jueves, 4 de julio de 2019

JOSÉ VICENTE ALFARO: 'Mi marca de autor es hacer viajar a lugares exóticos poco tratados en literatura.'

Escribir, publicar y hacerse hueco en el panorama literario es extremadamente complicado. Sin embargo, hay autores que no tiran jamás la toalla, que avanzan muy poco a poco y obtienen resultados positivos como fruto de su esfuerzo y dedicación. En el caso de José Vicente Alfaro, la suerte queda relegada a un segundo plano en favor del tesón que no le falta al novelista onubense. Él solo se ha labrado su camino literario, forjando con ahínco cada una de las ocho novelas que ya tiene publicadas. Amazon fue su trampolín de lanzamiento. Desde esa plataforma se dio a conocer entre los lectores a los que invitó a viajar a lugares poco explorados pero llenos de misterio y culturas milenarias.

Hace unas semanas nos sentamos a conversar con él con motivo de la publicación de su última novela, La fragilidad del crisantemo. En esta ocasión, la obra viene respaldada por la editorial Martínez Roca.

[Imagen cedida por el autor]
Marisa G.- José Vicente, siete novelas publicadas y todas subidas a Amazon, salvo esta última, 'La fragilidad del crisantemo' que cuenta con respaldo editorial. ¿Qué balance sacas de Amazon? ¿Es recomendable? ¿Qué pros y contras tiene?

José A.- Solamente puedo hablar bien de Amazon. Esa plataforma es la que me ha dado la oportunidad de dedicarme a escribir profesionalmente. Si he dado un salto a una editorial tradicional ha sido por diversificar, por sentirme algo más cubierto y por llegar a otros lectores, aquellos a los que les gusta visitar las librerías físicas y leer en papel. Este oficio de escribir tiene bastante incertidumbre salvo que estés en lo más alto. Así que me lo tomo como una inversión, a ver si con suerte la editorial también está contenta y puedo seguir trabajando con ellos. En cualquier caso, esto no quiere decir que vaya a dejar de lado a Amazon. Intentaré combinar ambos caminos de publicación a corto plazo.

M.G.- ¿Y cómo llegas a Martínez Roca?

J.A.- La cosa viene de atrás. Me llamó Espasa cuando ya tenía publicada las dos primeras novelas y me invitaron a Madrid. Allí tuve una reunión con una editora pero en ese momento no me hicieron una oferta muy concreta. Además, por entonces yo estaba muy entusiasmado con Amazon porque me estaba yendo muy bien y veía que igual tenía futuro. Así que en aquel momento tomé la decisión de seguir en Amazon y creo que no fue errónea. 

Sin embargo, hace un año, un agente literario contactó conmigo para convertir mis libros en audiolibros, y él me propuso también buscar una editorial. La idea inicial era publicar alguno de los libros que ya estaban en Amazon. Apareció Martínez Roca para publicar 'La esperanza del Tíbet' pero por diversos motivos no llegamos a un acuerdo. No obstante, se ofrecieron a publicar mi siguiente novela y así nace 'La fragilidad del crisantemo'. Fue una decisión que me costó lo suyo porque asumía ciertos riesgos, como pasa con todo. Al final me lancé a la aventura y aquí estoy. He de decir que la edición es muy bonita. 

M.G.- Una de las características más significativas de todas tus novelas son los escenarios. Eres un autor de escenarios exóticos. ¿Nunca te planteas hacer una novela que transcurra en Madrid o Barcelona?

J.A.- No, ni una novela histórica en Roma o en Egipto porque son escenarios muy trillados. Mi marca de autor es hacer viajar a lugares exóticos poco tratados en literatura. Creo que es un punto de originalidad que tienen mis novelas.

M.G.- Pero imagino que tú tienes un interés personal en esas culturas, ¿no? No solo será por ofrecerles algo original a los lectores.

J.A.- Claro, me gustan las civilizaciones y las culturas antiguas, así que todo lo que sea documentarme y aprender sobre todo eso, me encanta. 

M.G.- Y para ubicar tus historias en esos entornos tan lejanos, una de dos, o hay que viajar a los escenarios o hay leer mucho sobre esos lugares.

