viernes, 1 de febrero de 2019

EL ENIGMA DEL EVANGELIO 'TRIANA' de Julio Muñoz Gijón

Resultado de imagen de el enigma del evangelio triana
Editorial: El Paseo.
Fecha publicación:  noviembre, 2017.
Precio: 16,00 €
Género: Narrativa.
Nº Páginas: 208 
Encuadernación: Tapa blanda con solapa.
ISBN: 978-84-948112-7-2



Autor

Julio Muñoz Gijón @rancio (Sevilla, 1981) ha trabajado años como reportero de televisión y es experto en medios digitales. Es autor de una saga de libros que mezclan humor y novela negra: El asesino de la regañá, El crimen del palodú, El prisionero de Sevilla Este, El misterio del perro, la mermelada y el cantante, Un hombre-lobo en El Rocío (El Paseo, 2016). Su universo ha inspirado la serie de televisión Brigada de fenómenos y la obra de teatro El asesino de la regañá. También ha publicado un libro ilustrado para niños, La mejor ciudad del mundo (El Paseo, 2017), junto al dibujante Patricio Hidalgo; y tiene su propia agenda, 2018. El año del altramuz (El Paseo, 2017). Actualmente conduce el magazine nocturno de Canal Sur Radio "Abierto a las diez".

Sinopsis

En el popular barrio de Triana hay un dicho sobre el grado de verdad de cualquier sentencia que un tercero entona por derecho: eso es "lavangelio". Pocos saben que esa misteriosa expresión sevillana tiene un origen insospechado. Los inspectores Jiménez y Villanueva están a punto de decubrirlo. Pero antes nuestros héroes tendrán que enfrentarse a un secreto que ni el del Código Da Vinci.

Una serie de crímenes, ejecutados de horrendas maneras, mediante la suerte e la "cruda", están cebándose con gentes cercanas a la hermanda de Serva La Bari, guardiana de las esencias de más pura sevillanía. El asesino parece estar buscando algo desesperadamente, un extraño documento apócrifo que custodian miembros de esa ancestral cofradía y que, al parecer, desvelaría los verdaderos hechos y lugares de la vida de Cristo... y también las ocultas razones por las que la Gracia se ha mantenido firme en Sevilla durante tantísimo tiempo.

[Información tomada directamente del ejemplar]


Fue en 2013 cuando descubrí a Julio Muñoz Gijón. Hacía tiempo que tenía noticias suyas, que me llegaban revuelos de un tal rancio que la estaba liando en Twitter y sentí curiosidad. Por entonces comentaban que tenía guasa y que era un tipo ingenioso. Al poco tiempo vio la luz su primer libro, algo de un asesino y una regañá, una combinación que me hizo tanta gracia que no pude resistirme. Lo leí y a raíz de entonces, tras conocer a la pareja de investigadores más inusual de todos los tiempos -Jiménez y Villanueva-, no me he perdido ni una sola de sus aventuras. 

Después de aquel asesino de la regañá, llegó un crimen perpetrado con un palodú (¿entendéis lo de la guasa?), para posteriormente contarnos una historia ubicada en un barrio sevillano tan lejano que allí da la vuelta el viento. Continuó con el relato de un cantante y su perro, consiguió hacer pasear a un hombre-lobo por el Rocío, y terminó por perfumarnos con aroma a adobo, historias todas ellas que han pasado por este espacio y que me lo han hecho pasar realmente bien. Recuerdo el impacto que me acusó su primera novela, las carcajadas. Aquella primera impresión me animó a seguir con las restantes entregas, algunas más localistas que otras, algunas más divertidas que otras. Es cierto que aquella primera sensación se difumó levemente con cada entrega, pues me fui acostumbrando al humor del autor. Aun así, yo seguía enganchada a las peripecias de Jiménez y Villanueva y ahora, tengo que confesaros que Julio Muñoz ha vuelto a sorprenderme como la primera vez. Ha conseguido algo que creía imposible, superarse, y lo ha hecho con El enigma del Evangelio 'Triana', una sucesión de carcajada tras carcajada. 

La historia arranca en Milán cuando, tras examinar con rayos X La última cena de Leonardo da Vinci,  descubren que existe un decimotercer apóstol que ha estado oculto deliberadamente bajo capas de pintura. Antonio Acosta, profesor de Historia del Arte en Roma ya lo sabía. Llevaba años advirtiendo de la existencia de un amigo íntimo de Jesús, otro apóstol más no mencionado en ningún texto bíblico. Sin embargo, la Iglesia nunca quiso prestar oído a sus teorías, escudándose en calificarlas con chifladuras de un viejo loco. No obstante, de ser verdad todo lo que Acosta aseguraba, los pilares del cristianismo se tambalearían. 

Este descubrimiento pone a la Iglesia en peligro y como consecuencia Acosta es asesinado. El relevo lo tomará su alumna, Lucía, una joven que preocupada por el fin de su profesor, comienza a investigar y llegará a Sevilla donde conocerá a nuestros queridos Jiménez y Villanueva. Junto a ellos vivirá una aventura llena de peligros pues tendrán que enfrentarse a un asesino despiadado que no hace más que soltar latinajos y emplea un arma muy taurina. Por otra parte, y como no podía ser de otra manera, en esta historia también tendrá su parte de protagonismo la conocidísima Serva La Bari, cuyos miembros están en el punto de mira del asesino. El objetivo de toda esta aventura es hacer público las verdaderas raíces de Jesús y destapar su auténtica identidad. 

