viernes, 7 de enero de 2022

SE AVECINAN CAMBIOS IMPORTANTES

Pasados los días navideños, de los que espero hayáis disfrutado mucho y en familia, toca retomar la actividad del blog tras este paréntesis vacacional. Pero, como ya venía anunciando antes de las Navidades, Lecturápolis va a sufrir un cambio radical en su planificación. El pasado mes de marzo me lié la manta a la cabeza y me puse a estudiar. Es mi tercer intento. Tratar de compaginar la casa, la familia, el trabajo, el ocio, el blog (con todo lo que eso conlleva) y los estudios siempre me ha resultado imposible. Entre leer apasionantes novelas y ponerme a estudiar, terminaba decantándome por los libros (los literarios) pero, desde marzo he conseguido mantener cierto equilibrio y llevarlo todo adelante. Eso sí, quitándome horas de sueño, principalmente.

La cuestión es que la fecha del examen se acerca inexorablemente y ahora toca dedicar la inmensa mayoría de mi tiempo libre a unos hermosísimos temas que llevo cogidos por los pelos. Por lo tanto, si hasta ahora publicaba una entrada a diario, entre reseñas de libros, películas, entrevistas y presentaciones, la actividad del blog se va reducir significativamente, básicamente porque mi tiempo para la lectura alcanzará niveles de subsuelo. Tanto es así que llevo con el mismo libro desde que empezaron las navidades y me queda más de la mitad todavía. 

Y como supuestamente me caerá el examen sobre la cabeza entre abril y junio, a partir de ahora solo vais a encontrar, como mucho, dos entradas a la semana en este espacio, una dedicada a la literatura -reseña, entrevista o presentación-, y otra dedicada al cine. Esto será así hasta mes y medio antes del examen, momento en el que Lecturápolis cerrará temporalmente sus puertas.

En principio, y mientras no surja ningún contratiempo adicional, esta es mi idea. 

Aprovecho para comentaros que el Reto Autores de la A la Z 2022 saldrá este fin de semana. Algunos ya me habéis enviado el correspondiente correo electrónico y confío en poder organizar el debido sorteo durante este mes de enero. Si no es así, tened paciencia conmigo. Mis neuronas están funcionando a tope y acabo agotada.

No tengo nada más que contaros. Seguiré pasando por vuestros blogs cada domingo como venía haciendo hasta ahora, y seguiremos en contacto por redes sociales. ¡Ale, me pongo a estudiar!







21 comentarios:

  1. Ánimo con el estudio guapa que tu puedes;si hay que reducir horas al Blog se reducen y una vez pasado el examen ya volverás en todo tu esplendor. Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Marisa!

    Pues nada, mucho ánimo con el estudio y te deseo toda la suerte del mundo con el examen :D
    Nosotros seguiremos encantados de leerte de vez en cuando, aunque sea menos a menudo que de costumbre ^^

    ¡besotes!

    ResponderEliminar
  3. Es comprensible, pero lo primero es lo primero!!
    Mucho ánimo, que antes de que te des cuenta, ya ha pasado el examen! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Muchos ánimos con los estudios, te seguiremos a ver qué nos cuentas, por supuesto, aunque reduzcas las publicaciones. Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Enhorabuena por la decisión! Espero que vaya muy bien ese examen. Intentarlo ya es un éxito, conseguirlo es mejor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, Marisa!
    ¡Qué buena noticia! Mandela decía "Siempre parece imposible hasta que se hace".
    Te felicito por la decisión que tomaste y te deseo mucho éxito en tus estudios.
    Aprovecho para comentarte que me apuntaré nuevamente al reto Reto Autores de la A la Z ;)
    Un besote.

    ResponderEliminar
  7. No sabía que estabas estudiando. Mucho ánimo y mantén la constancia. Verás cómo lo consigues.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Pues estudia mucho y disfrútalo. Yo me había planteado también estudiar tras la jubilación. Tengo a medias la carrera de Geografía e Historia (así se llamaba cuando la empecé hace ya muchos años), pero después decidí que prefería dedicarme a leer y al blog. No obstante, la espinita sigue ahí y de vez en cuando pincha y escuece.
    No te preocupes por el sorteo ni por nada. La vida es mucho más que esta afición que nos une a muchos y hay que dedicarse a otros proyectos además.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Ánimos Marisa. Cuando estudiaba me impuse el no leer novela, bajo ningún concepto. Así que te deseo mucha concentración, mucho trabajo y un poco de suerte, que también influye. Besos

    ResponderEliminar
  10. Mucho ánimo con los estudios. Eeres una valiente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Pues no te hago perder más tiempo y solo te digo que suerte. Besos

    ResponderEliminar
  12. ¡Mucho ánimo con los estudios! Venga que tú puedes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Mucho ánimo, Marisa y que tus proyectos salgan adelante en lo que te propongas.
    Lo que nos traigas en Lecturapolis sean una, dos entradas y descansos incluidos (del blog) son comprensibles y más cuando lleguen los exámenes.

    Besos y suerte.

    ResponderEliminar
  14. Ánimo, Marisa, mucha fuerza con los estudios. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. ¡¡ENhorabuena!! Ese esfuerzo tendrá su recompensa, no me cabe ninguna duda. Toda mi admiración y mi ánimo para llegar a buen puerto.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Suerte y ánimo con los estudios, Marisa. A propósito ¿de qué son? Te diré que estudiar algo que guste es una ocupación preciosa, fantástica y divertida. Y mucho más cuando se hace por decisión propia y no por obligación.
    Un beso muy fuerte, amiga

    ResponderEliminar
  17. Mucha fuerza, Marisa, estoy segura de que todo tu esfuerzo y dedicación tendrá su recompensa. Admiro muchísimo a quienes conseguís sacar tiempo para oposiciones teniendo trabajo, familia, etc... Es normal que tengas que quitarle horas al blog, de hecho me asombra que incluso consigas sacar tiempo para un par de entradas semanales. Lo dicho, toda mi admiración.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  18. Ánimo, Marisa que tú puedes. ¡Mucha suerte!

    ResponderEliminar
  19. No sabía que estuvieras estudiando... ¡¡ánimo bonita!!, eres mi ídola 😃👏🏼👏🏼

    ResponderEliminar
  20. Pues nada, a armarse de paciencia y a hincar los codos, mucho ánimo.
    Respecto a la actividad bloguera, recuerdo que en nuestro primer año de blog publicábamos varias entradas a la semana y, con el tiempo, me di cuenta de que nos pesaba, porque el compaginarlo con las obligaciones diarias acababa convirtiéndose en casi una obligación. Y entonces llegó un momento en que cambiamos el chip y pasamos a publicar una sola entrada por semana. A veces a pequeños sorbos se saborea mejor.
    Lo dicho, mucha fuerza, ya verás como te merece la pena el esfuerzo.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...