J.A.- Por desgracia, no he podido viajar a esos escenarios, así que lo único que he podido hacer es documentarme por todas las vías posibles con el inconveniente de que, en más de una ocasión, hay poca información. De hecho me ha pasado con esta novela. Si te vas al Japón feudal de los samuráis, encuentras todo lo que quieras pero me he buscado una época de Japón muy desconocida porque de la era Heian, no hay casi nada. He tenido que ir recabando la poca información que existe de un lado y otro para formar un mosaico que me permita montar la historia.

M.G.- O sea que has tenido que leer libros a mansalva.

J.A.- A tutiplén, sí. La biblioteca de Humanidades de Sevilla es muy completa y ahí he encontrado unos cuantos libros. Por otra parte, está Internet, donde puedes hallar muchos artículos y reportajes. Claro, te digo que hay pocas fuentes en castellano pero lo mismo en inglés hay muchísimas, lo que ocurre es que no es lo mismo documentarte en tu propia lengua que en una extranjera.

M.G.- Normal ¿Y qué te lleva a escribir la historia que contiene 'La fragilidad del crisantemo'?

J.A.- Todo surge por la necesidad de buscar culturas llamativas. Japón tiene mucho tirón, con una cultura muy atractiva para todo el mundo. Pero claro, el Japón feudal está ya muy trillado. Sin embargo, encontré una época que transcurre entre siglo IX y XII, la era Hendai, con sus propias características. Me pareció muy interesante y pensé que podía darme mucho juego para escribir una novela. 

M.G.- ¿Y qué historia nos cuentas?

J.A.- Como con todos mis libros, lo que pretendo es contar una historia que sea entretenida con la que el lector se lo pase bien y que esté ubicada en ese escenario histórico para que el lector, al mismo tiempo que lee la novela, aprenda sin darse cuenta, de una manera muy sencilla, sobre una cultura concreta. Al final, ese componente didáctico que tienen mis novelas es lo que más valoran los lectores. 

M.G.- Entonces la historia está al servicio de esa función didáctica.

J.A.- Sí, se podría ver así. Y al servicio del contexto histórico, también. Todo lo que ocurre en mis novelas está siempre basado en la mentalidad y en las costumbres de la época. 

M.G.- Tus novelas son ficciones históricas, pero también cuentan con otros elementos de interés. Tienen suspense o incluso, algunas incluyen un hilo romántico. 

J.A.- La novela histórica te permite elegir otros muchos géneros y poder jugar con todos ellos. De este modo, se convierte en un cóctel muy completo.

M.G.- Pero esta novela también tiene un toque fantástico. Aparece una criatura alada de la que me gustaría que me hablaras un poco.

Resultado de imagen de tengu
[Fuente: Ecured.cu]
J.A.- Intento siempre que mis novelas se impregnen de la mentalidad mística que existía en esas culturas hace muchos siglos. En esta época toda la población, tanto la rural como la aristocracia, era muy supersticiosa. Ellos creían en todo tipo de demonios y seres sobrenaturales que pertenecían al folclore japonés desde tiempos inmemoriales. La criatura a la que te refieres son los 'tengu', unos seres mitad hombres y mitad pájaros, que habitaban en la profundidad de los bosques y de las montañas. Cuando pasaban cosas raras, se les atribuía a ellos. 

M.G.- Pero esos 'tengu', según he estado buscando, eran malvados en origen pero con el tiempo evolucionaron a mejor.

J.A.- Sí, efectivamente. Con el paso de los siglos, la percepción que tenía la población sobre los 'tengu' fue cambiando. Lo hicieron incluso físicamente porque al principio tenían como un pico de pájaro y luego ese pico se convirtió en una nariz larga. En la novela aparecen en su concepción más perversa. 

M.G.- Esa criatura se aparece ante dos hermanos pero hay más personajes: Asatori, un campesino, Katsumi, una dama erudita, y Tokinobu, un agente de la guardia ciudadana. Son tres estamentos diferentes. ¿Cómo se relacionan?

J.A.- Es una novela coral, pero estos tres personajes que has nombrado son los que llevan el peso de la trama. Cada uno de ellos pertenece a un estamento distinto, efectivamente. Ellos, al principio, no se conocen y no tienen nada en común pero, conforme la historia avanza, iremos viendo cómo sus vidas se entrecruzan pero no te desvelo más nada. Solo te comentaré que el lector va a encontrar diversos giros argumentales que no se espera.