La historia que nos plantea Julio Muñoz en El enigma del Evangelio 'Triana' es una absoluta locura, un disparate de dimensiones desorbitadas, pero ahí radica la gracia de todo este entuerto. Las teorías que se esgrimen en esta novela no tienen desperdicio alguno pero también os diré que desarrolla ciertos argumentos a los que, en realidad, no le falta nada de razón. No voy a entrar en detalles por no desvelar parte del argumento y destrozar el factor sorpresa pero hay muchas cuestiones sobre Jesús que nunca me había planteado y que los protagonistas de esta historia sacan a la luz. Lo mismo ocurre con Sevilla, una ciudad mariana con unos privilegios sobre los que jamás me había cuestionado.

Siguiendo una estructura en la que se alternan los hechos que suceden en Roma y los que se ubican en Sevilla, el lector va a volver a reencontrarse con  Jiménez, una fuente inagotable de chistes y chascarrillos. En esta ocasión, pocos son los que conocía y muchos los que me han hecho carcajearme bien a gusto. Hacía mucho tiempo que no me reía tanto. Tiene mérito esto de hacer reír y más si es a través de un texto escrito pero Julio Muñoz lo consigue gracias a un personaje que perfectamente podría ser carne de cómic, -a veces me ha recordado a Mortadelo y sus ocurrencias-. Pero nuestro policía favorito inicia esta andadura un tanto mustio. La comisaria -¡bien por esa mujer!- lo tiene castigado. Y es que Jiménez la lía parda allá donde va. No obstante, es de recibo reconocer que es sagaz, además de conocer Sevilla y a sus sevillanos mejor que nadie, algo muy importante para la investigación.

Por su parte, a Villanueva habría que nombrarlo hijo adoptivo de esta ciudad. Aunque le costó lo suyo amoldarse a  nuestra idiosincrasia, ha pateado tanto las calles de Sevilla y ha tenido tan buen cicerone, que ahora siente esta ciudad como algo suyo. Así lo demuestra al recibir la llamada de Jiménez para incorporarse a la búsqueda del asesino.

Ellos serán los personajes principales de esta nueva entrega, junto con el criminal que lleva por nombre Calígula, el arzobispo Carlos, o toda la nómina de Serva La Bari entre los que no faltan propietarios de clubes deportivos, cantantes o algún torero retirado. Y como otro protagonista más, el barrio de Triana. Son muchos los lugares que se mencionan de este arrabal,  puntos estratégicos conectados con la trama o escenarios de los crímenes. 

Como he comentado en otras ocasiones, dado el carácter de la novela, está claro que los sevillanos le vamos a sacar el máximo partido pero me consta que los libros de Julio Muñoz se leen y se disfrutan en toda la geografía española, por lo que no hay ningún problema si no conoces esta ciudad. 

Con capítulos cortos, alguna que otra ilustración para seguir la senda abierta por las anteriores entregas, un humor destornillante, unos personajes divertidos y una trama propia de los hermanos Marx, El enigma del evangelio 'Triana' me lo ha hecho pasar realmente bien. Para ser más exactos, y haciendo uso de una expresión muy de aquí, es una novela descojonante, así que, no puedo más que recomendártela. 







 

[Fuente: Imagen de la cubierta tomada de la web de la editorial]

Puedes adquirirlo aquí:


12 comentarios:

  1. 😖😖😖 Lo sabia, si te leía no tendría escapatoria ¡Mecaguen 🤬 y también en 🦂 y mil veces en 👹...!
    Nada, que me lo llevo.

    Besitos cielo 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. Hola
    Tiene buena pinta, no sabía ni de la exitencia del autor ni de estos libros, pero igual les doy una oportunidad. Yo también quiero reirme
    Besos
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que leí su primer libro y me reí un montón y tengo en digital hace tiempo el del palodú y no sé a que espero para leerlo porque sé que me va a gustar igualmente. Se te quedan por ahí rezagados y lo vas dejando. A ver si lo recupero porque pasas con este autor un buen rato.

    Bs.

    ResponderEliminar
  4. He leído tres novelas suyas y me encantaría leer también ésta. Me lo paso en grande con él
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Le tenía echado el ojo al de la regaña, pero al final no lo leí. Humor, asesinatos e intriga me llama. Me lo apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Qué interesante Marisa, después de leerte no puedo irme sin llevármelo anotado, me llama mucho la atención. Besitos

    ResponderEliminar
  7. Me alegra que lo hayas disfrutado, yo no lo veo para mí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Todavía no he probado con él, y me gustaróa probar con el de El Rocío, hasta entonces...Un besote!

    ResponderEliminar
  9. No me llama mucho, creo que lo dejaré pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Todo aquel dispuesto a leer algún libro de Julio Muñoz debe de empezar desde “El asesino de la regañá”, pasar por el segundo que fue “El crimen del palodú”, pasar al tercero “El prisionero de Sevilla Este”, el cuarto “Un hombre lobo en el Rocío”, y ya entonces comprenderéis la historia completa de estos dos agentes de policía tan peculiares.

    Eso si, para entender la saga hay que saber un poco sobre lo nuestro, eso que todos ya sabemos... lo mas grande del mundo, Sevilla y sus cositas... 😉

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...