viernes, 6 de julio de 2018

EL PRÍNCIPE FELIZ de Oscar Wilde

El Príncipe Feliz

Editorial: SM.
Fecha publicación: 2015.
Precio: 14,94
Género: Cuento ilustrado.
Nº Páginas: 56
Encuadernación: Cartoné.
ISBN: 9788467586152

Autor


Dublín, (1854-1900). Oscar Wilde conoció el éxito desde sus comienzos gracias al ingenio punzante y epigramático que derrochó en sus obras, dedicadas casi siempre a fustigar a sus contemporáneos. Defensor del arte por el arte, sus relatos repletos de diálogos vivos y cargados de ironía provocaron feroces críticas de los sectores conservadores, que se acentuaron cuando Wilde fue acusado y condenado por su homosexualidad, lo que originó el declive de su carrera literaria y de su vida personal.


Sinopsis


Este álbum ilustrado es una adaptación del cuento infantil de Oscar Wilde "El Príncipe Feliz". La adaptación y la ilustración son obra de Maisie Shearring, la ilustradora inglesa ganadora del Premio Internacional de Ilustración Feria de Bolonia-Fundación SM 2015.


[Información tomada directamente del ejemplar]
 

Ahora que los niños están de vacaciones, que la inmensa mayoría intentará colocarse delante de la televisión todo el día o invertir sus horas libres en jugar a videojuegos sin están en la ciudad, ¿por qué no aprovechar y acercarlos a los libros? Sorprende la oferta infantil y juvenil actual. Hay tantos libros en el mercado para los más pequeños y los más jóvenes, tan variados y tan atractivos, que incluso a mí como adulta me apetece a veces adquirir algún ejemplar.


Podemos optar por cuentos clásicos u otros más contemporáneos. La cuestión es convertir los libros en una fuente de entretenimiento y aprendizaje. Y para ello se me ha ocurrido hablaros de un cuento infantil escrito por un autor muy reconocido. Hoy vengo a hablaros de El príncipe feliz de Oscar Wilde, un cuento del que he oído hablar mil veces pero que no había leído hasta ahora.

El príncipe feliz narra la historia de una estatua y una golondrina. En una ciudad indeterminada, aunque del norte de Europa, ocupaba un lugar principal la estatua de un príncipe feliz. Era una escultura cubierta de oro fino, con dos zafiros en el lugar de ojos y un gran rubí en la empuñadura de su espada. Todo el mundo admiraba la estatua, ejemplo de la ciudadanía que la contemplaba con embeleso. 

Por otra parte conoceremos a una golondrina. Despistada del resto de las aves que habían empezado a emigrar hacia lugares más cálidos, nuestra golondrina, algo engreída, protestona y atrevida, andaba enamorada de un junco que parecía asentir a todo lo que el ave preguntaba hasta que, cansada de su laxitud, emprende el vuelo y acaba en los pies de la escultura. Creyéndose protegida del frío que se inicia comienzan a caerle gotas. Al principio creerá que se trata de lluvia pero cuando mira hacia arriba, hacia el rostro de la estatua, comprende que está equivocada. Bueno, no sé si muchos habréis leído este cuento o no pero no quiero destripar más la historia. Ocurrirán muchas más cosas, algunas muy tristes pero, tratándose de un cuento infantil, el final no puede ser más que un bonito, alegre y feliz colorín colorado. Vayamos a la parte instructiva.

El príncipe feliz es una historia sencilla pero que encierra un montón de enseñanzas. De entrada pretende hacer entender que no todo es lo que parece ni debemos dejarnos llevar por las apariencias. El exterior no siempre corresponde con lo que procesiona por dentro, de ahí que, la majestuosidad y suntuosidad externa de la escultura se contrapone con la tristeza interior, el oro de fuera con el bronce de dentro, material con el que eshecho el corazón de la estatua.

La historia quiere además mostrar las desigualdades sociales. Se hace hincapié en la felicidad de aquellos que lo tienen todo, como era el caso del príncipe cuando estaba vivo, siempre rodeado de lujo y riqueza, ajeno a lo que ocurría más allá de los muros que delimitaban su palacio. Pero, una vez muerto, y colocado en una posición desde donde puede verlo todo, se da cuenta que la vida no es tan bonita para todo el mundo. El príncipe entiende que hay mucha gente que sufre y padece en la ciudad, niños que tienen hambre y sed, madres que se ven desesperadas porque no poder alimentar a sus hijos, jóvenes que intentan labrarse un futuro pero todo son contratiempos, o niñas que tienen que trabajar a la intemperie. Conmovido, el príncipe hará todo lo posible por ayudar a esas personas aunque para eso tenga que hacer un sacrificio, dar sin pedir nada a cambio, lo que supondrá que pierda sus estatus y posición pero toda entrega desinteresada tiene su recompensa.