M.G.- Y si hablamos de la estructura, la novela está dividida en varios bloques. Cada una de esas partes, en consonancia con el escenario de la novela, se inicia con un poema de un poeta japonés. No sé si los has buscado ex-profeso o es que también lees poesía japonesa.

J.A.- Una de las características más destacadas del Japón clásico de la era Hendai era la poesía. Tenía muchísima importancia entre las clases altas, tanto que solían intercambiarse poemas. Se trata de composiciones muy cortos, de tres o cuatro versos, sin rima que se llaman 'wakas'. Son los antecesores de los 'haikus'. La poesía también tiene su importancia en la novela y por eso me pareció muy interesante iniciar cada bloque con un poema clásico japonés de aquellos tiempos.

M.G.- ¿Y qué impresión te causó encontrar en la faja las palabras de Juan Gómez-Jurado?

'Un extraordinario viaje al Japón clásico, repleto de intriga, emociones y personajes inolvidables. Juan Gómez-Jurado'

J.A.- Para mí fue una sorpresa y una alegría inmensa. No lo conozco personalmente pero se lo agradezco sinceramente porque demuestra mucha generosidad.

M.G.- Es buen aval. Pero José Vicente. de todas las novelas que has escrito y de todos los escenarios en los que te has metido, precisamente por lo que hablábamos antes, por la carencia de documentación, ¿cuál ha sido el más difícil?

J.A.- Es difícil elegir porque me he metido en muchos líos. A nivel de documentación 'El último Anasazi' fue muy difícil. De esa cultura hay poquísimo  y menos aún, en español. Sin embargo, con otras novelas lo que me costó más fue trasladar la mentalidad de la época. Por ejemplo, con 'El laberinto del hindú' fue muy complicado explicar cómo pensaban, todo lo relativo a las castas o intentar hacer comprender el hinduismo. Eso me costó muchísimo. 

M.G.- José Vicente, sé que tienes mucha vinculación con los blogs literarios porque en ellos has encontrado mucho respaldo. En cierto modo, hay una correspondencia mutua, hasta el punto de citarlos en los agradecimientos. 

J.A.- Sí. Cuando publiqué la primera novela en Amazon, no me conocía nadie y ni siquiera tenía redes sociales. Y empecé contactando con blogs. Poco a poco empecé a recibir respuestas positivas y una buena acogida. Siempre estaré agradecido a los blogs porque me dieron visibilidad.

M.G.- Y por último, ¿qué otros escenarios tienes en mente para ubicar tus novelas?

J.A.- Todavía hay muchos, muchas culturas excluyendo las más típicas pero no te voy a mencionar ninguna concreta.

M.G.- ¿Eso quiere decir que no estás trabajando en la próxima?

J.A.- Todo lo contrario. Es que no te quiero dar pistas.

M.G.- (Risas) Vale, vale. 

J.A.- Pero te garantizo que hay muchas civilizaciones por ahí todavía.

M.G.- De acuerdo. Esperaremos entonces. Quiero darte las gracias por estos minutos que has compartido conmigo. Te deseo muchísima suerte.

J.A- Gracias a ti.

Si paseáis regularmente por la blogosfera seguro que habéis encontrado más de una reseña sobre La fragilidad del crisantemo, una novela que cuenta con diversos puntos positivos por lo que la recomendación lectora queda expuesta sobre la mesa.



Ficha novela

Editorial: Martínez Roca.
Encuadernación: Rústica con solapas.
Nº Páginas: 360
Publicación: Abril, 2019
Precio: 17,90 €
ISBN: 978-84-270-4523-1 
Disponible en e-Book
Puedes empezar a leer aquí.
Ficha completa aquí.










2 comentarios:

  1. A estas alturas ya me da hasta vergüenza tener que reconocer que no leo a Alfaro 😕 todos los libros suyos que caen en nuestras manos pasan a mi compañero, intento hacerme la locatis y no leerlos y no sé porqué... algún día tendré que cambiar esto 😲

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. No he leído esta última novela de Alfaro, pero si todas las demás. La entrevista da en el clavo, lo que espera el lector cuando lee un libro de Jose Vicente es precisamente eso, que nos traslada a lugares y culturas lejanas. Sin duda lo leería si cae en mis manos. Un abrazo y gracias por la entrevista.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...