierto es que no sé si me va a motivar mucho, como a ti....
    BEsos.

    ResponderEliminar
  13. Hola, Marisa.

    Creo realmente que el problema con este tipo de películas es las expectativas que generan. Quiero decir que si tú hubieras visto esta película sin ningún tipo de influencia, en una sala independiente y sin saber nada probablemente lo hubieras encontrado otros matices. Dicho lo cual, el análisis que realizas es muy sólido. A mí la película me gustó sin parecerme tampoco notable. La que sí me gustó y mucho, fue la de Las niñas pero ya te leí y tampoco tenías una buena opinión de ella con carácter general claro. Me parece perfecto ese sentido crítico que tienes al analizar las películas.

    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola!
    No conocía esta peli, pero al leerte me ha dado curiosidad por verla. Aprovecharé que me he hecho Filmin XD
    Lo bueno es que no iré con grandes expectativas.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  15. Yo llevo unos años que apenas puedo ver cine (antes era ya no solo de ver cine en casa, sino de ir al cine así como 2 o 3 veces mínimo al mes... es una de las cosas que más sufro de no tener tiempo para nada), y siempre he sido un poco de ir contracorriente. Películas muy infladas por crítica y público que a mí no me decían nada. Pelis sobrevaloradas las hay a patadas, y me da, por lo que te leo, que "Ane" es una de ellas, ya sea por la historia, por las actuaciones o por el doblaje... Cuando le ves tantas pegas a una peli por tan distintos motivos, es que no funciona como debería, por mucho que digan los premios.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  16. Hola Marisa,
    Gaztetxe viene de Gaztea (joven) y Etxe (casa). De ahí lo de centro juvenil.

    No conocía la película pero tras leer tu opinión creo que no la buscaré.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...