En resumen, El príncipe feliz nos habla de las diferencias entre unos y otros, de la importancia de ayudar al prójimo, de la necesidad de dar lo que tenemos porque el que tiene más debe compartir con el que tiene menos, y que todo eso, toda buena acción, siempre tendrá una recompensa. Este es el mensaje esencial que el cuento quiere transmitir a los lectores, unos valores que, en la época en la que Oscar Wilde escribió este cuento (1888) eran tan importantes como lo siguen siendo hoy. Estamos en un mundo en el que se han perdido los principios más fundamentales, en el que el egoísmo y la avaricia gobierna nuestros corazones mientras miramos hacia otro lado cuando nos enfrentamos a la pobreza. Por eso, son muy importantes historias como esta que rescaten la que debe ser la auténtica naturaleza del ser humano. 

El príncipe feliz es un cuento que toca el corazoncito del lector, incluso el de los adultos, como así le ocurrirá a la golondrina que, conmovida por la tristeza del príncipe, decidirá renunciar a tierras más cálidas con tal de ayudar en lo que pueda. Y sí que es verdad que se describen escenas muy lastimosas pero el final, la moraleja que nos enseña este cuento, reconforta el corazón.

Suele ser habitual que los cuentos estén ilustrados. En esta edición de SM, las ilustraciones corren a cargo de Maisie Shearring, una ilustradora inglesa que aporta a la narración su visión a través de dibujos con poca profundidad y perspectiva pero llenos de detalles






En el mercado existen muchas ediciones de este cuento que se ha llevado al teatro en muchas ocasiones o del que se han hecho películas animadas, muchas de las cuales puedes encontrar en Youtube. Sea como fuere, en el formato que elijais, es una historia bonita que mostrar a los niños.

El príncipe feliz no fue el único cuento que escribió Oscar Wilde. A esta historia se unen otras tantas moralizantes que puedes encontrar aglutinadas en un mismo volumen. Un buen regalo para las vacaciones de verano.







 
[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:


11 comentarios:

  1. Hola Marisa, he leído alguna obra de Wilde y me suele gustar bastante cómo describe y trata la historia, esta no la he leído, pero me la apunto tras leer tu reseña. Besos

    ResponderEliminar
  2. Parece una interesante lectura, gracias por el descubrimiento por lo que leo veo que es uno de esos libros que hay que leer sí o sí.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  3. Mi cuento favorito de mi infancia! Una historia, como bien dices, llena de enseñanzas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. No he leído nada del autor, lo reconozco, ni sus famosas novelas y
    ni este cuento infantil del que no había oído hablar. Me han entrado muchas ganas al menos de verlo, de leerlo no sé si tanto porque si es triste y hay que esperar al final...
    El caso es que me lo apunto en la lista de libros a fisgar.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. A mi es que los libros ilustrados me chiflan y la historia de este me parece preciosa y no me sonaba de nada! voy a ver si investigo un poco más sobre ella
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Hola Marisa!! Recuerdo esta historia, como lloré la primera vez que la leí. Me pareció bella y desgarradora al mismo tiempo. ¡Estupenda reseña! Nos leemos!! Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Es verdad que ahora la variedad infantil es increible, cuando yo açun no había estas chuladas pero sí que viví todo este boom con mi hermana pequeña.

    Me parece una preciosidad de cuento, la ilustración, la historia, que sea un clásico...vamos que dan ganas de comprarlo y buscar a alguien para regalárselo ;) Yo a ver si me pongo al día con los clásicos y me estreno con el autor, que no recuerdo haber leído nada de él.

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. He leído todo del autor, y casi toda su obra durante la adolescencia y juventud, y este es concreto me gustó mucho, si a eso le sumamos esta edición tan bonita, se me hace la boca agua, jajajaja.

    Besitos cielo.

    ResponderEliminar
  9. Pues no lo conocía pero pinta muy bien y más en esa edición
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Un cuento que no conocía. Seguro que es una fantástica historia con la que se puede aprender/recordar muchos valores. Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...